Hoy es jueves 19 de julio de 2018 y son las 21:43 hs. ULTIMOS TITULOS: Patricia Bullrich, sobre el enfrentamiento en Villa Mascardi: "Se terminó la impunidad de la que gozaron tantos años" / Los Canticuénticos, una opción para vacaciones de invierno / Los kioscos de diarios entregarán correspondencia, documentos y productos comprados por Internet / Pablo Moyano, tras el anuncio de una multa a Camioneros: "No tiene sentido, vamos a ir a la Justicia" / De qué se trata Peaky Blinders, la serie favorita de Mauricio Macri / "Le agradezco que haya decidido venir, ya que el año pasado no vino", la chicana del titular de la Bolsa a Macri / Diego Díaz: "Si no puedo ser crítico con la AFA, hay que pensar que volvimos al 76" / El Gobierno multó a Camioneros con más de $800 millones por no acatar una conciliación obligatoria / Macri, a las pymes: "Está en marcha el proceso de reducción de los impuestos distorsivos" / Contra lo esperado, los greens de Carnoustie fueron el problema en el British Open / Las trampas del British Open: cómo sacar la pelota del agua y pegar arrodillado / Pity Álvarez imputable: el juez descartó que haya disparado por un "delirio persecutorio" / Mafalda quedó en medio del debate por la legalización del aborto / Uno de cada 10 argentinos tiene algún tipo de discapacidad / Las palabras de Eleonora Wexler, Arturo Puig y otros referentes para despedir a Kive Staiff / El fixture de la Superliga: una computadora puede estar hasta un día evaluando todas las variables posibles / Mauricio Macri respondió preguntas por Instagram: su plato favorito, qué serie mira y si le molesta que le digan "gato" / En junio, una familia tipo en Capital necesitó $19.732 para no ser pobre / Fernando Farré, condenado por femicidio, denunció que otro preso lo amenazó de muerte / Vuelve ABBA: la secuela de Mamma Mía! impulsa un regreso que parecía imposible /
4 de febrero de 2016
La comisión trilateral-Por Kurt Wilkens
Cuando el peronismo desea identificar al enemigo habla de oligarquía y no está mal. Pero en el desarrollo y final del siglo XX e inicios del XXI este concepto debe modernizarse y hablar de corporaciones, porque hoy el mundo está regido y ordenado por ellas.

Escuchamos mencionar el Nuevo Orden Mundial y, ¿Esto qué es? O para mejor decir, ¿Quién maneja esta idea? Pues no lo dude, los dueños de la pelota, los amos del mundo. En 1954 David Rockefeller se asoció con el príncipe Bernardo de Holanda para que -juntando capitales y voluntades- acordaran en el Hotel Bilderberg de Holanda un club de poderosos. Las empresas más grandes del mundo integrarían esta secta con el objetivo de detener al comunismo.
Año tras año se reúnen y ordenan económicamente el planeta. En el último mitin decidieron estos buenos muchachos reducir la población mundial. Y en eso están, sino pregúntenle a los sirios por una guerra interminable o a europeos y americanos por el ajuste salvaje.
No conforme David, que también integra el Council Foreign Relations, inició en 1973 la Comisión Trilateral. Aquí acuerdan Estados Unidos, Europa y Japón. La idea es ayudarse mutuamente para la estabilidad económica de Occidente. Hasta aquí no sería un conflicto para la humanidad salvo que el fundamento de la creación sea solo una respuesta similar a la ganadora de un concurso de Miss Mundo. El objetivo siempre fue otro y aquí vuelve a jugar el Nuevo Orden Mundial donde la distribución de la riqueza no es un tema a debatir.
El socio intelectual de Rockefeller es Zbigniew Brzezinski, quien alguna vez dijo: “El estado nación como unidad fundamental de la vida organizada del hombre ha dejado de ser la principal fuerza creativa, los bancos y las corporaciones multinacionales están actuando y planificaran el futuro en términos que son muchos más avanzados que los conceptos políticos de Nación estado”. Este buen hombre también fue el mentor ideológico en política exterior del primer gobierno de Barack Obama.
La Comisión Trilateral determina un objetivo ya expuesto, ahora bien, para lograr el fin anhelado hace uso de herramientas y estas son los tratados comerciales internacionales cuyas siglas nos suenan raras pero sus consecuencias son similares: la pobreza en el tercer mundo para la consolidación de corporaciones dominantes.
Uno de estos tratados muy en boga, y del que Macri es participe, es el Acuerdo Transpacífico donde los hombres de la comisión han confeccionado un documento que los políticos firmantes desconocen. El texto es secreto para aquellos líderes elegidos por los pueblos. Ahora bien, aunque no conozcamos la letra chica de este acuerdo comercial nadie supone que se firmará para el bienestar de países subdesarrollados.
En este tratado la corporación más favorecida es la Monsanto. Entre el 2001y el 2008 Islam Siddiqui fue el lobbysta de la trilateral que defendió a capa y espada a Monsanto, Bayer, Dupont, BASF, Dow y Syngenta. Tres años más tarde, Obama lo nombró, hasta 2013, jefe negociador agrícola del gobierno federal, según confirma el periodista Jon Rappoport.
Mientras esto sucede, China ha superado en poder a Estados Unidos según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo económico y su objetivo final, aliado con Rusia, es destruir el dólar. Por esta razón, Obama se rodea de CEO de grandes corporaciones al igual que Macri, pero el caso argentino es simplemente para ser más funcional a Rockefeller.
Goldman Sach, hasta hace dos años accionista de Clarín, corporación referenciada en Bilderberg recluto asesores para que el presidente americano tenga recursos intelectuales en cada batalla comercial. La Goldman también colocó sus hombres al lado de Putin.
En síntesis: nos gobiernan las corporaciones y a pesar de sus fundamentos teóricos donde reina la paz, la solidaridad y el amor cuando se asistan para el trabajo, su único objetivo es destruir los derechos y el poder de todas las comunidades y en última instancia, destruir a todas aquellas personas que tengan como objetivo defender su libertad.
Y nuestro presidente colabora activamente con estas corporaciones y si no mencionemos algunos miembros del gabinete: Prat Gay hombre de la JP Morgan o sea Rockefeller, Melconian del Chase Manhattan Bank también de Rockefeller al igual que Sturzenegger, el hombre de los tarifazos Aranguren de la Shell o sea Bilderberg y el resto se lo reparte Clarín y Techint, ambos del Bilderberg local.
Como si esto fuera poco, quienes son encargados de controlar a las empresas y bancos en el delito de lavado de dinero son manejados por hombres del FMI y el banco inglés HSBC que siempre ha tenido denuncias por lavado y sus jueces se han encargado de que no prosperen.
La pregunta que el ciudadano débil y común se hace es: ¿Cuál es el remedio ante este virus? La única vacuna ante las corporaciones son los movimientos nacionales, por eso vía el peronismo con Néstor y Cristina estuvimos 12 años alejados de los tratados comerciales de la Trilateral, por eso nos decían que estábamos aislados. Ahora nos integramos para beneficio del cipayismo internacional en la búsqueda preciada de la pobreza sin fin.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet