Hoy es viernes 24 de enero de 2020 y son las 01:35 hs. ULTIMOS TITULOS: El mundo oculto de Sabrina: Kiernan Shipka habló sobre la nueva temporada / Separadas: finalmente Fausto aparece, pero Luján le deja en claro que no piensa perdonarlo / El futuro de la Superliga: la reunión entre Tinelli, Ameal, Russo y Tapia, y el anfitrión invisible / Superliga: cuánto cambiaron en el receso los principales aspirantes al campeonato / Australian Open. Del puesto 256º a la tercera rueda: el regreso de Ernests Gulbis / Superliga: el jugador de mayor edad y el más joven, símbolos de dos épocas distintas / Colón, en crisis: deudas, la visita de la barra brava y el descenso acecha / Guido Pella-Fabio Fognini, Australian Open: el argentino busca el pase a los octavos de final / Schwartzman, brillante: venció a Lajovic y pasó a los octavos de final del Australian Open / Producción de huevos. Más concentración, más informalidad / Encontraron un sobre con 10 mil dólares escondido en un cajón en el ministerio de Desarrollo Productivo / Miguel Ángel Pichetto: "Es peligroso el juego de Axel Kicillof" / Salarios. Los bancarios acordaron un aumento más el bono y volverán a discutir en marzo / Alberto Fernández finaliza su visita a Israel con un mensaje de paz sobre el conflicto con Palestina / Fue encontrado ahogado el joven argentino desaparecido hace tres días en Australia / La debacle: el Atlético de Madrid de Simeone, eliminado de la Copa del Rey por un equipo de tercera división / Benjamín Rojas y su anécdota con Candelaria Tinelli: "Cuando tu papá te pregunte, decile que te llamé" / Jaguares: la formación para el segundo amistoso ante Georgia y quién será el capitán / Tras confirmar que será parte de Ghostbusters: Afterlife, Bill Murray se refirió a la muerte de Harold Ramis / Toda la danza en el FIBA 2020 /

26 de septiembre de 2012
Mendoza tiene una embajadora de la paz
Un organismo de la ONU distinguió a CIMA (Comunidades Infantiles Mendoángeles) y otorgó este reconocimiento a su fundadora, Karmencita Giménez. Trabajan en Perdriel, Agrelo y Russell. Piden ayuda para construir la sede propia.

 

 

Cuando en 2007 Karmencita Giménez (55) decidió hacer algo para ayudar a niños que no tenían qué comer sólo lo hizo por la necesidad de dar amor -como asegura-, pero quizá nunca pensó que su labor trascendería las fronteras provinciales y lograría cambiar tantas vidas para siempre. Sin embargo, lo hizo y logró no sólo sacar a muchos niños de la desnutrición, sino que además de proveer de alimentos a sus familias les está enseñando la manera de ganarlos dignamente.

Esa tarea ardua, modificadora y silenciosa es desconocida para gran parte de los mendocinos, como la de tantos otros voluntarios, pero un organismo de la ONU decidió reconocerla nombrándola embajadora de la paz y renovando su compromiso.

“Para mí, es un orgullo y una responsabilidad; es un reconocimiento a lo que uno hace sin esperar nada porque uno lo ha hecho con amor”, asegura.

Así fue que el 21 de setiembre en el salón dorado de la Legislatura porteña, Karmencita Giménez fue declarada, por su trabajo en la organización CIMA, embajadora de la paz por el comité internacional “Bandera de la Paz” de la ONU y la Organización Mil Milenios de Paz. También recibieron la distinción Quino y Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz 1980. 

“La paz viene desde nuestros padres, de la educación recibida, y uno la transmite a sus hijos y nietos”, destaca.

 

Cambio social desde la raíz

La organización Comunidades Infantiles Mendoángeles está comprometida con el cambio social y lo hace a partir de la generación de conciencia de paz y unidad en los niños y familias mendocinas.

Aseguran que para que un cambio sea genuino, debe hacerse de raíz, por eso CIMA no sólo trabaja el desarrollo infantil desde los niños, sino que también a través de sus familias. “Se busca garantizar condiciones de vida adecuadas, y la educación completa de los niños y sus familias, a través de los valores y el conocimiento de sus derechos”, afirma su directora ejecutiva, Marcela Marzetti.

Por eso, trabajan no sólo con los pequeños, sino también con sus madres y por extensión con el grupo completo, colaborando con aquellos recursos necesarios para su subsistencia y a través de capacitaciones. También favorecen la escolarización a través de becas. “En este momento tenemos 30 chicos becados en los tres niveles educativos quienes para acceder deben tener un promedio superior a 8,75”, cuenta la embajadora.

En los comienzos, allá por 2007, realizaba donaciones que salían de sus propios fondos y con el tiempo, cuando la obra se fue ampliando y las demandas fueron mayores armaron un entretejido con otras organizaciones y aprovecharon programas gubernamentales.

 “Comencé sola, por una cuestión espiritual, porque sentí la necesidad”, recuerda Karmencita. Trabajan en 3 comunidades de zonas rurales, donde por las grandes carencias “la realidad es otra”.

Perdriel y Agrelo, en Luján de Cuyo, y Russell, en Maipú, son los lugares beneficiados por su labor que alcanza a 90 familias y más de  200 niños, mientras que voluntarios locales y extranjeros ponen su mejor esfuerzo diariamente.

 

Nuevas estrategias

Al principio instalaron comedores, pero con el tiempo se dieron cuenta de que era mejor fortalecer la comensalidad familiar en el ámbito del hogar y volvieron la mirada sobre ellos para ver qué hacía falta hacer. “Nos sorprendimos muchísimo cuando encontramos familias que no tenían elementos adecuados para comer: no había mesa, cubiertos, vasos, heladera o cocina”, recuerda la mujer.

“En algunas familias de varios miembros tenían quizá tres tenedores y cuando les preguntábamos cómo se las arreglaban nos decían que se los iban pasando”.  Según explicaron, esto es porque se trata de generaciones tras generaciones que se han alimentado en comedores.

Entonces comenzaron a equiparlos y a llevarles semanalmente alimentos a sus hogares. A cambio, se exige el compromiso de madres e hijos de participar en capacitaciones, presentar la libreta de salud y la escolar.

 “Ésta es una primera etapa en la que se enseña nutrición, comida económica y otras cosas, y superada ésta se pasa a enfermedades relacionadas con alimentos, derechos de la mujer y el niño”, detalla Marcela. Para este último caso tienen la colaboración de una cuentista voluntaria quien a través de los relatos genera reflexión sobre la no violencia y las formas de relacionarse vinculadas a la paz que según sostienen debe nacer del pensamiento.

Se orienta a un aprendizaje real de los niños, bajo modelos de enseñanza que fomenten la creatividad, la expresión libre y la cooperación en equipo, concentrándose en el proceso para potenciar los resultados.

Una última instancia apunta a capacitar en un oficio. “En Perdriel, esperamos concretar pronto un microemprendimiento de mujeres que elaborarán panificados y confitería para lo cual contamos con el apoyo de la Municipalidad de Luján”, cuenta Marcela. Mientras que en Maipú, dos empresas de manufacturas se han ofrecido a formar a los hombres para luego darles trabajo, pero para ello necesitan contar con una sede ya que actualmente no la tienen y por lo cual piden colaboración para materiales a la comunidad.

Quienes puedan hacerlo deben comunicarse al teléfono 4292794. Ya cuentan con un lote que ha sido donado y con el compromiso del municipio que pondrá la mano de obra.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet