Hoy es domingo 23 de febrero de 2020 y son las 11:19 hs. ULTIMOS TITULOS: La Serie A, en cuarentena: suspenden cuatro partidos por el avance del coronavirus en Italia / Martín Guzmán se reunió con el secretario del Tesoro de EE.UU.: "Es alentador encontrar coincidencias" / Murió la relacionista pública Sofía Neiman en Punta del Este / Puerto Deseado: la mujer violada reconoció a uno de sus atacantes / Las perlitas de Fury-Wilder (II): el gesto más sangriento, la foto viral y "American Pie" / Conmoción en el boxeo: Tyson Fury hizo historia y le ganó por KOT a Deontay Wilder, el boxeador casi invencible / Fury-Wilder (II): los tres atributos decisivos con los que arrasó "El Tyson blanco" en una noche inolvidable / La sorpresa del público que hizo emocionar a Alejandro Sanz en su show en Buenos Aires / Estados Unidos: Bernie Sanders gana Nevada y se fortalece en la carrera presidencial demócrata / Copa Davis. Más problemas para el capitán Gaudio: a la lesión de Schwartzman se suma la de Pella, que tampoco jugaría ante Colombia / River y Boca juegan pensando en el ataque... y en la defensa, con Paulo Díaz y Junior Alonso / Siempre Messi: los extraordinarios números de la Pulga que confirman su vigencia en la elite del fútbol a los 32 / Golf de otro planeta: pelotas que devuelve el agua, tarjetas de 61 golpes y un hoyo en uno espectacular / ?Siesta con este bombón que nos tiene locos de amor?: la tierna foto de Lucha Aymar con su hijo Félix / Gonzalo Quesada: "Nadie va a bajar la cabeza, estamos convencidos de que vamos por el buen camino" / Messi, un "cabrón": reverencias en el Camp Nou y el tuit de Eibar después de sufrirlo / San Lorenzo- Racing, por la Superliga: La Academia festejó en el Nuevo Gasómetro y dejó sin técnico al Ciclón / Agricultura, un ministerio sin poder en medio de las tensiones con el campo / En Independiente, el blanco de los insultos tiene un responsable principal: Hugo Moyano / Independiente-Gimnasia, por la Superliga: el Lobo festejó en la última pelota, alegró a Maradona y frustró al Rojo /

30 de diciembre de 2015
Ahora sí gobernamos - Por Gabriel Princip
El empresariado, al que le interesa el país, siempre estuvo cerca del poder y a los gobiernos nunca les fue bien. Hoy son el poder, el gobierno y el camino por suerte se puede enderezar.

La clase media no gusta de las leyes. Les fastidia los semáforos rojos, los policías correctos, los zurditos,  los vagos del Congreso y demás complicaciones de la democracia. Por eso, el gobierno empresarial que supimos conseguir en este glorioso 2015 entendió por fin su idiosincrasia.

Nuestro amado presidente, saca decretos a lo pavote y nos ahorramos del trámite del Congreso. Que a los diputados no les gustan las ideas presidenciales, que empiezan con la cantinela de que representan al pueblo, que hay que respetar las mayorías y un sinnúmero de tonterías de la democracia, nos hace perder el valioso tiempo.

Entonces la clase media ve con alegría que el Congreso no funcione, encima habrá menos planeros al ser devaluados, por fin se pagará lo correcto en las tarifas, que el ministro de economía es más parecido a un empresario yanqui que a un docente de la UBA marxista como había ante, y que la yegua seguirá perseguida por la nueva Carrió: la Margarita “ya ganamos” Stolbizer.

Estamos en tiempo de cambio y para bien. Un estado muy pequeño nos espera. Una menor población nos aguarda y está bien. ¿Para qué queremos marginales, pobres y habitantes de clases medias bajas si no pueden consumir y gastar sus ingresos con nuestras amadas minorías que, por suerte, están en el poder?

¿De qué nos sirve el peronismo y su manía de ampliar derechos si después nuestros amados gobernantes tienen que bancarlos con absurdas leyes sociales? “No es así la cosa”, decía una vieja. Vos tenés que producir tu alimento, vos tenés que tener tu caña para pescar y no que el estado te provea del pescado. Al final se van a creer el mito risueño de Cristo que multiplicaba panes, pescado y vino y los repartía. Muchachos eso es una leyenda. ¿Dónde viste a alguien multiplicar los pescados? Si existe el que vende pescado y multiplica los precios, pero para bien, así se consume menos y se gana más.

Tampoco nos sirve un Papa zurdito. ¿Dónde se  ha visto que un cura esté con los pobres? Si, se dice, pero también es un mito. El cura tiene que ser el brazo espiritual de la derecha y convencer que la gente vaya a misa, así por lo menos durante 45 minutos están guardados y no se hace tanto mal.

Pero bueno, el Papa pronto renunciará y tendremos uno como Dios Manda, sí como manda Dios alguno que bendiga las armas, destruya a una corriente política y cuando vos te le plantes cuestionando el mal en el mundo, él te diga “ten fe, hermano, ten fe”.

Pero a pesar de los problemas que tiene la Argentina con la falta de plata por el robo indiscriminado de los K, a pesar del Papa, a pesar del peronismo, a pesar de la democracia, por suerte tenemos a Mauricio.

Y con este sí que nos salvamos. Basta de cadenas, basta de ideología, de política, basta de pobreza, de ayudar al prójimo, basta de la Patria es el otro, basta del amor vence al odio y volvamos a la realidad y si es “cool” mejor.

El amor vence al odio en las películas, la patria es mi ombligo, las cadenas se rompieron y entraron todos los empresarios al gobierno. Y ayudar al prójimo, de acá, que se arregle que trabaje todo el día como lo hago yo en mi financiera cobrando intereses sobre la plata tercermundista que tenemos.

Hoy por fin gobernamos. El campo no paga un mango más y gana lo que debía ganar siempre, todo. La clase media enloquecida de alegría porque el Congreso está a punto de presentar la quiebra, los pobres como nunca más pobres y a punto de desaparecer así llegamos a la pobreza cero, todos los medios todos contando la verdad, que Antonia tiene como padre al mejor presidente de la historia argentina y que la ley ajusticiará a todos los que piensen  distintos, perdón a los K, digo a los chorros.  Así un país progresa, quizás un poco servil, esclavo y dependiente pero sólo un poco para conformar a nuestros amados amigos norteamericanos a quienes le debemos todo y un poco más.

Hoy la alegría nos visita y en un corto tiempo estaremos más contentos porque habrá dos clases, nuestros amados ricos y nosotros los media clase. Los pobres, marginales y mayorías, nos veremos en  otra vida.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet