Hoy es jueves 2 de abril de 2020 y son las 21:25 hs. ULTIMOS TITULOS: Subtes: reabren mañana 11 estaciones para facilitar la llegada a los bancos / Coronavirus: una vacuna experimental logra resultados prometedores en ratones / Colectivo detenido: la explicación de Gerardo Morales / Coronavirus en la Argentina: 132 nuevos casos y el total de infectados llegó a 1265 / Quién es Tomás Méndez, el periodista que difundió un disparatado informe sobre el origen del coronavirus / Micro jujeño: trasladaron a 60 personas, mayoría de extranjeros, a hoteles porteños y a uno a un hospital porque tenía fiebre / Maradona, Nápoles y "ultras": la cultura del aguante 'alla italiana' en Netflix / Las fuertes declaraciones de Lana Montalban: "Háganse una máscara y salgan a la calle, tienen que salvar la república" / Coronavirus en la Argentina: detienen sobre General Paz un micro con 61, mayoría de extranjeros, que venían de La Quiaca / Coronavirus: la Justicia rechazó el pedido de Ricardo Jaime para dejar la prisión por riesgo de contagio / Coronavirus: la batalla entre Francia y Estados Unidos por los barbijos chinos / Luciano ?El Tirri? contó por qué hace dos años y medio que no ve a su novia, Mimi Alvarado / Coronavirus. Ningún partido vale una vida humana": FIFA y Conmebol no quieren apurar la vuelta del fútbol / "Estoy aterrorizada": la nueva realidad de millones de desocupados en EE.UU. / Coronavirus: varios medios decidieron dejar de cubrir las conferencias de prensa de Trump / Afirman que está garantizado el abastecimiento de carne vacuna / Coronavirus en la Argentina: confirman la primera muerte en La Matanza y otra en Campana / Coronavirus: la campaña solidaria de Diego Simeone y Carla Pereyra para mitigar las consecuencias de la pandemia / Pablo Lunati: ?En la Argentina, Pitana no puede dirigir ni en una placita? / Coronavirus en la Argentina: el Pollo Álvarez propuso "echar a Alexander Caniggia del país" /

29 de julio de 2015
Todos somos peronistas - Por Gabriel Princip
En su último tramo de vida, el presidente Perón en una entrevista periodística contestó al reportero sobre la ideología argentina. “Vea mi amigo, en este país el 30 por ciento de la gente es radical, el 40 es liberal y el otro 30 es de izquierda”. El cronista sorprendido preguntó, “¿Y el peronismo?”. “Ah, no, peronistas somos todos”, dijo.

Quizás en esta frase haya pensado Mauricio Macri, Alias Durán Barba, cuando tras ganar a lo pirro la capital, en el bunker Pro sorprendió a propios y extraños con un discurso más cerca de Aníbal Fernández que de Rodríguez Larreta.
El mundillo periodístico erizó su piel cuando de la boca de Mauricio salía la palabra estatización y más de un liberal pedía que lo pellizcaran cuando, encima de escuchar el sustantivo estado, el calificativo que seguía era correcto o bueno.
Que Macri dijera públicamente que estaba de acuerdo con una Aerolínea estatal, una petrolera argentina, nunca más una jubilación privada y demás construcciones peronistas tan criticadas por él y su partido, era entre alucinante e inimaginable.
Hoy ante el público desprevenido, Macri se acerca ideológicamente al oficialismo. Parte de su gente supo abuchear a Mau cuando pronunciaba ese discurso escrito por Duran Barba en una noche agridulce.
Hoy la ciudadanía tiene 3 ofertas para el 9 de agosto, como decía Perón, todas peronistas.
El peronista Daniel Scioli con apoyo K, el peronista Sergio Massa ex K con la mitad de sus integrantes con ideas similares al oficialismo y el peronista Macri con un conjunto de voluntades que entendieron que sólo oponerse no era el gran negocio electoral.
El discurso de Macri sirvió para entender que Scioli se escapa en las encuestas, que el alcalde porteño comprendió de una vez por todas que 8 de cada 10 argentinos no tiene el más mínimo interés en volver a los 90’ y que los candidatos opositores buscan oponerse en el campo de la ética y la moral porque en la arena política ya han sido derrotados.
Macri piensa exactamente lo contrario a lo que dijo. Nadie en su sano juicio puede creer que un hombre que apoyo la destitución de Lugo, que se abrazaría con Griesa, que no entiende que las Malvinas deben ser argentinas, que siempre sostuvo privatizar hasta la cucha de su perro de golpe y porrazo opte por todo lo contrario. El círculo rojo, su amo piensa, de la misma manera y no cree que mentir desaforadamente sirva para llevar al sillón de Rivadavia al jefe porteño.
Es difícil que el ciudadano que no lo votaba opte por el por estas últimas declaraciones y es más fácil que tampoco lo elija su público leal ya que más de uno se habrá sentido traicionado. Tampoco existe el razonamiento esquizofrénico liberal que por abajo comenta, “que mienta y mienta total hará lo contrario”. Y es poco probable que Macri en el poder se pueda transformar en el Menem del siglo 21. Hoy la construcción política realizada por el kirchnerismo impediría cualquier acto de retroceso copando las calles. Además, los jefes gremiales perderían poder de asociarse a la traición del pueblo trabajador. Difícil la disyuntiva del creador del globo amarillo.
Por su parte, Sergio Massa espera sacar rédito del traspié del Pro con su escaso triunfo y sus desafortunadas declaraciones. Hoy por hoy, alguna encuestadora no desprestigiada entiende que el hombre de Tigre no llega al 20 por ciento de los votos. Quizás con alguna ayudita de Lilita permita que se caiga aún más el macrismo y se refugie esos votos en el massismo.
Quien está más tranquilo en su andar es Daniel Scioli. Por ahora deja fluir. No contesta ningún epíteto de Lilita y menos aún del resto de la dirigencia. De todas maneras, no se mete con la blonda diputada y deja que desarrolle su programa exclusivo de insultos para todos y todas.
El 9 de agosto se encuentra cada vez más cerca. El frente para la victoria con todos sus errores aparece más ordenado. Liderando los sondeos de opinión se acerca a eludir el balotaje. Massa lucha por la subsistencia, sabe que si pierde mal, como hasta ahora, su único destino posible es la alcaldía de Tigre. Mauricio Macri todavía no entendió que la política no es Boca.
Hasta el momento una consultora dice que Macri está a 4 puntos de Scioli y en segunda vuelta derrotaría al deportista. Claro que esta encuestadora es la misma que puso en la lista de Honestos a Cristo en el puesto 71 y a Lanata 10 y Macri 22. Digamos que su credibilidad es un bien escaso. Pero número más o número menos, lo importante para el votante que el próximo presidente puede ser el peronista Scioli, el justicialista Massa o el compañero Macri, o sea, como decía Perón, “todos somos peronistas”.

Gabriel Princip.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet