Miércoles 21 de Octubre de 2020

Hoy es Miércoles 21 de Octubre de 2020 y son las 03:46 ULTIMOS TITULOS: Oficializan la designación de Cantard somo secretario de políticas universitarias / Alerta por la crecida del Río de La Plata en la costa del área metropolitana y La Plata / Turquía anunció la detención de un sospechoso del atentado en Estambul / El gobierno nacional concedió un anticipo financiero de $3.500 millones a la provincia de Buenos Aires / Indagan a los recapturados por policías baleados en Ranchos y por fuga del penal / El Gobierno designó a los nuevos titulares de la ANSV, la DNV y la CNRT / Francisco: "La lealtad y la fidelidad no están de moda" / El río Paraná descendió 7 centímetros en Victoria, tras llegar ayer a su pico máximo / Dos muertos al chocar una moto contra un paredón de contención del Puente Alsina / El papa Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado en Estambul / Macri derogó el decreto que dispuso devolver el 15% de la coparticipación / Por seguridad cambiaron de celda ocho veces en cuatro días a "El Chapo" Guzmán / Buen tiempo y una máxima de 29 grados en la Ciudad / Macri anuncia la construcción de la autovía en la RN 5 / Independiente y San Lorenzo empataron en la apertura del Torneo de Verano 2016 / "El mundo no busca un líder en Moscú o Beijing, nos mira a nosotros", dijo Obama sobre el Estado de la Unión / Buen triunfo de Ferro sobre Weber en la Liga / La AFA resolvió que el 30 de junio a las 18 se celebren las elecciones / El ministro de Trabajo bonaerense reunió a intendentes y sindicatos para conformar Comisión de Empleo Municipal / Garavano recibió a las Madres del Dolor /

  • 13.9º
  • Despejado

OPINIÓN

19 de octubre de 2015

Comando Celestial - Por Gabriel Princip

“General, a ver si organizamos el comando celestial. Abajo, Cristina consiguió que toda la Argentina sea peronista, algunos por pasión, otros por reconocimiento, otros por agradecimiento y hasta Macri se hizo compañero porque le inauguró un monumento. Encima, tenemos un Papa compañero. Falta armar una orga acá y cartón lleno”.

Por Gabriel Princip.

“Natural flaco, nosotros somos el todo y como vos sabrás, el todo es mayor que la parte. Pero lo de Macri déjalo ahí. Yo pensaba que el monumento era a Víctor Laplace, aunque Evita me dijo que se parecía más a Domingo Cavallo. Este Macri ni para espiar sirve”.
Formando parte de la tertulia, entre mate y mate, estaban Hernández Arregui, Jauretche y Discépolo. La rama intelectual del comando.
“Flaco, salgamos de las nubes con tu verba pasional”, acotó Discepolin. “Y si querés una mano te doy”, agregó.
“Buena idea”, comentó el General. Con la cara asintieron Jauretche y Hernández Arregui.
Y se lanzaron a recorrer el cielo como indicaba el General. Convencer a quienes poblaban el paraíso.
En un momento, el flaco tomo un megáfono, llamó la atención de algunos pobladores y les dijo: “Formo parte de una generación diezmada, castigada con dolorosas ausencias, me sumé a las luchas políticas creyendo en valores y convicciones a las que no pienso dejar en la puerta de la Casa Rosada”.
“Así se habla, flaco”, apoyó Don Arturo. “Este muchacho sí que me resultó un buen alumno”, aseveró Perón. “Usted me recuerda mi campaña de la primer candidatura a presidente”.
“No diga General”.
“¿Supongo que habrás leído los conflictos que tuve con el embajador yanqui Braden?”
“¿Y quién no lo leyó?”
“Me recuerdo cuando el yanqui, en la última entrevista, me hizo una propuesta indecente. El tema económico, más específicamente de las rutas aéreas. ¿Vos querés creer que si acataba me prometía ser el hombre más popular de mi país?”.
“Sí. Y usted le contestó que prefería ser antipopular y no un hijo de puta para mi pueblo”, acotó Néstor.
“Exacto compañero. En fin…”.
“Si, y este pensamiento, de neto corte nacional, me recuerda una entrevista que le concedí a Oliver Stone poco antes de partir a este hermoso lugar”.
“Te vi”, acotó Perón.
“Te vimos”, aseguraron todos.
“Linda entrevista, pero el yanqui se quedó duro cuando le dije que “el que es extremadamente educado, modosito, se porta muy bien y se inclina siempre frente al poder determinado y no defiende los intereses que tiene que defender, termina de rodillas y arrodilla al país””.
“Genial, flaco”, sentenció Arregui.
“Que alumno le salió General, interrumpió Discepolín, y la jermu, ni le cuento. Creían que iba a durar cinco minutos y fue dos veces presidente y se retira del gobierno con el premio que todo político ansia lograr: el afecto y el cariño popular”.
“Ni hablar”, afirmó Perón.
“Y esa felicidad popular que vos manifestás, continuó el General, es similar a la que yo propuse junto a Evita en la década del 40’ y del 50’. Y vos, disfrazado de Mordiquisto contabas por radio, ¿te acordás?”.
“Como no me voy a acordar, si yo di la vida por ustedes. Es más, se acuerda cuando un día yo estaba muy enojado por esos contreras de siempre, licenciados en golpismo, estaba tan caliente que agarré el micrófono de la radio y sin libreto y sin presentación formal, dije: “Yo alguna vez hablé de los rumores, de la calumnia, de todo ese infame y misterioso rio de noticias falsas que echan a rodar los resentidos, claro ellos no pueden mostrar las hermosas realidades y buscan el desquite de las mentiras sin dignidad y sin heroísmo. Y ellos, los que desde años y años te dicen sigilosamente “se va a venir una”, esos mismos son los que ahora te ponen una mano en el hombro, miran hacia los costados, se agachan y te dicen “Atenti, ojo la que se viene…” ¿Y qué se viene? Millones de personas que vienen a defender un mundo de conquistas enormes que han encontrado la felicidad en este gobierno y no quieren perderla”.
“Bravo, Mordiquisto”, gritó, aplaudió y se emocionó el General.
Mientras tanto, el flaco y el resto de la barra seguían por el paraíso charlando con futuros compañeros.
En un alto en el camino, Discepolín le cebó un mate al General y comentó: “Pobre los muchachos que sean chamuyados por Arregui y Jauretche”
“¿Por?”
“Los dos son escorpianos, hasta que no les firme la ficha de afiliación no los dejan en paz”, aseguró.
“Tenés razón”.
“Mire General, mire al flaco, otra vez junto a la gente y les está hablando”.
“Y mirá que atención ponen. Mirá, hasta lágrimas derraman. Escuchemos”.
“Vengo a proponerles un sueño, reconstruir nuestra propia identidad como pueblo y como Nación, vengo a proponerles un sueño que es la construcción de la verdad y la justicia, vengo a proponerles un sueño, que es el de volver a tener una Argentina con todos y para todos. Estoy convencido de que en esta simbiosis histórica vamos a encontrar el país que nos merecemos los argentinos”.
“El flaco no puede con su genio, mi General. Está repitiendo su primer discurso como presidente”, expresó Discepolín.
“El público se renueva, Mordiquisto”
“Tiene razón, pero como le digo una cosa le digo otra: este muchacho tiene que estar a cargo del Comando Celestial”.
“Y sí, es mi mejor alumno. Y como usted decía cuando cerraba sus programas radiales: No, a mí no me las a contar”
“¿Un mate mi amigo?”
“Dele”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios