Hoy es viernes 20 de septiembre de 2019 y son las 06:47 hs. ULTIMOS TITULOS: La noche que Celeste Carballo viajó al pasado (y regresó intacta) / Concedieron la excarcelación de Cristóbal López y Fabián de Sousa, pero seguirán presos / Divisas: confirman 180 días para liquidar en el maíz pisingallo y en otras especialidades / Quién quiere ser millonario: el drama de Silvia Süller, del lujo de Miami a no poder alquilar un monoambiente / ShowMatch 2019: al bailarín de Flor Torrente lo siguen tildando de "perezoso" / ShowMatch 2019: un truco fallido hundió el número de Lola Latorre / ShowMatch 2019: entre lágrimas, Ailén Bechara sacó un puntaje para el olvido / Jennifer López, Topa, Barassi y la crisis en Chubut: las noticias de la semana / El INTA presentó un plan a tres años con 97 proyectos / La cuenta pendiente del fútbol femenino: ¿quiénes le enseñan a jugar a las chicas? / Agustina Barroso, una joya repatriada del fútbol femenino que pide no bajar la guardia / Rugby World Cup 2019: comienza hoy el torneo, que por primera vez se jugará en Asia / El análisis de Patricio Albacete: "Va a ser más complicado de lo que la gente piensa, pero deberían ganar los Pumas" / Adolfo Cambiaso volvió a Ellerstina: lo recibieron "mal" en la cancha y muy bien afuera / Mundial de rugby: los Pumas, con un equipo muy distinto al de 2007, pero que se plantea llegar tan lejos como aquel / Roger Federer y Rafael Nadal juntos en la Laver Cup, pero sin hablar del récord de Grand Slam / Luciano Pereyra: un nuevo récord en el Luna Park, su deseo de ser padre y el recuerdo de su premonición / El País Vasco, listo para ser invadido por el mejor cine global / En una jornada cruzada por rumores, se les puso precio a unas 250.000 toneladas de soja / Segismundo: gran monólogo de actor y marionetas /

9 de septiembre de 2015
Sicarios de la verdad - Por Gabriel Princip
Las campañas políticas se acomodan en la recta final. La televisión nos muestra sonrisas y cortesías tan falsas como un billete de tres dólares. La radio nos permite escuchar un mensaje claro, contundente y preciso: todo aquello que no pasará. Los llamados telefónicos nos solicitan amablemente un tiempo para que elijamos y votemos por alguien que jamás nos recibirá. El sistema extorsiona a la democracia para que entremos en un juego que elimine la verdad cual sicario del sujeto y predicado.

No obstante los diferentes colores partidarios, los solicitantes del voto prestan su imagen para que la sociedad los juzgue y actúe como agencia de colocaciones para un puesto laboral por cuatro años con posibilidad de extensión por cuatro más.
Pero no todos los que interpretan el juego democrático expresan el futuro bienestar. Por un lado, la continuidad la avala alguien sin construcción política, con fe, esperanza y un poder prestado que la actual presidente le cede por un tiempo.
También hace su aparición el joven tigrense. Más adepto al discurso esquizofrénico que al contenido político.
El tercero en discordia puede llegar al primer puesto si continúa haciendo uso y abuso de la acción política y la trampa desmedida.
Los tres solicitan un crédito, buscan la credibilidad de una sociedad que dividió las aguas entre aquellos que quieren continuar con un modelo nacional y otros que desean cambiar y no saben por qué ni para qué, pero les encanta el cambio por el cambio mismo.
Pero, eso sí, los sicarios “no pierden ocasión de declarar públicamente su empeño en propiciar un diálogo de franca distención que les permita hallar un marco previo”, cita Joan Manuel Serrat.
La verdad, en los labios de los candidatos está a prueba. Uno es similar a un vendedor de autos usados con lo cual su palabra se devalúa en forma cotidiana. El otro, sosteniendo un globo amarillo y mencionando a Cacho y María nos altera con frases hechas y guionadas. El tercero, más calmo, repite conceptos más religiosos que políticos.
“Hombres de paja que usan la colonia y el honor, para ocultar oscuras intenciones, tienen doble vida, son sicarios del mal, entre esos tipos y yo hay algo personal”, asegura el catalán en Algo Personal.
Los tres candidatos buscan captar y cooptar conciencias que avalen sus discursos. El motonauta, a pesar de las operaciones en su contra, sigue la marcha del continuismo. Su mensaje no se altera a pesar de Tucumán, Carrió y Aníbal Fernández.
Sergio Massa promete a destajo todo aquello que su tercera posición permite. Sabe que no ganará lo que otorga en su discurso una malversación de la palabra para convencer a un electorado independiente y distraído.
Durán Barba es el entrenador de Mauricio Macri. El ecuatoriano sin códigos ni valores confecciona un guión donde la verdad brilla por su ausencia. En su ley, nada que sea cierto tiene valor en una campaña y en alusión al escritor Alesandro Manzoni coincide con el cuándo determina que “las injurias tienen una gran ventaja sobre los razonamientos, la de ser admitidas sin pruebas por una multitud de lectores”. En este pensamiento, Elisa Carrió da clase.
Los tres candidatos con más posibilidades de triunfar en los próximos comicios tratan de ocultar sus verdaderas intenciones en mayor o menor medida. Massa se aburre de prometer lo insólito y lo increíble, total el tercer puesto le sienta bien. Daniel Scioli, por ahora promete continuidad al modelo y Mauricio Macri de la mano de Durán Barba puede prometer una YPF estatal o privada, jubilación estatal o de Clarín o un fútbol para todos o sin todas. Total mientras el radicalismo traicione, las encuestas engañen y el blindaje mediático cumpla su función la campaña le asegura por lo menos un segundo puesto decoroso.
“La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua”, escribió alguna vez Miguel de Cervantes. Lo cierto es que en mayor o menor medida, los candidatos a cualquier puesto, en cualquier boleta, en cualquier comicio se han transformado en sicarios de la verdad, con lo cual la mentira a pesar de tener patas cortas esta vivita y coleando.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet