Martes 14 de Julio de 2020

Hoy es Martes 14 de Julio de 2020 y son las 10:01 ULTIMOS TITULOS: Oficializan la designación de Cantard somo secretario de políticas universitarias / Alerta por la crecida del Río de La Plata en la costa del área metropolitana y La Plata / Turquía anunció la detención de un sospechoso del atentado en Estambul / El gobierno nacional concedió un anticipo financiero de $3.500 millones a la provincia de Buenos Aires / Indagan a los recapturados por policías baleados en Ranchos y por fuga del penal / El Gobierno designó a los nuevos titulares de la ANSV, la DNV y la CNRT / Francisco: "La lealtad y la fidelidad no están de moda" / El río Paraná descendió 7 centímetros en Victoria, tras llegar ayer a su pico máximo / Dos muertos al chocar una moto contra un paredón de contención del Puente Alsina / El papa Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado en Estambul / Macri derogó el decreto que dispuso devolver el 15% de la coparticipación / Por seguridad cambiaron de celda ocho veces en cuatro días a "El Chapo" Guzmán / Buen tiempo y una máxima de 29 grados en la Ciudad / Macri anuncia la construcción de la autovía en la RN 5 / Independiente y San Lorenzo empataron en la apertura del Torneo de Verano 2016 / "El mundo no busca un líder en Moscú o Beijing, nos mira a nosotros", dijo Obama sobre el Estado de la Unión / Buen triunfo de Ferro sobre Weber en la Liga / La AFA resolvió que el 30 de junio a las 18 se celebren las elecciones / El ministro de Trabajo bonaerense reunió a intendentes y sindicatos para conformar Comisión de Empleo Municipal / Garavano recibió a las Madres del Dolor /

  • Soleado

OPINIÓN

28 de julio de 2015

Años - Por Gabriel Princip

“El tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos”, reza el tema de Pablo Milanés. Y así es nomás, no hay posibilidad de discutir ni problematizar este dato de la realidad.

Por Gabriel Princip

Es común escuchar en aquellos que han llegado a la edad jubilatoria y un poco más, su edad exacta y su sapiencia imposible de demostrar ni discutir. “Tengo 75 años, a mí no me la contaron, yo la viví, no me hace falta leer porque yo estuve y ¿Qué me vas a contar a esta altura del partido?”, son conceptos donde el adulto mayor resulta reiterativo y totalmente impune.
Los jóvenes pueden saber, los mayores también, quizás a la juventud le falte el valor empírico pero lo que se puede determinar sin temor a equivocarnos es que la acumulación de años no es garantía de conocimiento.
Sobre determinada época de antaño muchas veces oímos: “Si yo la viví, no sabés el desastre que era”. Ni lerdo ni perezoso otro paisano y contemporáneo de este dirá que también tiene la experiencia de la vida y los hechos acontecidos fueron los más felices por el vivido. Un hecho común que siempre creó polémica fue el gobierno de Perón. Existen octogenarios que vivieron esos años a pleno, con regocijo total y otros con la misma edad que nos hablan de una dictadura y las consecuencias negativas que trajo para el país el tirano prófugo. Los dos terminan su alocución diciendo: “¿Qué sabes vos si no estabas? yo la viví”.
Entonces la pregunta es, ¿Quién tiene razón con respecto a este y otros datos de la historia contemporánea? No es muy complicado hallar la verdad, el camino es uno solo. Tendrá razón aquel que fundamente sin tanta adjetivación la época referida. En una palabra, siempre habrá dos visiones para cualquiera etapa de la historia, pero solo un sustantivo y un verbo. En este caso no se puede hablar de dictadura cuando el gobierno es elegido por el pueblo, por eso uno entrara al campo de la realidad cuando olvide el estilo lanatesco para clasificar la hechos sucedidos.
Pero la vida no acaba con ese o este gobierno. Y la sumatoria de años no otorgan razón. Sí, la experiencia es útil pero cuando va atado del saber. El hecho empírico nos tiene que servir para calmar el debate, para no encontrar un ACV a la vuelta de la esquina y fundamentalmente para transmitirle a la juventud el conocimiento adquirido por el paso del tiempo.
La vejez es una enfermedad terminal pero el adulto mayor puede seguir siendo joven si mantiene una mentalidad en este mismo sentido. No se es viejo por la edad, sino por el pensamiento. Existen jóvenes de 80 años y viejos de 40. ¿Cuándo establecemos quien es quien en estos parámetros? La respuesta está cerquita nuestro. Se es joven siempre cuando empezamos el día con actitud positiva y esperando el día que viene con mejor semblante.
El caso contrario, es aquel que vive del reclamo permanente, aquel que utiliza a sus nietos para descargar sus quejas en lugar de intercambiar hechos felices de la vida, reales y no tanto. Es joven quien invita a vivir con alegría lo que resta para permanecer en este mundo terrenal. Y no lo es aquel que hace del lamento un formato de vida. Pero para este estilo, el numerito que se clava en la torta de cumpleaños es lo de menos. Pueden ser dos, tres, cuatro o siete decenas de años, eso es lo de menos.
Siempre la recomendación será “sea feliz”. Claro, usted me dirá, ¿Y cómo es o cual es la felicidad? La respuesta en este caso adquiere elucubraciones matemáticas. La felicidad en el ámbito sociológico es una ecuación, y la fórmula es v + a+ r. La v de vocación, la a de afectos y la r de realización de la vocación. En una palabra, quien haya realizado su vocación y a ello le sumo el afecto de sus seres queridos, realmente es feliz.
Por eso ya sabe, aproveche el tiempo y cese en el reclamo. Nuestra estadía en la Tierra es relativamente corta, por eso sea exageradamente feliz con lo poco que tiene, porque el tiempo pasa y nos vamos poniendo viejos.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios