Hoy es martes 21 de agosto de 2018 y son las 02:45 hs. ULTIMOS TITULOS: Federico Delgado, sobre los cuadernos: ?Es el desafío más importante para la justicia desde el juicio a las Juntas de los '80? / Jorge Rial deslizó que Marcelo Tinelli podría presentarse como jefe de Gobierno porteño y Horacio Rodríguez Larreta como presidente / Graciela Fernández Meijide: "Una parte de la sociedad no pide flan, pide pan" / Las lecciones que los Mil Kilómetros les dejaron a los dirigentes y a los pilotos / Novak Djokovic, de estar groggy a volver a ser un peligro para todos / Quién es Matías Pellegrini: el volante zurdo de Estudiantes que le convirtió a Boca ya vale 20 millones / Por qué para la UEFA Lionel Messi no está entre los tres mejores / Lothar Matthäus: "El problema de la selección argentina en el Mundial fue que siempre se la devolvían a Messi" / María Eugenia Vidal: "El 'roban pero hacen' se agotó en la Argentina" / Marcos Peña, sobre los cuadernos de las coimas: "¿Qué incentivo hubieran tenido Daniel Scioli y Carlos Zannini?" / Murió Chicha Mariani, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo / Fin al liderazgo de Boca, que durante 20 meses dominó al fútbol argentino con autoridad / José López dejó la cárcel de Ezeiza, volvió a dormir y está con ayuda psicológica / Cuadernos de las coimas: analizan 30 llamados sobre bienes y dinero derivados de la corrupción / Quién es Jimmy Bennett, el joven que acusó a Asia Argento de abuso sexual / El segundo emisario del arroyo Vega ya es un túnel de 600 metros / Graupel, el fenómeno meteorlógico que cayó ayer sobre Buenos Aires / #21A: mañana habrá una marcha para reclamar "desafuero y allanamiento" para Cristina Kirchner / Perlitas que dejó la racha de Boca puntero: triunfos, datos y apenas dos sobrevivientes del primer partido / En Cambiemos rechazan el proyecto para que las empresas financien las campañas /
20 de noviembre de 2015
Bilderberg y el terror parisino - Por Gabriel Princip
Paris no vive horas tranquilas. Después de la exposición de terror por parte del Estado Islámico, no es fácil dormir en la ciudad luz. La respuesta del gobierno ante los 130 muertos franceses fueron veinte bombas arrojadas en una población civil siria, no en el estado islámico. Inmediatamente, los autores del terror fueron acribillados y, como siempre pasa en estos casos, se encontraron pasaportes que dieron la pista para hallar, como siempre, al cerebro de la banda autora de tanto horror.

Claro que para el público que consume los medios de comunicación sin poder de análisis, ésta es una guerra entre el bien, Europa y el mal, los musulmanes.
Pero la historia no es tan así. Nadie se pregunta porque los autores de actos de terror son encontrados, rápidamente, porque siempre aparecen pasaportes y más aún, porque la respuesta asesina no es contra el Estado Islámico sino contra Siria. Nadie se lo pregunta, ningún medio sospecha de un autor ideológico, todos creen lo que ven en la caja boba. ¿Tan simple es todo? Difícil de creer, máxime cuando sabemos que existen organizaciones secretas que trabajan para la obtención del poder total.
El 10 de junio del 2015 el Club Bilderberg, en su reunión en Austria, llegó a la conclusión de que había que reducir la población mundial. Este club, fundado en 1954 por el príncipe Bernardo de Holanda y David Rockefeller para combatir el comunismo, hoy en día tiene otros objetivos.
Hoy es un estado policial global que sobrepasa la peor pesadilla de Orwell, con un gobierno invisible, omnipotente, que tira de los hilos desde la sombra, que controla al gobierno norteamericano, la Unión Europea, la OMS, la ONU, el Banco Mundial y el FMI.
Según Daniel Stulin investigador del club “promueven el terrorismo, controlan la población mundial a través de la manipulación y el miedo y, lo más espantoso de todo, los proyectos futuros del Nuevo Orden Mundial”.
Haciendo historia, recordamos que en 1994 David Rockefeller exigió que se acelerasen los planes para el empuje final de la conquista global. Desde ese año, toda la población mundial se ha visto abrumada con una crisis financiera y ambiental una después de otra, paralizada por un terror de baja intensidad, una técnica usada con frecuencia por los ingenieros sociales como condición necesaria para mantener a sus sujetos en un desequilibrio perpetuo.
El Nuevo Orden Mundial, dice Stulin, “se alimenta de guerras y sufrimiento, de descalabros financieros y crisis políticas para mantener la expansión de su aplastante movimiento. Se basa en el miedo de la gente a la libertad”.
En los comienzos de este siglo, la pregunta era quién seguía a Afganistán e Irak, la respuesta fue Egipto, Libia y ahora Siria. Estos militantes del poder consideran a las armas como el pan nuestro de cada día y obtienen beneficios de las guerras grandes y las pequeñas.
Mientras arde Paris y la pregunta es quien sigue, este club -que debe su nombre al hotel holandés donde se desarrolló su primera reunión- constituye un gobierno en la sombra, diseñado por plutócratas y gentes principales. Una institución conspirativa que pretende anular las libertades individuales y el poder soberano de las naciones, en aras de un gobierno mundial que pueden controlar con puño de hierro.
Dándole visibilidad a estos señores podemos nombrar a banqueros como los Rockefeller, los Rothschild, políticos como Henry Kissinger, el reinado de Holanda, la Shell y algunas importantes empresas periodísticas que actúan de voceros: Prisa, por citar un ejemplo.
Este grupo semi secreto, que aprovecha los medios para difundir sus reuniones pero jamás nunca sus consideraciones ni resoluciones a tomar, trabaja en todos los ángulos. “Las soberanías nacionales, relata Cristina Martin en su libro, las ha dirigido Bilderberg a través de la troika cuyos tres puntales son Jean Claude Trichet, Christina Lagarde (FMI) y José Durao Barroso”.
Ellos digitan las políticas mundiales, por ejemplo, en la reunión del club del 2010 se había establecido con Barack Obama la guerra a los países islámicos. Y en eso están.
Detrás de cada guerra está este club. Las guerras no cesarán, pues las armas se deben vender y teniendo en cuenta que Estados Unidos, Francia e Israel son los principales vendedores, el negocio es perfecto y encima atendido por sus propios dueños, los Bilderberg.
En Argentina, también existe una delegación de este club. La última reunión se realizó en marzo de este año en el Hotel Llao Llao de Bariloche, el mismo día que se realizaba en la Sociedad Rural una cena de apoyo a la campaña de Mauricio Macri presidente.
Allí concurrieron los hijos de los empresarios más poderosos. En La Rural, los padres. Estuvieron los apellidos Blaquier, Bagó, Bullgueroni, Braun en el sur, mientras tanto en la Capital sus padres más los dueños de Olx.com, de remate.com, mercado libre, Gustavo Grobocopatel y Luis Pescarmona. En el LLao Llao estuvieron también los intelectuales Tomás Abraham y Luis Romero, emblemas del anti peronismo. Era marzo y ya se pensaba en el post kirchnerismo y en el apoyo concreto a Macri.
En síntesis, el poder trabaja para el poder y las consecuencias siempre son nefastas. Si este gobierno -entre las sombras- dictaminó reducir la población mundial así se hará. Ajustes en Occidente y guerras en Oriente. Excusas a la francesa, con el Estado Islámico siendo funcional, provocarán nuestro horror mediático. Y mientras nosotros colgamos banderitas de Francia por los 130 muertos en Paris, a nadie le interesa las 250 mil víctimas sirias en los últimos cinco años y menos aún nadie se pone a pensar que detrás de todo existe un gran hermano, el dueño de los hilos y al mismo tiempo creemos que nuestros futuros gobernantes son líderes políticos y no títeres del nuevo orden mundial.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet