Hoy es miercoles 17 de octubre de 2018 y son las 07:41 hs. ULTIMOS TITULOS: Un gallo para Esculapio: así empezó la segunda temporada / Se simplificó el trámite para obtener el CUIT y hoy ya no deberá ser presencial / Martín Redrado: "Basta de parches y de seguir apretando al sector privado" / Juegos Deportivos de la Juventud: la agenda argentina del undécimo día / "Sergio Massa es una ameba amorfa", y otras frases de Elisa Carrió / DJ Fiorito, el argentino que patentó el sonido de Ibiza, influyó a Paul Oakenfold y "cambió el curso de la cultura pop" / Se negó a declarar el sospechoso atrapado por el asesinato de la embarazada / Señalan el odio racial como causa del brutal ataque a un gitano en Río Gallegos / Patrimonio: cinco joyas racionalistas para volver a disfrutar en la ciudad / El futuro de la selección: peor que perder con Brasil es demorar las bases de una nueva era / El Top 12 de la URBA: los secretos de San Luis para animarse a soñar con el título / Sus compañeros lo dejaron solo y ahora la pelea desde abajo: la dura historia del polista Fred Mannix / Detrás de los culottes de las Kamikazes: las eligieron como las mejor vestidas del mundo / La AFA, última llave para evitar el papelón del clásico de Rosario por la Copa Argentina / Cuáles fueron las razones que llevaron al juez Carzoglio a rechazar la detención de Pablo Moyano / Elisa Carrió: ?No quiero que las mafias del fútbol gobiernen esta Nación" / Crimen en la autopista: procesaron a un prefecto por homicidio agravado / Julio Conte Grand, sobre la denuncia de filtraciones: "Es información pública" / Juegos Olímpicos de la Juventud: el argentino que pensó que su medalla era de bronce y ganó la de plata / Ley de alquileres: cuáles son sus puntos clave /
22 de noviembre de 2016
A la gilada ni cabida
Por Simón Radowistky

El nuevo presidente norteamericano a partir del 20 de enero del 2017 hará cambiar la estrategia de muchos líderes de países aliados al norte. Mauricio Macri, con sus espadas Susana Malcorra y Martín Lostau, apostó en demasía a Hillary Clinton y ésta derrota foránea tendrá un costo extra para el empresario argentino.

En principio, algunas medidas que Trump ejecute pueden llegar a gravitar en la economía argentina. De hecho, se manifestó proteccionista y eso si o si deberá trocar la política externa criolla. También es posible que aumenten las tasas de interés y ello atado a la escandalosa deuda que este gobierno supo contraer tendrá una lógica y negativa consecuencia.

Lejos en el tiempo quedó la alegría argentina de saber que la deuda externa estaba casi saldada. A aquellos protagonistas de la historia que supieron encaminar el país hoy son perseguidos por grandes miserias y enormes mezquindades. Hoy son vistos como bárbaros, corruptos y ladrones, en cambio, la opinión publicada sonríe y apoya la deuda infernal que contrajo el amarillo gobierno.

“Civilización y barbarie, esa zoncera madre que las parió a todas. Todo hecho propio por serio, era bárbaro y todo hecho ajeno, importado por serlo, era civilizado. Civilizar pues consistió en desnacionalizar”, dijo Arturo Jauretche.

La clase media se cansó de aprobar  “la inserción de la Argentina en los mercados”, latiguillo liberal, mientras sometió a la rechifla al proteccionismo k que hizo crecer el país a tasas chinas y esto permitió la ampliación de derechos. Es civilizado rendir cuentas al FMI, es civilizado rendirse al norte, bárbaro es la lucha, plantarse delante del poder y nunca arrodillarse.

El neoliberalismo imperante fracasa en forma cotidiana. La economía hace agua por los cuatro costados y su reprobación no tiene la visibilización correspondiente ya que los medios dominantes y la justicia protegen a los representantes del poder real.

El año que entra será de grandes cambios a nivel mundial y, por el momento, la Argentina se encuentra pendiente del imperio, sin autonomía ni poder con una población empobrecida y dividida. Sólo una minoría se encuentra a gusto con este formato de gobierno y son aquellos que integran la clase alta y las capas medias altas. El resto sólo sufre y espera un acto  eleccionario que otorgue esperanza para un cambio positivo.

Se vive una época similar a la pre peronista y el encargado de la miseria actual no es Báez, no es López es el neoliberalismo, un eufemismo del conservadurismo. Parafraseando a Winston Churchill: “El neoliberalismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia, su virtud inherente es la distribución igualitaria de la miseria”.

El panorama no es alentador. Una deuda que duplicará el año que viene la solicitada por Videla, el peor gobierno de la historia, nos ata de pies y manos a la decisión foránea. Hoy Estados Unidos ha cambiado de presidente, las reglas serán diferentes, es hora que Macri piense en Jauretche cuando decía: “No se trata de cambiar de collar sino de dejar de ser perro”.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet