Hoy es miercoles 24 de abril de 2019 y son las 21:55 hs. ULTIMOS TITULOS: Adriana Salgueiro y una operación exitosa / La AABE transfirió cinco inmuebles a municipios para la construcción de viviendas sociales / Murió Jean-Pierre Marielle, gran figura del cine francés / Quién es el nuevo presidente de Corteva para la región Cono Sur / La llamativa foto de Elisa Carrió tras las críticas por sus dichos sobre De la Sota / Mucho antes de conocerlo, la novia de Sergio Denis buscó pareja en televisión / Premios Martín Fierro 2019: Susana Giménez, Mirtha Legrand y Marcelo Tinelli confirmaron su presencia / Otro paso para llegar con la harina de soja a China / San Isidro: lanzan una aplicación que unifica todos los llamados de emergencias / Inundaciones en Chaco: "De la soja solo pudieron salvarse algunos lotes" / Puerta a puerta: la odisea en la Aduana por un chocolate que se volvió viral / Marco Lavagna: su plan para enfrentar a Larreta, sus aliados massistas y el factor Lousteau / Tras la suba de hoy, el dólar amenaza con impulsar la inflación en abril y mayo / Marcela Tinayre sobre Jorge Rial: "No sabía que era vengativo" / Bolsonaro visitará la Argentina el 6 de junio / Por un nuevo desplome en las importaciones, en marzo hubo superávit comercial / Una familia porteña necesitó $10.248 más que en marzo del año pasado para no ser pobre / La Suprema Corte bonaerense reclamó más fondos al gobierno de Vidal / José Alperovich, sobre su comentario machista: "No sé qué molestó pero pido disculpas" / Control de precios en 1950: "No es para el mal de ninguno sino para el bien de todos" /
26 de abril de 2016
La Fábrica de Pobres abre sus puertas
La desocupación aumenta día a día. En estos momentos, otra familia comienza a transitar el camino infernal de la pobreza. Hace 15 días el número había superado los 100 mil. Solamente el ejecutivo despidió a 10 mil, un cinco por ciento del total, pero no se detiene. La poda seguirá en nombre de la modernización. Las contradicciones PRO: para ser moderno hay que ser pobre.

Por Kurt Wilkens.

El sector privado echó al 40 por ciento del total. Quizás habrá ñoquis y militantes también en las empresas, o será que es el mejor momento para que el empresario despida un trabajador y tome dos, con un sueldo menor.

Ahora hay otro despido. Mientras otro habitante argentino se coloca en el rubro “desocupado”  el gobierno acaba de abrir una nueva fábrica, esa que por cuatro años difícil que cierre. La fábrica de pobres.

La pregunta es cómo hay que hacer para pertenecer a este ente. Fácil, ser empleado público y que el funcionario diga que sos un ñoqui a pesar de tus 20 años de antigüedad. O ser taxista y salir a competir con un desocupado Uber o  una paritaria con 20 puntos menos que la devaluación, o dejar de tener un plan o simplemente un jubilado que antes soportaba la vida para que ahora deba entregarla. También otra operatoria para llegar a este estadio es no aguantar los tarifazos de servicios e impuestos.

Napoleón solía decir  que “obligar a los ricos a pagar impuestos es una necesidad de guerra, pero obligar a los pobres es una infamia”.

El plan económico diseñado por el círculo rojo en sociedad con Prat Gay y ejecutado por Macri solo sirve para demostrar que la miseria existe en la puerta de tu casa. Que hace cuatro meses se discutía ganancias o la cadena nacional y hoy las malas noticias no se toman vacaciones.

El objetivo del plan no es producir ni consumir es solo desprenderse de un porcentaje importante de la población. En la década anterior se escuchaba hablar de Keynes o Marx hoy es el tiempo de Adam Smith, el gurú liberal, aunque parece que Mau jamás lo ha leído. Adam Smith dijo que “ninguna sociedad puede prosperar y ser feliz si en ella la mayor parte de los miembros es pobre y desdichado”.

Un plan donde los trabajadores no son protagonistas o sus líderes sindicales son alineados sirve solo para generar pobreza y dependencia. Arturo Frondizi se pronunció alguna vez al respecto y dijo: “Un pueblo pobre y sin esperanza no es un pueblo libre. Un país estancado y empobrecido no puede asegurar las instituciones democráticas. Por el contrario, es campo propicio para la anarquía y la dictadura”.

La entrega es total. Quizás la esperanza radique en apoyar a quien contradiga este modelo explotador. La esperanza hoy no pasa por Massa, socio de Macri, o Urtubey un accionista minoritario de PRO S.A, menos aún por esos gordos sindicales. El camino correcto es seguir a quien proponga el transito a la felicidad.

Recién se produjo otro despido. El gobierno sigue fabricando pobres. Nuestro círculo sigue sufriendo y como dijera Harry Truman: “Cuando su vecino pierde el empleo hay recesión, cuando usted pierde su empleo, hay depresión”.

Todos sabemos que camino a seguir. En esa ruta encontraremos esos resentidos que en voz alta nos acusarán injustamente de latrocinio, pero la respuesta adecuada será es preferible seguir a aquellos que roban pero hacen y no entrar en el juego de estos que juzgan y ajustan.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
OPINIÓN
La caja boba
Comentarios:

RadiosNet