Hoy es viernes 22 de noviembre de 2019 y son las 02:31 hs. ULTIMOS TITULOS: Abel Pintos sigue seduciendo a sus fans, ahora desde un "universo paralelo" / Alexander Grischuk exhibe qué puede aportar al ajedrez un buen jugador de póquer / Cómo fue el primer capítulo de Inconvivencia, la miniserie de Laurita Fernández y Tomás Fonzi / El Gobierno publicó el decreto que deroga el protocolo de aborto no punible / Tres recomendaciones para el fin de semana: gemelos, hip hop y mundos fantásticos / River-Flamengo. Dormir poco, estudiar y creer: qué tiene Gallardo en la cabeza antes de la final / River-Flamengo: por ahora existe buena onda entre hinchas rivales, pero habrá 10.000 efectivos de seguridad / Boca 12.0: la Bombonera se convierte en el mayor estadio digital de la Argentina / River-Flamengo. Cómo es el anillo que recibirá el Jugador Más Valioso de la final de la Copa Libertadores y quién vota / Todos los detalles de la boda de Pampita Ardohain y Roberto García Moritán / Leonardo Fariña renunció al programa de testigos protegidos / Qué piensa Martín Guzmán, el economista que propuso congelar los pagos de la deuda / La nueva vida de Daisy May Queen en la India / Abusos sexuales. El obispo Zanchetta negó estar en rebeldía y se presentaría en la justicia salteña / Regreso veloz: Maradona vuelve a Gimnasia dos días después de haber renunciado / Carne cultivada. El laboratorio porteño que la hace sin criar una vaca / River-Flamengo: una duda en el medio y la teoría Pratto, el equipo que imagina Gallardo / Beso y foto para un fan: la simpática escena callejera de Pampita Ardohain y Roberto García Moritán / Lucía Galán, sobre la denuncia de Anna Chiara Del Boca a Ricardo Biasotti: ?Yo lo hubiera tratado puertas adentro? / Señal de EE.UU.: el Departamento de Estado ve "buenas perspectivas" con el gobierno de Fernández /

3 de noviembre de 2015
El ajedrez - Por Gabriel Princip
Finalmente, Cristina Fernández abandonará el gobierno el próximo 10 de diciembre. El reemplazo, ya es lo de menos. Trazando un análisis fino sobre la enorme cantidad de elecciones a lo largo y a lo ancho del país uno puede decir, sin temor a equivocarse, que el imperio ha ganado la partida.

Un tablero de ajedrez tiene 32 lugares para las blancas y 32 para las negras, dentro de ese espacio se maneja la monarquía, los alfiles, las torres, los caballos y los peones. El mundo del poder es harto parecido.
Desde la embajada norteamericana se establecieron los puentes para que la derecha vaya minando la retirada del poder del kirchnerismo y evitar su continuidad a través de Daniel Scioli.
El país del tío Sam sufrió una importante crisis en el 2009 a través de la cédulas hipotecarias, crisis que exportó a Europa y que Argentina no tuvo que soportar, gracias al impedimento de que se realice el ALCA. En esos momentos, aciagos para la tierra de Superman, su líder Barack Obama no tuvo el tiempo suficiente para dedicarse a América Latina.
Mientras la paz embargaba al continente y este podía crecer, Sergio Massa fue habitué de la Embajada donde depositaba sus adjetivos calificativos en detrimento de Néstor Kirchner. También lo hacía, en menor medida, Mauricio Macri.
Cuando tigrense ejercía la jefatura de gabinete, fue que empezó el proceso para que la derecha se impusiera en el territorio argentino. Néstor supo mover las piezas en forma adecuada y de esta manera, consolidar el poder.
El tablero del poder estaba en la mente de quienes manejan la vida de los habitantes del planeta. Sus alfiles estaban dispuestos a todo. Mientras, Mauricio y Sergio rendían pleitesía para poder llegar al mullido sillón de Rivadavia.
El ALCA fue vencido, las hipotecas fueron historia en la vida de Obama, entonces fue el turno de Paul Singer y sus muchachos. Massa, por su parte, dominó y ganó las elecciones del 2013, por ese entonces, su candidatura era casi un hecho y la presidencia un objetivo no muy difícil de conseguir.
La corporación mediática estuvo de su lado y la piquetera Lilita destrozó vidas, conductas y esperanzas de los humildes denunciando a cuanto soldado del campo popular se le atravesara en el camino.
Con machete en mano, Lilita hizo fácil el camino para un poco creíble Sergio. Mauricio esperaba su turno mientras cortaba boletos de Metrobús.
Las elecciones se venían encima. Pero la corporación mediática, por llamado de la Embajada, dejó de escuchar a Sergio y fue por Mauricio. La presidencia estaba allí, no muy lejos.
Los acuerdos entre estos cadetes de la Embajada no se hicieron públicamente pero el diálogo siempre fue continuo. El 2015 era el escenario del tablero que iba a decidir el cambio de modelo o no para los próximos cuatro años. Los peones avanzaban, los caballos estaban a la espera de mover en L, Lilita con su torre abusaba del alfil Aníbal y la reina Cristina era jaqueada.
Las PASO plantaron un escenario que daba la sensación de un Daniel Scioli Presidente, un Aníbal Gobernador. La Embajada llamó, Sergio, a pesar de su sangría interna, aceptó el llamado y acordó en silencio con Mauricio.
Los acuerdos eran mínimos a la luz del tablero del poder, pero de a poco municipio por municipio minaron el camino de Aníbal a la Gobernación. El alfil Lilita hizo lo suyo, exhibió en los medios la calumnia de la droga con Aníbal. El resultado fue óptimo para el tío Sam.
Cambiemos se apoderó de una cantidad importante de comunas producto de acuerdos con Sergio, y se llevó Jujuy y Buenos Aires. Aníbal fue comido por Lilita y el rey Daniel fue jaqueado.
La derecha está por asaltar democráticamente el poder. Todo no está dicho, pero de a poco y en silencio el peronismo puede retirase del tablero. La reina, a pesar de su alta imagen positiva, está a punto de ser deglutida y el rey está rodeado. Quizás los peones lo salven, los alfiles ya son historia.
Y el 22 de noviembre Mauricio Macri y la embajada pueden dar jaque mate a Daniel Scioli. O quizás al país.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet