Hoy es viernes 20 de septiembre de 2019 y son las 06:45 hs. ULTIMOS TITULOS: La noche que Celeste Carballo viajó al pasado (y regresó intacta) / Concedieron la excarcelación de Cristóbal López y Fabián de Sousa, pero seguirán presos / Divisas: confirman 180 días para liquidar en el maíz pisingallo y en otras especialidades / Quién quiere ser millonario: el drama de Silvia Süller, del lujo de Miami a no poder alquilar un monoambiente / ShowMatch 2019: al bailarín de Flor Torrente lo siguen tildando de "perezoso" / ShowMatch 2019: un truco fallido hundió el número de Lola Latorre / ShowMatch 2019: entre lágrimas, Ailén Bechara sacó un puntaje para el olvido / Jennifer López, Topa, Barassi y la crisis en Chubut: las noticias de la semana / El INTA presentó un plan a tres años con 97 proyectos / La cuenta pendiente del fútbol femenino: ¿quiénes le enseñan a jugar a las chicas? / Agustina Barroso, una joya repatriada del fútbol femenino que pide no bajar la guardia / Rugby World Cup 2019: comienza hoy el torneo, que por primera vez se jugará en Asia / El análisis de Patricio Albacete: "Va a ser más complicado de lo que la gente piensa, pero deberían ganar los Pumas" / Adolfo Cambiaso volvió a Ellerstina: lo recibieron "mal" en la cancha y muy bien afuera / Mundial de rugby: los Pumas, con un equipo muy distinto al de 2007, pero que se plantea llegar tan lejos como aquel / Roger Federer y Rafael Nadal juntos en la Laver Cup, pero sin hablar del récord de Grand Slam / Luciano Pereyra: un nuevo récord en el Luna Park, su deseo de ser padre y el recuerdo de su premonición / El País Vasco, listo para ser invadido por el mejor cine global / En una jornada cruzada por rumores, se les puso precio a unas 250.000 toneladas de soja / Segismundo: gran monólogo de actor y marionetas /

19 de agosto de 2015
Las centrales obreras en la tercera sección - Por L. Benítez
Atados en mayor o menor medida al cronograma electoral, las Centrales obreras oficialistas y opositoras, con Antonio Caló y Hugo Moyano como sus titulares respectivos, tienen replicadas sus Centrales a lo largo del país. Ante esto, la persistente estrategia de la normalización para activar el funcionamiento de Centrales dormidas o inexistentes. Particularmente, algunas Centrales de la Tercera Sección Electoral se encuentran normalizadas, renovadas y duplicadas por la división al interior del movimiento obrero organizado. En lo que sigue, algunos datos para entender el funcionamiento/ comportamiento de algunos gremios de la región.

Por Laura Benítez.

2012, año bisagra dentro del sindicalismo argentino.

Dos, son las Centrales en las que la CGT quedó “fragmentada por cuestiones políticas”.

Cinco, son las Centrales, con la CTA oficialista/opositora y la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, hoy, aliado al moyanismo.

62”, son las Organizaciones peronistas, brazo político del sindicalismo argentino, nacida en 1957, tras el Congreso normalizador de la CGT y la imposibilidad, del golpe militar que derrocó a Perón en 1955, de crear una CGT adicta. Hoy, es solo un número histórico que desde la dirigencia sindical tienen “la intención de normalizar”.

Tercera Sección Electoral -TSE-, una de las zonas más populosas de la provincia de Buenos Aires, integrada por 19 distritos y unas pocas Centrales Obreras en funcionamiento: Regional Almirante Brown-Lomas de Zamora, integrada además por Ezeiza, Esteban Echeverría, Presidente Perón y San Vicente; Regional Avellaneda-LanúsRegional Quilmes, compuesta también por Berazategui y Florencio Varela; Regional La Matanza y la CGT regional La Plata constituida, además, por los partidos de  Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena, Punta Indio y General Paz -que no integra la Sección-.Completan la TSE,  los distritos de Cañuelas y Lobos.

Durante el 2012, las vertientes sindicales denominadas  “gordos”, “independientes”, ex moyanistas y moyanistas no lograron salvar las divisiones en cuanto a los nombres a ocupar la cúpula de la Central. Antonio Caló, Omar Viviani y Hugo Moyano -que  en ese momento buscaba su re-reelección- eran potenciales candidatos. Finalmente, con marchas y contramarchas, el acuerdo no llegó y el 12 de julio, Moyano se proclamó, con el aval de unos cuantos gremios, nuevamente al frente de la CGT, oficializando la ruptura sindical con el kirchnerismo, con el que venía confrontando desde fines del 2011. En tanto, el Ministerio de Trabajo, le negó el reconocimiento a las autoridades de la Central y Moyano  denunciaba la “maniobra del Gobierno contra todos aquellos que no piensan como ellos”. “Hemos hecho todo conforme a los estatutos y las leyes y sin embargo, este ministro de Trabajo, Carlos Tomada, tuvo la valentía de negarnos el reconocimiento”, remarcaba. En simultáneo,  la cartera laboral difundía una Disposición en la que  reconocía la legalidad de la convocatoria y la elección de los integrantes del consejo directivo de la CGT que encabezara Antonio Caló.

Por otro lado, el 3 de octubre, Antonio Caló fue elegido por otros tantos sindicatos para capitanear la Central obrera afín al gobierno junto a Andrés Rodríguez -UPCN-como Adjunto. Así, se formalizaba la fractura del movimiento obrero y tomaba cuerpo la denominación “CGT opositora y oficialista”. Todo, con su correlato distrital. Lo mismo, para la CTA disputada por  Pablo Micheli y Hugo Yasky.

“Asumo la responsabilidad de defender este modelo y también cuando haya que decirle al Gobierno que se equivoca le vamos a decir, pero con el respeto que se merece. Vamos a ser prudentes”, afirmaba Caló al ser proclamado titular de la Central oficialista. “¿Cómo no vamos a defender este modelo si había millones de compañeros que no se podían jubilar ni tener obra social y hoy lo tienen?”, preguntaba en la misma ocasión

“CGT habrá una sola, después habrá club de amigos”, expresaba el judicial Julio Piumato. “Todos los sindicalistas que tienen dignidad estarán acá –en la CGT moyanista-. Este es un acto absolutamente legal”.

En la TSE, la división tuvo su correlato. Así, la disputa de poder sindical territorial también se mide con la normalización, renovación o puesta en funcionamiento de las Centrales. Por tanto, en Avellaneda-Lanús, la división se evidenciaba y la CGT que conducían conjuntamente desde junio del 2010, el camionero Sergio Jeréz y Héctor Villagra  -UOCRA- se fragmentaba y en junio del 2014, con el aval de más de 50 gremios, el camionero revalidaba su mandato al frente de la Organización hasta el 2018, acompañado por la gastronómica Laura Sasprizza, como un gesto de “unidad entre el barrionuevismo y el moyanismo”. Rumbo a las elecciones de octubre, Sergio Jeréz integra la lista de concejales del Frente Renovador de Avellaneda que ganó la interna el pasado 9 de agosto. En tanto, Villagra, actual concejal del sciolismo, un tanto distanciado de la gestión del intendente Jorge Ferraresi,  “se autoproclama representante de los trabajadores usando el sello de la CGT”, según afirmaron algunos dirigentes de la región.

Por otro lado, la regional Lomas-Brown que abarca, además, los municipios de Ezeiza; San Vicente; Esteban Echeverría y Presidente Perón vive un panorama similar y de la Comisión Directiva anterior a la división nacional, en la que el camionero Julio Carrizo y el titular del gremio de Sanidad local, Sergio Oyhamburú compartían la titularidad de la central, surgieron dos centrales. En 2013, con el aval de varios gremios de la región, la CGT regional, eligía nuevas autoridades, quedando Cristian Oliva –referente de ATILRA, de la Juventud Sindical y concejal browniano del CET- como su Secretario General, acompañado por Natalia Sánchez Jáuregui de UATRE. En tanto, el camionero Carrizo pasaba a ocupar la Secretaría Gremial de la Central.

Por el lado del oficialismo, el entonces titular de la CGT regional unificada, Sergio Oyhamburú del gremio de Sanidad, más gremios afines al Gobierno se “autodenominan la CGT oficialista”, según afirmaron a Comunas algunos dirigentes de peso de la región.

Oyhamburú es concejal del FPV en Lomas de Zamora, aliado a Martín Insaurralde –MI- y candidato a renovar su banca en estas elecciones. Por otra parte, responde al líder de Sanidad nacional y diputado massista, Héctor Daer, hecho que le generó resquemores con sus compañeros de bancada en el HCD lomense, cuando MI coqueteó con el massismo.

En tanto, algunos dirigentes apuntan contra la jugada “personalista” de Oyahmburú, que “privilegió su candidatura a concejal y su rol político antes que el trabajo conjunto de los gremios de la región”. De hecho, el intento de unificar la Central junto a Oliva fue una posibilidad que no se concretó. A esto, se habría sumado una disputa por las jurisdicciones que abarca la CGT regional, lo que daría como resultado la CGT regional Almirante Brown por un lado –la moyanista- y la regional Lomas de Zamora –la oficialista-. Lo que evidencia una puja por la cantidad de avales –apoyos gremiales- para conducir la Central.

Como contrapartida, a fines del 2014, surgió el “Frente Sindical para la Victoria”, por el que los trabajadores reafirmaron su compromiso y respaldo a la gestión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a los candidatos del kirchnerismo para el 2015. Este Frente representa a los trabajadores de Lomas; Almirante Brown; Esteban Echeverría; San Vicente; Presidente Perón y Ezeiza y busca ser una herramienta político-gremial de cara a las elecciones 2015. El primer plenario del Frente se realizó en la sede del PJ de Lomas de Zamora, en diciembre del año pasado y participaron alrededor de 25 gremios oficialistas y políticos locales.

Por otra parte,  la CGT La Matanza repite el panorama. Carlos Gdansky, líder de la UOM local fue su titular desde 1985 a 1989; desde 2005 a 2009 y desde esa fecha hasta Marzo de 2014, donde luego de un “mandato prorrogado”, renunció “indeclinablemente a la conducción de la regional”. A partir de ese momento, la “unidad” fue un anhelo y secristalizaron dos regionales: oficialista y opositora. La primera, a cargo del textil Mario Ortiz acompañado por Rubén Paulillo y la otra, conducida por el mercantil Julio Ledesma y el camionero Luis Velázquez, ambas se disputan el sello de la histórica Central. Sin embargo, Comunas supo que Carlos Gdansky –actual diputado nacional del FPV, con mandato hasta el 10 de diciembre del 2015- retendría en el distrito cierto poder sindical e incluso, desde el Movimiento de Integración Peronista –MIP- que lidera, fogoneó la precandidatura a intendente  de Heraldo Cayuqueo, dirigente local de la UOCRA, que durante las PASO se midió en internas dentro del FPV con Verónica Magario –la elegida para suceder en la intendencia a Fernando Espinoza- quien resultó ganadora.

La CGT  regional Quilmes que abarca, además,  los distritos de Florencio Varela y Berazategui fue liderada entre 1990 y 1996 por  el actual intendente del distrito y titular de la UOM, Francisco “Barba” Gutiérrez. En octubre del 2008, alrededor de 40 organizaciones gremiales avanzaron en la idea de  normalizar la Central, que quedó a cargo de una Comisión normalizadora formada por el camionero Hugo Crespo y gremios como UOM, SOEME; AOT; SATSAID; OSN y SOMU.

Actualmente, la CGT regional Quilmes es una “expresión de deseos o expresa una falta de acuerdo entre los dirigentes regionales”, según manifestó a Comunas Guillermo Romano, titular del Sindicato Plástico de Quilmes. “En Quilmes todavía no se normalizó, pero siempre, de alguna manera, estamos en contacto con los compañeros de otros gremios porque el fin común es tratar de llevar adelante iniciativas a favor del trabajador”, explicó. Y añadió: “Siempre está la idea de normalizar la CGT independientemente de que uno esté alineado con uno o con otro sector político”.

Luego de las normalizaciones de distintas Centrales regionales, por expresa orden del líder sindical, Hugo Moyano, la CGT Quilmes, sigue sin ver la luz. Se habla de falta de acuerdo, entre las organizaciones, para normalizarla. Incluso, algunos consideran que de normalizarla, sería ladera del oficialismo local, considerando que el gremialista y Jefe comunal, Francisco “Barba” Gutiérrez, es el máximo dirigente de la UOM local y presionaría para acapararla. Un peso pesado al que Moyano no tendría inconvenientes en desafiar, como ya lo hizo, cuando paralizó la recolección de residuos, a cargo de Covelia, ante la pretensión de municipalizar el servicio.

En tanto, para paliar esa ausencia, Romano afirmó: “Como Organización participamos de todas las reuniones  que se organizan con gremios hermanos. Además, como nuestra zona de actuación es tan grande, participamos de las mesas directivas de algunas regionales, como ser por ejemplo la de Avellaneda-Lanús”, que lidera el camionero Sergio Jeréz.

Más allá de que muchos dirigentes lo nieguen y otros lo afirmen a regañadientes, por lo bajo o a viva voz, las diferencias políticas y los intereses personales terminaron por fragmentar al movimiento obrero organizado. “Por cuestiones políticas nos terminamos dividiendo”; “hemos decidido suspender el cronograma de reuniones de la CGT para que la campaña no se meta en la regional”; “la unidad está en las bases, pero falta en la dirigencia gremial”; “para hacer política, los gremios tenemos a las 62 Organizaciones”; “Normalizar la CGT en todo el país no tiene que ver con lo político. Hacemos política desde las 62 Organizaciones Peronistas. En nuestra CGT puede haber radicales, peronistas y socialistas”; “Integramos una regional democrática en la que cada Organización tiene libertad de acción en el plano político. Además, consideramos que la unidad de la CGT no pasa por acuerdos políticos, llevados adelante por ambiciones personales, sino por algo más profundo que es la defensa de los trabajadores”, son algunas de las afirmaciones que distintos referentes sindicales han manifestado a Comunas.

Con todo, la unidad del movimiento obrero se proyecta imposible hasta que se consolide un nuevo Gobierno, luego del 10 de diciembre, y se comience a estructurar un nuevo mapa de relaciones, tensiones y concesiones. 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet