Hoy es lunes 9 de diciembre de 2019 y son las 18:39 hs. ULTIMOS TITULOS: Video: impactante incendio de velero y un catamarán en el Yatch Club de San Fernando / Quequén. Invirtieron US$4,5 millones para un nuevo laboratorio de calidad de granos / Minerva Casero y Tomás Kirzner, muy románticos en Cancún / Qué bandas estarán presentes en la asunción de Alberto Fernández y a qué hora tocarán / El vicegobernador fueguino gobernará una semana, pero asumirá con atributos de mando de $450 mil / Transición. El tema excluyente del primer encuentro entre Guzmán y Lacunza / Aviones privados. Cambian una norma de Frondizi para que estén más tiempo en el país / Precios firmes en una subasta especial del Mercado de Liniers / Navidad a lo Vicky Xipolitakis: ¿cuánto cuesta decorar la casa cómo hizo la vedette? / Café Tacvba cantó la versión feminista de "La ingrata" con Andrea Echeverri / Asunción de Alberto Fernández: horario y cronograma de la jura y los festejos en Plaza de Mayo / La crisis de Vicentín: plantas paradas, una deuda que llega a US$1000 millones y 2000 productores afectados / El dolor de la familia y el último adiós de los famosos a Santiago Bal en las redes sociales / La derrota en Boca agitó la interna macrista con fuertes pases de factura / Marcela Tinayre habló de los rumores de embarazo de su hija, Juana Viale / Murió Santiago Bal a los 83 años / Verónica Llinás hizo una cruda autocrítica sobre una foto de sus vacaciones / Carmen Barbieri, tras la muerte de Santiago Bal: ?Ahora sí me dejó para siempre? / Ciclo lectivo 2020 en Mendoza: se confirmó el calendario escolar / Alberto Fernández y el jefe de la OIT charlaron sobre el acuerdo con gremios y empresarios /

17 de junio de 2015
El cambio justo
Recorriendo las autopistas asoma, sobre el parque automotor, enorme cartel con el rostro de Sergio Massa expresando el cambio justo. El macrismo habla, razona y expresa por cuanto micrófono que atrapa que viene por el cambio. Nunca explican que clase de cambio.

Diferentes corrientes opositoras ensucian paredes con “Juntos por el cambio” o “cambiemos Buenos Aires” y así diferentes calificativos que se suman a este concepto automotor.
El oficialismo opta, por el contrario, por el continuismo. Pero además, expresa su indignación ante la mentira. Los medios coinciden en algo. Ellos son los autores ideológicos de la revolución de la mentira muy de moda en estos tiempos.
El vecino, el habitante, el estudiante, el obrero y el ama de casa se ve desbordado por tanto discurso que apela con cierta rapidez al descreimiento. El ciudadano piensa en voz alta y dice “estoy toda una vida para creer pero hace falta un minuto, un hecho, un acto para no confiar jamás nunca”.
Hoy el sistema se lanza a la arena política para convencer a sus futuros votantes con estos conceptos que consultoras liberales arman en función de jingles posmodernos. Pero por ahí no pasa la historia. El camino es la verdad, lo que no se sabe cuál es la parada exacta en este tránsito a la confianza.
Aristóteles , dijo alguna vez, no basta decir sólo la verdad, más conviene mostrar las causas de las falsedades. En el mejor sentido del filósofo griego si el oficialismo apela a esta idea el dueño de Clarín estaría en serios problemas.
Claro que uno debe entender que la verdad triunfa por sí misma, mientras que la mentira necesita complicidad. Ahí está el punto donde política llega y estaciona cual dársena portuaria. Habla de cambio, renovación, nuevo y siempre es lo mismo. Sólo difieren los protagonistas y el territorio.
Las elecciones las gana uno, el resto cae derrotado, sin embargo, pocos o casi nadie toma a la verdad como eje revolucionario. Los perdedores transfieren la culpa a la economía positiva, el error del pueblo o el triunfo de la selección en semifinales de copa que no interesa a nadie. Nunca se detienen en la terminal de la autocrítica.
Cicerón supo decir que la verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio, mientras Manuel Vicent en esta misma idea agregó: “el que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla”.
Y sobre estos pensamientos el sistema político trata de eludirlos. Ellos creen en el “cambio justo”, “Cambiemos Buenos Aires” o “juntos por el cambio”. Creen en la mentira salpicada de astucia y una mano de frivolidad. A uno de ellos esta idea le sirve, el resto vuelve a su casa con la frente marchita.
Tomas Fuller nos recuerda que la astucia puede tener vestidos, pero la verdad le gusta ir desnuda. Nada tan cierto, porque la única verdad es la realidad.
Mientras tanto, en momentos en que la revolución de la mentira penetra día a día en cada territorio, debemos planear y tejer la contra revolución. Un acto de participación que nos incluya. El arma es la verdad, si es cierto, pero pensando que el pasado ha huido, lo que espera está ausente, pero el presente es suyo.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
OPINIÓN
Macri y Perón
Comentarios:

RadiosNet