Hoy es jueves 27 de febrero de 2020 y son las 07:46 hs. ULTIMOS TITULOS: Coronavirus: tres personas quedaron en observación en Buenos Aires y Tierra del Fuego / Insólito: lo lastimó un compañero, salió porque estaba sangrando y en ese momento el rival hizo el gol de la victoria / Divina comida: la furia de Coco Sily contra el veganismo / Anamá Ferreira, avergonzada por los audios que se filtraron: "Voy a averiguar quién me traicionó, cueste lo que cueste" / Por qué Kun Agüero no entró en los planes de Guardiola en el histórico triunfo ante Real Madrid / Dólar turista hoy: a cuánto cotiza el jueves 27 de febrero / Tras el escándalo familiar, Lía Crucet volvió a los escenarios: ?Mi hija habló barbaridades de mí? / A Jaguares se le apilan las lesiones y le queda un solo medio-scrum natural sano / Divina comida: así es el espectacular penthouse de Floppy Tesouro en Puerto Madero / Maju Lozano: "Todas las mujeres que nos cruzamos con Roberto Pettinato tuvimos que frenarlo" / Independiente y sus precariedades, en una Fortaleza convulsionada y con euforia futbolística / Duffy: el divorcio de sus padres, un intento de asesinato y varias tragedias / ¿Es verdad que hacer sonar los dedos provoca artrosis? / Inteligencia artificial: campaña mundial para prohibir el desarrollo de robots asesinos / Marca país: se reconoce el talento pero falla la seriedad / Masacre en EE.UU.: siete muertos en una cervecera / En el Caribe: tras ser rechazado en dos islas por miedo al coronavirus, un crucero se dirige a Cozumel / El rugby y los sponsors: qué pasó con las empresas luego del asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell / El retiro de Maria Sharapova: la rusa y el arte de vivir escalando montañas riesgosas / La AFA recupera el poder total: una vieja receta con derecho de admisión y 10 mil millones de pesos para la caja /

19 de junio de 2015
La conciencia
La conciencia es el conocimiento que se tiene de sí mismo y su entorno. Además, se refiere a la moral o bien, a la recepción normal de los estímulos del interior y exterior.

Por Gabriel Princip

Eso es la definición exacta de un concepto que a menudo aplicamos pero no explicamos. En la actualidad argentina uno observa el panorama político y se pregunta, se interroga y se cuestiona sobre los diferentes protagonistas del quehacer nacional.
Mauricio Macri es consciente de sí mismo y de su entorno. ¿Entiende que no llega a la altura de un estadista? ¿Sabe que arriesga el bienestar general por su interna eterna con su padre? ¿Está al tanto el jefe comunal de sus limitaciones?
Y si sabe, ¿Realmente le importa? Uno, sin ser un investigador de sus psiquis, sabe a ciencia cierta que le importa nada, el otro, los otros y la sociedad en su conjunto. Se percibe que sólo le interesa aquello que ejerza un movimiento de traslación y de rotación sobre el eje de su ombligo.
Y uno se interroga, ¿Es consciente de su entorno? Conoce a Durán Barba con sus virtudes y sus defectos, ¿Pero entiende su manifestada admiración por Hitler?, ¿Comprende que habla de todos juntos y siempre lo altera los acuerdos con otros?, ¿Es capaz de conocer que no existe demasiada capacidad en su fuerza política? Finalmente, ¿es consciente de todo ello? Y si lo es, ¿por qué quiere ser presidente? Vaya uno a saber la perversidad que esconde el subconsciente, ¿no?
Este cuadro de situación sobre Macri se puede aplicar con Scioli, Massa y demás candidatos.
Cristina Fernández en su discurso inaugurando el periodo legislativo volvió a la fama al diario La Prensa. Cuando describió un artículo que en su título decía que este gobierno no dejaba un país cómodo para quien sucediera. Claro que el diario tan centenario como hoy desconocido tuvo la intención de descalificar a la presidente. Pero dejó en bandeja, cual centro de Messi, para que Cristina enumerara su gestión. Y si, La Prensa tiene razón, no se deja un país cómodo.
Insisto, ¿Son conscientes los candidatos de los derechos adquiridos en este tiempo?, ¿Entienden que salimos del quinto piso del infierno y estamos en el limbo, no en el paraíso, pero a tres estaciones? ¿Pueden comprender que recibirán un país que fabrica satélites y no utiliza helicópteros para que su presidente huya? ¿Saben que tendrán en el día a día una estadista con una alta imagen positiva y no entre rejas, ni huyendo de la realidad? ¿Comprenden el lio en que están metidos? Y sí son conscientes de todo, mejor, porque le espera una ardua tarea.
Reciben un país con una deuda que equivale al 8 por ciento del producto bruto y no 167 como en el 2003, con una clase media que se duplicó tal cual lo informó el Banco Mundial y con una ampliación de derechos digno de imitar, de hecho se ha realizado por otros países.
Desde allí se empieza. Esa es la idea si realmente quieren alcanzar el paraíso. Ahora bien también existe el infierno. Si su deseo es hablar con Satanás en vivo y en directo: ni una palabra más, adopten el sistema liberal, acaben con los planes, destruyan el consumo, transfieran culpas al gobierno anterior y lo lograrán. Eso sí, el helicóptero de De la Rúa se vendió, o sea, vayan comprando otro para dentro de dos años. Porque uno es consciente y cree que si aplican las fórmulas antinacionales van a necesitar un vehículo para volar de la realidad.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
OPINIÓN
La soberbia
Comentarios:

RadiosNet