Hoy es miercoles 17 de octubre de 2018 y son las 06:41 hs. ULTIMOS TITULOS: Un gallo para Esculapio: así empezó la segunda temporada / Se simplificó el trámite para obtener el CUIT y hoy ya no deberá ser presencial / Martín Redrado: "Basta de parches y de seguir apretando al sector privado" / Juegos Deportivos de la Juventud: la agenda argentina del undécimo día / "Sergio Massa es una ameba amorfa", y otras frases de Elisa Carrió / DJ Fiorito, el argentino que patentó el sonido de Ibiza, influyó a Paul Oakenfold y "cambió el curso de la cultura pop" / Se negó a declarar el sospechoso atrapado por el asesinato de la embarazada / Señalan el odio racial como causa del brutal ataque a un gitano en Río Gallegos / Patrimonio: cinco joyas racionalistas para volver a disfrutar en la ciudad / El futuro de la selección: peor que perder con Brasil es demorar las bases de una nueva era / El Top 12 de la URBA: los secretos de San Luis para animarse a soñar con el título / Sus compañeros lo dejaron solo y ahora la pelea desde abajo: la dura historia del polista Fred Mannix / Detrás de los culottes de las Kamikazes: las eligieron como las mejor vestidas del mundo / La AFA, última llave para evitar el papelón del clásico de Rosario por la Copa Argentina / Cuáles fueron las razones que llevaron al juez Carzoglio a rechazar la detención de Pablo Moyano / Elisa Carrió: ?No quiero que las mafias del fútbol gobiernen esta Nación" / Crimen en la autopista: procesaron a un prefecto por homicidio agravado / Julio Conte Grand, sobre la denuncia de filtraciones: "Es información pública" / Juegos Olímpicos de la Juventud: el argentino que pensó que su medalla era de bronce y ganó la de plata / Ley de alquileres: cuáles son sus puntos clave /
12 de noviembre de 2015
Primer pronóstico - Por Garcilazo
A pocos días de la segunda vuelta por la presidencia, MACRI dice que va a unificar el mercado de cambios, o sea que va a llevar el dólar a $ 15.- ó 16.- por unidad, lo que importa una devaluación del 66.41 % (de $ 9.615 a $ 16.-). No es necesario llevarlo a $ 20.-, porque a $ 16.- los sojeros dejarán bien atrás un dólar exportación de $ 6.70, ó sea que van a obtener casi un 140 % de incremento, no es poco.

En estos niveles se va a liquidar toda la cosecha acumulada, con lo que el Banco Central va a incrementar de 26 a 39.000 millones de dólares sus arcas, lo que le va a permitir al gobierno mantener la estabilidad de la divisa. A la par van a tomar créditos al FMI para pagarle a los Fondos Buitre, con lo cual van a ingresar muchos billetes norteamericanos  que, aunque aumenten la deuda, de movida van a traer liquidez.

 Respecto a los precios, si bien van a subir, puede haber un acuerdo con las multinacionales para que los productos no atados al dólar no aumenten en la misma proporción, hasta que se acomoden definitivamente. Por supuesto los salarios y las jubilaciones van a estar congelados hasta las próximas paritarias (mayo-junio de 2016) que, con todo el tiempo que lleve la discusión, en el mejor de los casos van a obtener un aumento del 25 % a cobrar a fines de año o a comienzos de 2017. Si el porcentaje electoral supera el 50 % se van a quitar de plano todos los subsidios, con lo cual la rentabilidad de las prestatarias va a ser óptima, sin que el Estado deba desembolsar suma alguna.

 Al pueblo lo van a convencer con la idea que se está haciendo un esfuerzo patriótico después de la crisis que se heredó del kirchnerismo, mientras tanto las clases más holgadas y solo ellas, al comprobar que el dólar no se mueve, porque no van a hacer ningún tipo de devaluación gradual, sacarán sus ahorros del colchón y se volcarán a comprar bienes durables como ser autos, electrodomésticos caros y algunos a construir, por supuesto también van a poder viajar con mucho más espacio en los aviones, sin codearse con esa chusma que todo lo complica. Eso va a crear la falsa sensación de consumo, mientras las clases medias a bajas van a empezar a menguar sus compras, por falta de buenos ingresos, así se iniciarán los primeros despidos no antes de diciembre de 2016. Por supuesto no habrá inflación y menos en artículos de primera necesidad, porque al no haber demanda se disciplinan todas las apetencias.

 Este sistema no se sostiene en el tiempo, si el pueblo fuera enteramente revolucionario saldría a la calle y el gobierno caería en la próxima Semana Santa, pero no es así y hasta que se reconozca el error va a pasar no menos de un año y medio. A partir de allí la crisis se hará evidente y vaya uno a saber en qué deriva, siendo optimista la cantidad de muertos del 2001 se verá varias veces duplicada.

Garcilazo.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet