Hoy es martes 21 de mayo de 2019 y son las 11:46 hs. ULTIMOS TITULOS: Las razones por las que la OCDE dice que la Argentina crecerá en 2020 / Escuchá a Tom Morello tocando el tema de 'Game of Thrones' / Las polémicas imágenes de Felipe y Martita Fort al volante / Río Negro: declaran culpable a un médico por no realizarle un aborto no punible a una joven violada / Cuándo debuta la Argentina en la Copa América 2019 / Expectativa y fuerte presencia de exfuncionarios kirchneristas en Comodoro Py / Río Negro: declaran culpable al ginecólogo que se negó a realizar un aborto legal / El fallido de Diego Santilli sobre el candidato a presidente de Cambiemos / Vicepresidentes que fueron más que segundos al mando en la historia argentina / NBA: Así barrió Golden State Warriors a Portland Trail Blazers para ser finalista / Choque de colectivos en Constitución: hay siete heridos / Alberto Fernández dijo que Cristina Kirchner es "inocente", pero no quiso opinar sobre De Vido, López y Baéz / El arquero que atajó penales a puro baile para que su equipo sea campeón en Australia / La lista de Scaloni: con Messi y Agüero, sin Icardi y los ocho nombres que pelean por cuatro lugares / Garavano le respondió a Cristina: ?El juicio no es un acto de persecución, es un acto de justicia? / La revolución de Tigre: un rendimiento de alto vuelo con nombres propios que renacieron / Con o sin goles: por qué el incansable Lucas Pratto es pieza clave en el River de Gallardo / Con siete juveniles y sin 12 licenciados: la apuesta de San Lorenzo para el último partido del semestre / "Rush", la película que recordó el día en que Niki Lauda se prendió fuego en plena carrera / Qué pensó Niki Lauda cuando recibió la extremaunción y otras frases famosas /
26 de junio de 2015
Disconformes
Los peronistas aceptan y hasta ahí, a Scioli, los radicales tranzan con Macri, los massistas se alían con cualquiera y todas las izquierdas se unen a regañadientes. Conclusión: nadie está conforme, nada nos concita alegría ni placer. El poder nos llama y nos obliga, también nos aburre y nos envejece.

Por Gabriel Princip

 

El que vive en piso de tierra no se conforma con comer salteado. El que vive en country se enoja porque el cumpleaños de 15 de su hija se hace un domingo en vez de un sábado a la noche.
El hincha de Boca protesta por un miserable segundo puesto, el de River nos dice que la sudamericana es poco, el de Chicago pretende jugar en primera y además alguna vez ganar.

Messi nos disgusta pero es un buen chico y de Maradona no bancamos su vida privada. Tampoco los agrada el mundial del 78´ y menos aún el segundo puesto del 2014. Criticamos a Menotti por querer jugar, a Bilardo por no querer jugar y al resto porque sí.

La clase media se queja de los impuestos, la clase baja de las colas para cobrar un plan, la clase alta de las dos anteriores.
Cristina se agota con dos presidencias, Macri con viajar por el mundo, los radicales se aburren de alquilar el partido para la derrota y Lilita no está conforme con los 100 gramos que bajo y menos aún con medir un punto menos en TN, su segundo hogar.

El jefe se cansa de mandar, el empleado de ser mandado. El que protesta no se banca más protestar, el que corta la calle de cortar y el automovilista de ser cortado.
Griesa se aburre de no vencer al país, el país se cansa de Griesa. El imperio se hastía de decretar guerras por la paz, la paz no se conforma con ser la excusa para las matanzas y La Matanza se queja de los triunfos peronistas.
La corrupción no se conforma con el fútbol, la AFA no se priva de la corrupción y Grondona descansa en paz.
Milani se hartó y se fue. Cristina harta, lo cambió, la clase media protestó por Milani y también por el cambio.
Los que reclaman, se cansan de hacer turismo. Los otros, escuchan sus reclamos pero el viaje lo hace el amargo, el que debe, el que tiene y el que reclama. Todos se unen para decir lo mismo: pobre país.

Reclama el jugador por una falta, grita la hinchada por el penal no cobrado y el réferi tampoco se conforma con inclinar la cancha por una modesta coima.
El carnicero se enoja por las bajas en las ventas, el cliente lleno de ira por los precios del carnicero. El carnicero tampoco lo conforma un 200 por ciento en las ganancias. El asado igual se hace pero en disconformidad.
El dueño del restaurante protesta por un mísero 1000 por ciento de más en los costos, el cliente protesta por la mala atención del mozo, el mozo se queja de la propina y en la puerta un pobre protesta porque comió una sola vez en el día.

El cura reclama por más gente en su iglesia, la gente interpela a Dios por mayor bienestar y Dios no se queja. Ya mandó a Cristo, lo crucificaron y ni con eso se conforman.
Por eso todos reclamamos, interpelamos, pedimos, nos quejamos, todos, absolutamente todos. Usted en los mensajes, yo en la radio, su esposa porque se le quemó la comida y su hermano que no cobró la jubilación. Sí, adivinó. La gataflora también demanda.

El mundo es en definitiva una queja que rota, que se traslada pero que vive. Y vive porque se cansa y porque se cansa, se harta y por eso reclama. En síntesis, cortemos el aire, protestemos por un mejor programa.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet