Hoy es jueves 22 de agosto de 2019 y son las 20:22 hs. ULTIMOS TITULOS: Hernán Drago y el lado más oscuro del mundo de la moda: "Fui víctima de acoso" / River-Cerro Porteño: ¿Hubo falta de Larrivey a De la Cruz? El penal que desató la polémica / Las jubilaciones subirán 8,7% en diciembre y la movilidad de todo el año será de 51,1% / Hernán Lacunza, a los gobernadores: ?Que digan que no quieren que bajen los impuestos porque no quieren aliviar a la población? / Mauro Icardi: en Italia aseguran que Inter aceptó una oferta y sólo falta el sí del futbolista / Más de un millón y medio de personas compraron dólares antes de las PASO / Postergan un mes el juicio contra Milani en Tucumán y no habrá sentencia hasta después de las elecciones / Un organismo internacional llamó a manifestarse contra Macri / Miley Cyrus, sobre su separación de Liam Hemsworth: "No tengo nada que esconder" / Pimpinela recibirá el premio a la excelencia de los Latin Grammy / Buenos Aires: los productores piden más capacitación ante los desafíos de la agroindustria / Coparticipación: de ser electo presidente, Fernández contemplaría realizar cambios / La separación de Valeria Lynch y Cau Bornes: ¿quién es Patricia Pérez? / PASO 2019: Macri perdió en el Cardenal Newman por 22 votos / Una familia necesitó más de $31.934 en julio para no ser pobre, según el Indec / Las nueve diferencias (y los tres parecidos) entre la actual crisis de la Argentina y la de 2001 / Una empresa gráfica local invirtió $150 millones en una impresora alemana / Camioneros Rugby Club: detrás de una broma viral, la historia real del equipo de los Moyano / Reunión con Peña y Frigerio: la UCR gana protagonismo en la campaña en el interior / Jimena Barón posó totalmente desnuda antes del primer show de La Cobra /

16 de julio de 2015
Palabras, tan sólo palabras - Gabriel Princip
Palabras en el celular, en el Facebook, en el twit, en la tele, en la radio y en el resto de redes sociales. Tan sólo palabras que emanan de cualquier humano que resida en la Argentina y en su mayoría, dirigidas a favor o en contra de un gobierno que está llegando a su fin.

Por Gabriel Princip


El país es como una gran mesa de café donde todos los temas se tocan, todos son opinables pero, si hay una característica en el argentino, es su sapiencia sobre fútbol, sexo, clima y política que expone en cada conversión.
Sin duda que la medición más alta es Cristina. A favor o en contra, partiendo desde el desconocimiento más absoluto o con sabiduría, desde el valor empírico o desde la vereda con la escoba en la mano. Todo está permitido, todo vale, todo suma, absolutamente todo.
Pero este conjunto de palabras emitidas tienen un origen. A sabiendas o no, el argentino parte de una ideología para calificar al sistema político, con preferencia a la presidente.
En principio definimos la ideología como una disciplina filosófica que estudia ideas, caracteres y origen. Es un conjunto de ideas sobre la realidad existente en la práctica de la sociedad respecto a lo económico, social y político. Etimológicamente, es el estudio de las ideas.
Ideologías hay decenas. Mencionemos y definamos las más cercanas. El nacionalismo, por ejemplo, es aquella que tiene la idea de Nación como referente de identidad de un territorio, en lo político. En lo económico, ésta ideología va acompañada de un proteccionismo, es decir, dando prioridad a la actividad nacional sobre lo extranjero. En una palabra, la economía al servicio del hombre.
El fascismo es otra ideología y parte de una idea de Nación por encima del individuo donde éste se convierte en líder y concentra el poder en sí mismo. En lo económico también es proteccionista.
También podemos citar al liberalismo que habla de la propiedad privada, de la democracia representativa y en lo económico, el hombre sirve a la economía. Está en contra de los monopolios y a favor de los derechos humanos. El mal llamado neoliberalismo es el conservadurismo.
Estas son las ideologías principales, nótese que no mencioné partidos políticos, pues estos existen originados en una ideología, pero luego tienden a dividirse perdiendo su idea primogénita y centrándose en los candidatos, apartándose del origen político.
Ya ubicados en las definiciones teóricas avancemos sobre la partidocracia. Sabemos que existe el peronismo, una corriente radical y parte de la izquierda de carácter nacional, el radicalismo propiamente dicho y algún socialismo de carácter liberal y el pro con fuerte incidencia conservadora con algunos colores fascistas.
A partir de aquí podemos estudiar cada mensaje, cada idea que uno propone y hasta cada calificativo que se dispone.
Quizás pase que esté en la vereda de enfrente de un líder pero esté de acuerdo con su ideología. Muchas veces uno no concilia con alguien por una cuestión de piel o por el sólo hecho de enfrentar cualquier opinión.
Hay gente que está en desacuerdo con el gobierno. A estos se le preguntan ¿qué harían ustedes o que gobierno desean? Las respuestas siempre son más o menos parecidas “que haya trabajo, salud, vivienda, educación y paz social”. Todos queremos lo mismo, claro que a veces por descalificar a alguien en particular no nos detenemos a ver su obra de gobierno.
Todos queremos trabajo. En la década del 80 y el 90 la plaza de Mayo contenía movilizaciones de trabajadores pidiendo paz, pan y trabajo. Hoy se quejan pero por el impuesto a las ganancias. Hay desocupación pero la baja fue más que importante.
Con respecto al tema salud, la queja siempre existió sobre el bajo presupuesto, los hospitales sin recursos y las vacunas. En el 2015 las vacunas están completas construyendo junto a Cuba y Francia un terceto único en el mundo. Los hospitales siguen con falencias pero hay muchos más. Sólo en Malvinas Argentinas se han construido 8 en siete años. Y el presupuesto se ha duplicado con respecto a la gestión anterior que también fue K. Igualmente, en este tema, muchas falencias son el resultante de conflictos internos entre los diferentes gremios.
Educación tiene fallas, pero el presupuesto se triplicó. Nunca como ahora la ciencia y la cultura han estado tan presentes, jamás se filmó la cantidad de películas como en estos tiempos con un espacio INCA con entradas de 8 pesos.
Si hablamos de vivienda, citamos el éxito del plan Procrear en Nación mientras que en Capital se armó un programa de entrega de garantías para alquilar y se otorgaron 8 delas 15 mil previstas.
Paz social hay, existe. Salvo alguna protesta gremial no hubo tragedias políticas en 12 años. No existió ni Amia ni embajadas voladas como así tampoco hubo represión en alguna marcha.
Podemos seguir mencionado hechos pero usted no estará conforme o quizás sí. Por eso, cuando uno arranca un calificativo, no piensa el hecho consumado, sino en la ideología propia.
Quizás uno tenga una mentalidad anarquista, donde nada lo conforma. Quizás sea fascista y dirá “se vino el zurdaje”. Muy probablemente su pensamiento se aloje en la derecha donde si tiene que estar mal, porque los privilegios se han cortado y para colmo de males aumentaron los derechos. O será de una extrema izquierda, donde observa demasiada contemplación frente al liberalismo cuando se cumple con el pago de la deuda eterna. Tampoco estará de acuerdo si su mirada nacionalista perdió la interna del partido. Allí todo verá mal, las cadenas, las abuelas, la juventud, Tecnópolis y la mar en coche. Y así los diferentes pensamientos otorgarán diferentes visiones.
Si en su mentalidad triunfa lo colectivo, estará de acuerdo con el gobierno o si está en contra, piense las cosas dos veces porque estará confundido. Si su mirada es eternamente individualista estamos de acuerdo, es un mal gobierno.
Por eso, opine, participe, reclame, califique pero tenga una idea autocrítica y sepa que parte de una determinada ideología para debatir con el otro. En resumen, las ideas no se matan, pero tampoco que se le vaya la vida porque son palabras, tan sólo palabras.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet