Hoy es lunes 9 de diciembre de 2019 y son las 17:35 hs. ULTIMOS TITULOS: Transición. El tema excluyente del primer encuentro entre Guzmán y Lacunza / Aviones privados. Cambian una norma de Frondizi para que estén más tiempo en el país / Precios firmes en una subasta especial del Mercado de Liniers / Navidad a lo Vicky Xipolitakis: ¿cuánto cuesta decorar la casa cómo hizo la vedette? / Café Tacvba cantó la versión feminista de "La ingrata" con Andrea Echeverri / Asunción de Alberto Fernández: horario y cronograma de la jura y los festejos en Plaza de Mayo / La crisis de Vicentín: plantas paradas, una deuda que llega a US$1000 millones y 2000 productores afectados / El dolor de la familia y el último adiós de los famosos a Santiago Bal en las redes sociales / La derrota en Boca agitó la interna macrista con fuertes pases de factura / Marcela Tinayre habló de los rumores de embarazo de su hija, Juana Viale / Murió Santiago Bal a los 83 años / Verónica Llinás hizo una cruda autocrítica sobre una foto de sus vacaciones / Carmen Barbieri, tras la muerte de Santiago Bal: ?Ahora sí me dejó para siempre? / Ciclo lectivo 2020 en Mendoza: se confirmó el calendario escolar / Alberto Fernández y el jefe de la OIT charlaron sobre el acuerdo con gremios y empresarios / Ann Hodges, la única persona que ha sido golpeada por un meteorito / Gobernadora por un día: Teresa García asume en la transición de Buenos Aires / Santiago Bal: un comediante popular, un porteño de ley / Murió una mujer en La Plata tras someterse a un aborto clandestino / Santiago Bal y el cine: de rey de la comedia al emotivo epílogo junto a su hijo menor, Federico /

13 de agosto de 2015
El descenso radical – Por Gabriel Princip
Si la sociedad creía que Fernando de la Rúa sentenció al radicalismo a un rol secundario era porque no había conocido a Ernesto Sanz.

El mendocino dueño de una risa nerviosa y una simpleza intelectual sólo útil para ver lo positivo dentro de lo negativo, sigue explicando el rol de un partido centenario con fecha de vencimiento.
De nada sirve hablar de Alem, Yrigoyen y Alfonsín cuando la pertenencia partidaria no sale a la cancha en las grandes ligas.
Del añejo recuerdo de Hipólito Yrigoyen o Torcuato de Alvear a la gloria de Alfonsín, sólo queda material de archivo. Recortes, fotos, cintas, videos de un pasado digno de orgullo aunque una lágrima se derrama en la triste actualidad.
Del siglo XXI se puede contar que su último Presidente fue un hombre que lucía honestidad e inteligencia en los spots porque la realidad nos contaba que fue el autor del mayor mega canje solicitado por la Argentina. Calificativo que es el más adecuado para el corralito, el estado de sitio y las 34 muertes.
Claro, peor que este gobierno difícil de hallar. Pero nada es imposible, el sabio Ernesto Sanz con la complicidad de Elisa Carrió lograron desbancar a Don Fernando.
Haber alquilado al partido permitió que los conservadores estén a punto de acceder al poder. A cambio, nada. Ni alcaldes ni diputados ni nada. Regalar la estructura a una corriente de opinión contraria es cuanto menos una miserable medida.
“Nos propusimos dejar de ser un partido testimonial y llegar al gobierno, porque el país necesita alternancia, lo que nos hace parte de este frente”, concluyó Sanz.
El arcón de los recuerdos nos trae imágenes ganadoras, boinas blancas, luchadores por la democracia, combatientes de la década infame, promotores de la renovación y cambio, todo eso al son de una marcha, la radical. La misma que nos habla de Yrigoyen, la que nos explica “que se dobla pero no se rompe” y aquella que dice en su última estrofa con pasos firmes radicales, “adelante han de marchar, porque el pueblo pide a gritos, un gran triunfo radical”.
De ese recuerdo centenario, nacional y popular se choca con la horrorosa realidad. Una actualidad que nos pinta a una chaqueña que convence a un mendocino para alquilar el corazón radical a una estructura conservadora que no los tiene en cuenta. Un jefe de gobierno porteño que no sabe lo que es nacional, no entiende de popular pero si sabe someter a toda una historia rica en hazañas, anécdotas y sinsabores para que lo ayuden a una caprichosa interna con su padre empresario.

Por primera vez, el radicalismo no presentará candidatos a presidente ni gobernador de la provincia de Buenos Aires. El descenso tan temido ha llegado. El fantasma de la B fue promovido por un Enrique Sanz dueño de una extraña sonrisa y futuro titular de un ministerio macrista.
Las boinas blancas viven el exilio menos esperado: el de no participar en una contienda electoral. Hace tres décadas eran poder, hoy hacen el trabajo sucio de los neoliberales a cambio del olvido de la sociedad y el reproche de algunos militantes que todavía creen que el radicalismo no desapareció.
La Unión Cívica Radical ha descendido. El pasado los alegra, el futuro los desanima. En el medio, el presenta entregando las banderas a cambio de dos cargos legislativos y la negligencia histórica de haber cedido el partido a los neoliberales.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet