Hoy es miercoles 24 de abril de 2019 y son las 21:00 hs. ULTIMOS TITULOS: Quién es el nuevo presidente de Corteva para la región Cono Sur / La llamativa foto de Elisa Carrió tras las críticas por sus dichos sobre De la Sota / Premios Martín Fierro 2019: Susana Giménez, Mirtha Legrand y Marcelo Tinelli confirmaron su presencia / Otro paso para llegar con la harina de soja a China / San Isidro: lanzan una aplicación que unifica todos los llamados de emergencias / Inundaciones en Chaco: "De la soja solo pudieron salvarse algunos lotes" / Puerta a puerta: la odisea en la Aduana por un chocolate que se volvió viral / Marco Lavagna: su plan para enfrentar a Larreta, sus aliados massistas y el factor Lousteau / Tras la suba de hoy, el dólar amenaza con impulsar la inflación en abril y mayo / Marcela Tinayre sobre Jorge Rial: "No sabía que era vengativo" / Bolsonaro visitará la Argentina el 6 de junio / Por un nuevo desplome en las importaciones, en marzo hubo superávit comercial / Una familia porteña necesitó $10.248 más que en marzo del año pasado para no ser pobre / La Suprema Corte bonaerense reclamó más fondos al gobierno de Vidal / José Alperovich, sobre su comentario machista: "No sé qué molestó pero pido disculpas" / Control de precios en 1950: "No es para el mal de ninguno sino para el bien de todos" / Diversidad. El desafío de las empresas de ser un reflejo de la sociedad / Alfredo Casero opinó sobre el libro de Cristina Kirchner y el exabrupto de Elisa Carrió / Los 10 mejores momentos de las películas de Marvel / Fariña rechazó que su declaración haya sido guionada, como dijo su exabogada /
24 de junio de 2015
El cine y la realidad
Mi gran obsesión es imaginarme el país que pudimos ser y no somos. Todos dicen que tenemos todos los climas, todas las riquezas imaginables, sin problemas de razas o climáticos a pesar de lo cual tenemos penurias económicas y no estamos posicionados a la vanguardia de los países desarrollados.

Para graficarlo el cine nos pueda dar una pauta, yo propongo dos películas de Vittorio de SICA, una es MILAGRO EN MILAN (1951) y otra LADRÓN DE BICICLETAS (1948), hay muchísimas más en toda Europa.
La geografía que pintan esas multipremiadas obras de arte es una Italia pobre, miserable, tratando de sobrevivir con mendrugos al límite del delito. Por supuesto el ingenio creativo de este y tantos otros directores del neorrealismo nos apabulla, pero más allá de la estética fílmica está la realidad, aunque se la pinte estética, risueña y hasta poéticamente, era sumamente cruda en la postguerra.
Pasados 15 ó 20 años, ya en los años 70, ellos transformaron su país en próspero, industrial, pujante, que empezó a mostrar su ciencia, sus productos, su diseño y sus enormes bellezas naturales. Es cierto que hay hoy algunos problemas en la península como en toda Europa y el mundo, pero mientras nosotros nos debatíamos en gobiernos de facto, con largas noches oscuras, regalando nuestras riquezas, exportando talentos y declarando nuestra cesación de pagos, en otros lugares, en el Viejo Continente que dejó la Segunda Guerra, todos los países crecían como potencias reales.
¿Qué hicieron ellos y qué hicimos nosotros? ¿Quiénes gobernaron la Argentina para tanta degradación? ¿Qué política económica nos aplicaron para llegar a perderlo todo?
Ellos no se inclinaron ante nadie, creyeron en sí mismos y construyeron su futuro; nosotros pensamos que lo mejor siempre venía del exterior. El arte cinematográfico está en la trama, la música, la interpretación y las tomas elegidas, pero el lente no modifica la realidad y en muchos casos la refleja con total crueldad. Existió aquella Italia, como también aquella Argentina, ellos la elevaron, nosotros no.

Garcilazo



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet