Hoy es viernes 13 de diciembre de 2019 y son las 01:11 hs. ULTIMOS TITULOS: Los motivos del silencio que rodea al Mundo Boca tras las elecciones / Por qué es tan importante esta nueva final para River de cara al 2020 / "River para Félix", una historia de amor entre padres e hijos atravesada por una camiseta / Elecciones en Gimnasia: Maradona condiciona a los socios en medio de las idas y vueltas de los candidatos / River-Central Córdoba, en vivo: cómo ver online la final de la Copa Argentina 2019 / La Dolfina: así se prepara para la final del Abierto de Palermo / River-Central Córdoba: horario, TV y formaciones de la final de la Copa Argentina 2019 / Emilio Monzó: "No me importa que Macri sienta como una traición si colaboro con este Gobierno" / Revolución en Mendoza: Gallardo y los jugadores frenaron los desbordes / Chiqui Tapia ganó más poder en la AFA pero River volvió a mostrarle sus dientes: perlitas de una tarde en Ezeiza / Volvieron a encender las luces del mural de Evita en la 9 de Julio / Copa Argentina. River y Central Córdoba juegan a otro deporte: las 9 diferencias / Principio de acuerdo con Beccacece: el exDT de Independiente, a punto de firmar con Racing / Básquet: Federico Susbielles se baja de la pelea y Fabián Borro será el próximo presidente de la CABB / Día del Hincha de Boca: tensión e incidentes en el Obelisco / Ejemplo: Manny Pacquiao se graduó a los 40 años y quiere estudiar en Harvard / Arrancó la "temporada de oferta" del dólar libre, con bajas de hasta 4% en sus precios / Claribel Medina: la historia de amor que la ayudó a superar sus demonios / El Gobierno preguntó por los aumentos, prorrogará con cambios Precios Cuidados y lanza una Canasta Navideña / Antonio Gasalla: "Me parece que va a mandar Cristina" /

29 de junio de 2015
LAURA APROZOV: Lo perverso de botar los alimentos
Desde Alemania en pleno verano, la periodista Laura Aprozov comentó sobre los sucesos noticiosos que alcanzan difusión mediática en ese país, como fue la visita de la reina de Inglaterra, y siguió ampliando detalles sobre la pobreza en ese país europeo donde paradójicamente se destinan a la basura 18 millones de toneladas de alimentos anuales en buen estado.

Por Gabriel Russo

 

“24 horas de noticias hablando  de la Reina,  desde  la florcita que puso. Todos los  conductores de noticieros se vistieron de ingleses… Muy  raro, muy raro- comenzó diciendo Aprozov.

 

Sin embargo su  tema central fue el desperdicio de comida en Alemania.

“Un tercio de los alimentos que se producen en Alemania,  van a parar a la basura., eso da  18 millones de toneladas de buenos alimentos anuales que van a parar a la basura.  Cifra escalofriante.  Hay  7 mil  bocas de expendio – como ollas populares – para gente de menores recursos-, gente con problemas con la droga, sobre todo en Berlín y Frankfort-.

El consumo está legalizado pero no se puede comercializar. A  los adictos los mantienen  para que no se conviertan en un peligro para la sociedad.

Si  salimos a mirar el mundo, te das cuenta  lo bien que vivimos en Latinoamérica.- señaló Laura-

En los comederos se recicla solo parte de la comida de los supermercados.-  Hay  313  kilos de alimentos  en excelente estado que van a parar cada segundo a la basura. Es  perverso y peligroso a la vez.

Las panaderías tienen 25 tipos diferentes de pan. Otra parte  está formada por opíparos  desayunos que ofrecen los  hoteles. Las bananas con manchitas van a parar a la basura, si un tomate tiene una rayita no la comen. Se obsesionan por la fecha de vencimiento.

Un estudio de una Fundación del Medio ambiente del norte de Alemania dice  cuàl es  el gran problema  de la “Gran basura comestible”.  Hace un paralelo. Cuando los países pobres  pierden alimentos en la agricultura y el transporte. En los países  ricos se pierde en el último eslabón, que es el consumidor. El hombre  o mujer alemanes  tira el 40 % de su alimento a la basura.

Hay 150 tipos diferentes de quesos y embutidos en las góndolas, así  se han convertido en consumidores obsesivos.  Se ofrece y se compra demasiado.

 

La información que tenemos es que este es uno de los años más complicados  por la pobreza.

No tiene que ver, es que la comida es muy  barata. El alemán es el que menos dinero invierte en comida en toda la Unión Europea.

Hay muchísimo control por parte del Estado a los comerciantes.

La pobreza en Alemania es otra,  pero crece a pasos agigantados. Existe la pobreza con  900 euros en el  bolsillo que permite  lo mínimo y básico.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet