Hoy es lunes 9 de diciembre de 2019 y son las 18:29 hs. ULTIMOS TITULOS: Video: impactante incendio de velero y un catamarán en el Yatch Club de San Fernando / Quequén. Invirtieron US$4,5 millones para un nuevo laboratorio de calidad de granos / Minerva Casero y Tomás Kirzner, muy románticos en Cancún / Qué bandas estarán presentes en la asunción de Alberto Fernández y a qué hora tocarán / El vicegobernador fueguino gobernará una semana, pero asumirá con atributos de mando de $450 mil / Transición. El tema excluyente del primer encuentro entre Guzmán y Lacunza / Aviones privados. Cambian una norma de Frondizi para que estén más tiempo en el país / Precios firmes en una subasta especial del Mercado de Liniers / Navidad a lo Vicky Xipolitakis: ¿cuánto cuesta decorar la casa cómo hizo la vedette? / Café Tacvba cantó la versión feminista de "La ingrata" con Andrea Echeverri / Asunción de Alberto Fernández: horario y cronograma de la jura y los festejos en Plaza de Mayo / La crisis de Vicentín: plantas paradas, una deuda que llega a US$1000 millones y 2000 productores afectados / El dolor de la familia y el último adiós de los famosos a Santiago Bal en las redes sociales / La derrota en Boca agitó la interna macrista con fuertes pases de factura / Marcela Tinayre habló de los rumores de embarazo de su hija, Juana Viale / Murió Santiago Bal a los 83 años / Verónica Llinás hizo una cruda autocrítica sobre una foto de sus vacaciones / Carmen Barbieri, tras la muerte de Santiago Bal: ?Ahora sí me dejó para siempre? / Ciclo lectivo 2020 en Mendoza: se confirmó el calendario escolar / Alberto Fernández y el jefe de la OIT charlaron sobre el acuerdo con gremios y empresarios /

26 de agosto de 2015
Todo no se justifica - Por Gabriel Princip
El próximo 25 de octubre se realizarán los comicios generales para que el ciudadano elija quiénes serán sus gobernantes. Con una boleta dirá: “este es mi presidente, intendente, gobernador, legislador, etc.”

Ahora bien, las elecciones siempre tienen dos visiones. Una es aquella que parte de quienes integran las listas y sus respectivos equipos y la otra la ciudadanía en general.
Que aquel que tenga un interés creado apele a cualquier operación, trampa o bajeza para llegar al poder no está bien pero siempre hay alguien que te la analiza para encontrarle el lado positivo y que uno termine diciendo, “en fin…”.
Pero distinto es aquella persona que no juega nada, salvo el hecho de que sus colores favoritos triunfen.
En una palabra, un Durán Barba se aguanta pero, ¿Se imagina millones que imiten a este antisemita ecuatoriano que deteriora la democracia y todos sus estamentos?
¿Porque decimos esto? Simple: las redes sociales se completan con quienes son pagos por los partidos políticos y salen a editar cuanta trampa o engaño se les ocurra.
Claro que uno no distingue quien es quien en el tuit o face. Para cualquier hijo de vecino son ciudadanos comunes y corrientes con determinado conocimiento político.
Pero el odio vertido por aquellos que se oponen al gobierno, pagos o no, hacen del facebook el rinconcito de la infelicidad.
La crítica común hacia el k es planero, chori, choriplanero, corrupto para empezar a hablar. De acá para arriba, lo que uno imagine.
Claro que estos conceptos sirven de base para cualquier sobremesa, reunión familiar y ronda de café. A partir del vitupero general dan justificación a la llamada grieta política.
Por eso y faltando tan poco para las elecciones generales sería útil que los dirigentes llaman a la calma a sus militantes para poner algo de paz en el ambiente.
El resto de los ciudadanos, aquellos que tienen una camiseta puesta, sería recomendable que se entendiese que la primera casaca que deben llevar es la democrática. Luego la que más le guste, para que de esta manera no se llegue al insulto por el insulto mismo, a la discriminación y en algunos casos a la muerte.
Y estos últimos conceptos no son palabras al azar. En el interior ha habido muertos por el odio instalado por los medios partiendo de la política, en colegios privados ha habido persecuciones políticas y obviamente la discriminación y descalificación en las redes sociales es moneda corriente.
Para tener en cuenta, la democracia no sólo es votar también es importante la convivencia y los consensos. La vida sigue después del 2015, y de nada vale detenerse en un tuit para descalificar a otro que votará en forma distinta a la nuestra.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet