Viernes 3 de Julio de 2020

Hoy es Viernes 3 de Julio de 2020 y son las 16:08 ULTIMOS TITULOS: Oficializan la designación de Cantard somo secretario de políticas universitarias / Alerta por la crecida del Río de La Plata en la costa del área metropolitana y La Plata / Turquía anunció la detención de un sospechoso del atentado en Estambul / El gobierno nacional concedió un anticipo financiero de $3.500 millones a la provincia de Buenos Aires / Indagan a los recapturados por policías baleados en Ranchos y por fuga del penal / El Gobierno designó a los nuevos titulares de la ANSV, la DNV y la CNRT / Francisco: "La lealtad y la fidelidad no están de moda" / El río Paraná descendió 7 centímetros en Victoria, tras llegar ayer a su pico máximo / Dos muertos al chocar una moto contra un paredón de contención del Puente Alsina / El papa Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado en Estambul / Macri derogó el decreto que dispuso devolver el 15% de la coparticipación / Por seguridad cambiaron de celda ocho veces en cuatro días a "El Chapo" Guzmán / Buen tiempo y una máxima de 29 grados en la Ciudad / Macri anuncia la construcción de la autovía en la RN 5 / Independiente y San Lorenzo empataron en la apertura del Torneo de Verano 2016 / "El mundo no busca un líder en Moscú o Beijing, nos mira a nosotros", dijo Obama sobre el Estado de la Unión / Buen triunfo de Ferro sobre Weber en la Liga / La AFA resolvió que el 30 de junio a las 18 se celebren las elecciones / El ministro de Trabajo bonaerense reunió a intendentes y sindicatos para conformar Comisión de Empleo Municipal / Garavano recibió a las Madres del Dolor /

  • 13.9º
  • Soleado

OPINIÓN

3 de agosto de 2015

Confusas confusiones de confundidos - Por Gabriel Princip

El gobierno de Cristina Fernández se está retirando del poder con un 55 por ciento de imagen positiva y, de haber reelección, sería elegida nuevamente. Su continuador Daniel Scioli va primero en todas las encuestas y se erige en favorito para ser el nuevo presidente a partir del 10 de diciembre de este año.

Por Gabriel Princip.

Por ahora, quedan atrás Macri y Massa. Con este panorama, el sistema no se aquieta y en su silenciosa furia trata de despertar miserias y fomentar el odio a través de los medios de comunicación.
No hay medio dominante que, ante el mínimo parpadear de Cristina, someta al gobierno a una tapa de su producto estrella denunciando la corrupción existente entre la vista de Cristina y la visión constituida en un único relato.
Tratando de no caer en el ridículo por enésima vez uno pretende desarrollar una idea analítica sobre la actualidad. Pero choca una y otra vez con el odio, la tristeza, el miedo, la desmoralización y la ignorancia que proponen quienes manejan el poder.
El arte de nuestros enemigos, decía Arturo Jauretche, “es desmoralizar y entristecer a los pueblos. Los pueblos deprimidos no vencen y por eso vamos a combatir por el país alegremente. Nada grande se puede hacer con tristeza”.
De esto saben mucho aquellos políticos que les cuesta dibujar una sonrisa en su rostro. Elisa Carrió, Patricia Bullrich, Laura Alonso, con el asesoramiento de Jorge Lanata y su ballet, hacen de la mala onda una religión.
A pesar de su mensaje negativo, la clase media gusta de él. “A sus militantes le enseñaron en la escuela preferir al inmigrante que al nativo”, señaló Juan José Hernández Arregui. “Además, continúa, le enseñaron en el colegio nacional que el capital extranjero es civilizador, en la Universidad que la Constitución de 1853 ha hecho la grandeza de la Nación o que la inestabilidad política del país es la recidiva de la montonera o de la molicie del criollo. Este estado de espíritu, fomentado sutilmente por la clase alta aliada del imperialismo, distorsiona la conciencia de estos grupos, cuyo escepticismo frente al país favorece el pasivo sentimiento cultural”.
En la actualidad observamos dirigentes con estas características que representan esta clase y la encaminan hacia una derrota inexorable. Casos como Elisa Carrió que se alía con alguien que no lo resiste y esa sociedad está más cerca de una rotura que de una unidad consolidada.
Otro representante de esta clase es Mauricio Macri y en menor medida Ernesto Sanz. Prometen mucho, no dan nada y se llevan todo parece ser el resumen de su mensaje en campaña. Tenemos un Macri estatista y uno liberal, alguien cercano al pueblo y otro lejano, un Macri compañero y un Macri gorila. En síntesis, no sabemos lo que tenemos con Macri.
Muy a pesar de sus errores en forma continua, parte de la clase media lo acepta. Quizás la más frívola, la de menor contenido intelectual y la más fanática en su pensamiento antiperonista. Claro que esta gente tiene algunas limitaciones, según Jauretche: “Está habituada a reverenciar la prosperidad de los cipayos, de las castas del lujo, los negociados entre las altas figuras nativas y los rubios representantes de los imperios, y cada uno siente celos de la prosperidad de otros, sin fijarse en la propia. La prosperidad de los de abajo molesta el escalón superior”.
Por eso la derecha con sus aguerrido yupies de la política no puede penetrar en las clases medias bajas y bajas. Y la media sigue escuchando discursos vacíos, con alto grado de discriminación y descalificación. Por ello, la confusión reina en sus mentes. Aquellos gobiernos de corte popular que hicieron crecer al país en su conjunto no son comprendidos por los militantes de la media clase. Ellos no integran el batallón de la alegría sino todo lo contrario como disponen los enemigos. Se asocian al club de la mala onda, pagando todas las cuotas con mayor resentimiento sumándole algo de odio y tristeza en demasía.
Por eso, y en el campo del optimismo, uno cree que están confundidos no equivocados. Uno preferiría que Jauretche o Hernández Arregui estén errados pero parece que la Corriente Carrió es triste se impone con su mensaje confundido generado por acciones confusas y buscando la mayor cantidad de confundidos.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

OPINIÓN
Paso a paso

Comentarios