Hoy es martes 21 de agosto de 2018 y son las 02:42 hs. ULTIMOS TITULOS: Federico Delgado, sobre los cuadernos: ?Es el desafío más importante para la justicia desde el juicio a las Juntas de los '80? / Jorge Rial deslizó que Marcelo Tinelli podría presentarse como jefe de Gobierno porteño y Horacio Rodríguez Larreta como presidente / Graciela Fernández Meijide: "Una parte de la sociedad no pide flan, pide pan" / Las lecciones que los Mil Kilómetros les dejaron a los dirigentes y a los pilotos / Novak Djokovic, de estar groggy a volver a ser un peligro para todos / Quién es Matías Pellegrini: el volante zurdo de Estudiantes que le convirtió a Boca ya vale 20 millones / Por qué para la UEFA Lionel Messi no está entre los tres mejores / Lothar Matthäus: "El problema de la selección argentina en el Mundial fue que siempre se la devolvían a Messi" / María Eugenia Vidal: "El 'roban pero hacen' se agotó en la Argentina" / Marcos Peña, sobre los cuadernos de las coimas: "¿Qué incentivo hubieran tenido Daniel Scioli y Carlos Zannini?" / Murió Chicha Mariani, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo / Fin al liderazgo de Boca, que durante 20 meses dominó al fútbol argentino con autoridad / José López dejó la cárcel de Ezeiza, volvió a dormir y está con ayuda psicológica / Cuadernos de las coimas: analizan 30 llamados sobre bienes y dinero derivados de la corrupción / Quién es Jimmy Bennett, el joven que acusó a Asia Argento de abuso sexual / El segundo emisario del arroyo Vega ya es un túnel de 600 metros / Graupel, el fenómeno meteorlógico que cayó ayer sobre Buenos Aires / #21A: mañana habrá una marcha para reclamar "desafuero y allanamiento" para Cristina Kirchner / Perlitas que dejó la racha de Boca puntero: triunfos, datos y apenas dos sobrevivientes del primer partido / En Cambiemos rechazan el proyecto para que las empresas financien las campañas /
8 de junio de 2015
Golpe al estado de gracia
Las miserias humanas se suceden en lo cotidiano. La sociedad está infiltrada por un terceto que no cesa en su accionar. La ira, la envidia y la avaricia nos demuestran que su presencia se consolida muy a pesar nuestro.

Por Gabriel Princip

Como aliados permanentes, el orgullo y la soberbia hacen su trabajo en las alicaídas cabezas trazando un cuadro de situación por demás confuso. Igualmente no están solas, el odio dispuso conquistar los medios con un solo objetivo, que la alegría sea vulnerada. Y en reuniones con sus miserables aliados dijo, “si nos unimos daremos un golpe blando al Estado de Gracia en que permanece la gente”.

La soberbia votó a favor del plan del odio, “es más, ya convencí a la lujuria, la mentira y el resentimiento para que nos acompañen, y la tristeza, que en la actualidad no suma mucho, también se prende”, aseguró la soberbia.
El estado de gracia está a cargo de alguien que nos repite, ni una menos y la gracia es el otro. En el día a dia trabaja para que la alegría este presente y no sea derrotada por aquellos que pretenden demostrar que este estado es solo un relato.

La humildad se acaba de dar un baño y tentó a sus compañeros de ruta a colmar una plaza y permanecer en movilización constante. El odio, se reunió con la ira y la envidia para colmar los medios de comunicación con sus frases apocalípticas. La tristeza estaba triste y la mentira a la orden del día.

La avaricia envió un tuit a la gula y la pereza para que se hagan presentes en los festejos cuando la alegría sea derrotada. La gula dijo, “estoy con ustedes pero falta”, la pereza aseguró “cuenten conmigo, pero sería más útil cuando el estado de gracia caiga por fin y nos hagamos cargo del gobierno, no vamos a creerle a la mentira que habla de gestión y trabajo”.

La envidia, envidiando a la ira, se enojó. Las miserias sólo la tenían presente para que se pasee por los medios que el odio domina. Todas las miserias reían al unísono, “la interna se las ganamos a los pecados capitales, gritaban y ellos se encargarán del resto”. El orgullo, orgulloso de ser barra brava de la soberbia. La avaricia, la ira, la lujuria tenían el aliento permanente de la mentira. El odio, solo odiaba con sus medios dominantes. El gran problema era la tristeza, que estaba triste porque la alegría parecía imponerse a pesar del gran trabajo de la mentira en las encuestas.

El estado de gracia en la realidad no era afectado. La humildad era un aliado permanente y la alegría no solo era brasilera. Pero todo tiene un final, todo termina, inútil entender que es eterna la vida. El odio realizó su mayor esfuerzo. Convoco a una gran unión entre la ira, la envidia, la avaricia, la lujuria, la gula , la soberbia y la pereza para dar el golpe final al Estado de gracia, con la ayuda de la mentira y la tristeza.
“Todos unidos triunfaremos”, gritó la soberbia de la mano de la avaricia, pero no se dio cuenta que la envidia envidiaba a la lujuria con cierta ira. La gula y la pereza no entendían cuando era su espacio y su tiempo. La mentira había hecho su trabajo y muy a su pesar la tristeza estaba triste porque la alegría todavía permanecía intacta.

El fracaso había dicho presente. La humildad de la mano de la alegría habían ganado la compulsa. Defendieron a raja tabla la ampliación de derechos gracias a la colaboración de la inclusión y la participación. En forma anónima, consolidaron sus fuerzas y el estado de gracia `permanecía intacto. Las miserias habían sido derrotadas.
El exilio convoco a la tristeza, la ira, la soberbia, la lujuria y la gula: La pereza también se fue pero se demoró. Por su parte, el odio, con sus medios, seguía odiando mas pero ya sin tanto resultado. También la mentira se quedó con el odio. La envidia, enojada juraba subordinación y valor. Pero el fracaso les dio forma a los derrotados. El odio con su mensaje y escasa voz le costaba llegar a las confundidas mentes .La mentira que tiene patas cortas, panza y fuma no podía lograr que la rubia envidia llegara a un acuerdo para un próximo golpe.
Mientras tanto, la alegría en sus primeras declaraciones afirmó “ustedes me siguen porque hemos ampliado sus derechos, en cambio los seguidores de la tristeza y del odio saben a ciencia cierta que sus privilegios se han acortado”.

La humildad, luego de su décimo baño, aplaudió a más no poder e inmediatamente convocó a la bondad, la ilusión y los sueños para que todos juntos, unidos y organizados colmaran las plazas para saludar una nueva gestión del Estado de Gracia.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet