Día del Barrio:La ley 725, sancionada el 14/12/2001, de la legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dice:Institúyase el día 1º de Abril de cada año como el»Día del Barrio de Balvanera».Comuna 3: Balvanera y San Cristóbal

Los Fundamentos del Proyecto de Ley presentado por la legisladora Beatriz Baltroc dicen: 

«Sr. Presidente:

Los orígenes  del barrio de Balvanera se remontan a la segunda mitad del siglo XVIII, más precisamente  el 7 de diciembre de 1797, cuando el matrimonio formado por Antonio González Varela  -apodado Miserere –  y su esposa Josefa Ramírez  donaron una parte de sus tierras para la construcción de un hospicio que sirviera de albergue  a los misioneros franciscanos.

Se sabe  que ya en 1807, junto al hospicio, se estaba levantando la primitiva Iglesia de Nuestra Señora de Balvanera y que ya se había terminado en 1810. Lo que se ignora es la fecha  exacta  de su inauguración. De todas maneras, el término «Balvanera» no  era «vox populi»;  al lugar y sus  alrededores se los conocía más por  el apodo de Antonio Gonzalez Varela «Miserere». Así, se hablaba del «Hospicio de Miserere», de la «Capilla de Miserere», de la «Escuela de Miserere», del «Barrio  que llaman de Miserere», de los  «Mataderos de Miserere», etc.

El 1º de Abril de 1833,  respondiendo a un pedido formulado inicialmente en 1811, y reiterado en 1831, el Vicario Apostólico Monseñor Dr. Mariano Medrano y Cabrera, erigió la Parroquia de Nuestra Señora de Balvanera, cuyo territorio estaba limitado aproximadamente y en términos actuales,  por Santa Fe,  Ayacucho, Sarandí,  el Riachuelo, Boedo  y Medrano.

Con el tiempo a esa jurisdicción  eclesiástica  – ya  más reducida en su extensión –  se le fue superponiendo la parroquia civil y como consecuencia de ello, se comenzó en el siglo XIX a designar Jueces de Paz, comisarios y otras autoridades para esa «parroquia». Su nombre adquiriría más tarde un gran peso político, quizás porque allí vivieron Alem  e Yrigoyen. No olvidemos que la quinta de Leandro Antonio Além  estaba entre las actuales calles Rivadavia, Matheu, Hipólito Yrigoyen y Alberti, frente a la que fuera de Miserere y  después de Tomás Rebollo.

Como lo han señalado varios historiadores, la erección de la parroquia, puede considerarse como un acto fundacional, ya que a partir de entonces, lo que era sólo el nombre de una pequeña capilla, se transformará en la denominación de una zona de la ciudad.«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *