Miércoles 8 de Julio de 2020

Hoy es Miércoles 8 de Julio de 2020 y son las 08:59 ULTIMOS TITULOS: Oficializan la designación de Cantard somo secretario de políticas universitarias / Alerta por la crecida del Río de La Plata en la costa del área metropolitana y La Plata / Turquía anunció la detención de un sospechoso del atentado en Estambul / El gobierno nacional concedió un anticipo financiero de $3.500 millones a la provincia de Buenos Aires / Indagan a los recapturados por policías baleados en Ranchos y por fuga del penal / El Gobierno designó a los nuevos titulares de la ANSV, la DNV y la CNRT / Francisco: "La lealtad y la fidelidad no están de moda" / El río Paraná descendió 7 centímetros en Victoria, tras llegar ayer a su pico máximo / Dos muertos al chocar una moto contra un paredón de contención del Puente Alsina / El papa Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado en Estambul / Macri derogó el decreto que dispuso devolver el 15% de la coparticipación / Por seguridad cambiaron de celda ocho veces en cuatro días a "El Chapo" Guzmán / Buen tiempo y una máxima de 29 grados en la Ciudad / Macri anuncia la construcción de la autovía en la RN 5 / Independiente y San Lorenzo empataron en la apertura del Torneo de Verano 2016 / "El mundo no busca un líder en Moscú o Beijing, nos mira a nosotros", dijo Obama sobre el Estado de la Unión / Buen triunfo de Ferro sobre Weber en la Liga / La AFA resolvió que el 30 de junio a las 18 se celebren las elecciones / El ministro de Trabajo bonaerense reunió a intendentes y sindicatos para conformar Comisión de Empleo Municipal / Garavano recibió a las Madres del Dolor /

  • 7.2º
  • Soleado

OPINIÓN

31 de diciembre de 2015

Made in nacional-Por Gabriel Princip

Al pensamiento nacional otorgado por el revisionismo histórico se lo sitúa con nombres propios, en una línea que comienza con Juan Domingo Perón y Evita, enraizado en San Martín, Rosas, el radicalismo de Forja y que se actualiza con el matrimonio Kirchner. En el medio, los intelectuales y artistas de la talla de Enrique Santos Discépolo, Homero Manzi, Scalabrini Ortiz, Hernández Arregui y ya en el siglo xxi con Alejandro Dolina, Roberto Caballero, Hernán Brienza, Francisco Pesthana y Claudio Díaz.

Pero si entendemos que existe un pensamiento made in casa, sepamos que desde siempre existió el pensamiento antinacional. Desde Rivadavia, Lavalle, pasando por Mitre, Sarmiento, Roca, Aramburu, Rojas hasta Menem, De la Rúa y hoy, Mauricio Macri.

Los intelectuales que respondieron a este modelo: Martínez Estrada, pasando por Jorge Luis Borges, Ernesto Sábato y en la actualidad, cualquier integrante del Grupo Clarín más Sebreli y Tomás Abraham, solo por citar algunos.

En esta sintética diferenciación, el gobierno de Néstor Kirchner otorgó un plus ya que el pensamiento nacional tiene su día de celebración, según la ley 25.844, el 13 de noviembre, que coincide con el nacimiento de Arturo Jauretche. El pensamiento antinacional no tiene su día, pero tuvo su tiempo cuando el gobierno de la revolución fusiladora, en marzo de 1956, promulgó el decreto ley 4161 que prohibía cualquier mención que tuviera que ver con Perón.

Decía Arturo Jauretche en Los profetas del Odio: “Para pensar como argentinos necesitamos ubicarnos en el centro del mundo y ver el planisferio desarrollado alrededor de ese centro… nunca seremos nosotros mismos si continuamos colocándonos en el borde del mapa, como un lejano suburbio del verdadero mundo”.

A esta pastilla de una idea nacional, se puede mostrar una cápsula de conservadurismo. Jorge Luis Borges, el gran escritor y enorme admirador de cuanta dictadura haya conocido, decía según su biógrafa Alicia Jurado: “Borges está realizando la tarea patriótica de mostrar al extranjero que en la Argentina hay algo más que un puñado de indígenas en vía de extinción y una creciente turba de indios vocacionales”. En la línea ideológica de Borges con algunos matices podemos mencionar a Bioy Casares, Ernesto Sábato, por citar algunos.

Para reforzar la idea borgiana quizás valga mencionar a Domingo Sarmiento. El célebre padre de la educación, era un maestro en el arte de la discriminación y el servilismo. Para muestra un botón: “Inglaterra será el taller del mundo y América del sur su granja. Afortunadamente nuestro inventario se compone de un producto cambiable por todos nuestros consumos. Produce la tierra pasto que nada cuesta y que casi sin costos se transforma en lanas, cuero y carnes. Por eso los hombres vivirán en Europa y la América meridional se destina para estancia, para criar ganado que por falta de espacio no puede criarse allá”, decía.  Nacionalista si los hay, el sanjuanino, ¿o me equivoco?

Después de Caseros, en 1852, se impusieron las pautas ideológicas de los unitarios. La política fue antinacional por la ideología que la inspiró. Al decir de Arturo Jauretche fue una “política de patria chica que creyó que el litoral era toda la patria”. Quizás Roca trajo una visión más integral y los demás gobiernos conservadores siguieron esa línea. Los radicales dieron comienzo a un proceso que desembocó  en el  peronismo donde por primera vez se integró a las clases bajas al proceso político. Tanto el Perón de 1946 a 1955 como el matrimonio Kirchner, fueron símbolos de inclusión y participación. Las vacaciones tan esperadas llegaron bajo la forma de un sistema liberal.

El peronismo supo cooptar a intelectuales que, además de conocimiento y sapiencia, estaban cercanos al pueblo. Ese Discépolo que con “Cambalache” supo criticar a la década infame, que con “Mordiquisto” supo explicar por radio el peronismo, ese Scalabrini Ortiz que simbolizó al argentino con “La República de Otaria”, ese Jauretche que explicó el gataflorismo de las clases medias. Las letras de Homero Manzi, Catulo Castillo y la filosofía de Hernández Arregui supieron tener una única bandera, aquella que hablaba de un país integrado empoderando al pueblo.

Del otro lado, lo de siempre: el vitupero, la descalificación, el aluvión zoológico del Dr. Ernesto Sammartino, el “libros o alpargatas” de Américo Ghioldi, pasando por el cabecita negra y llegando a la actualidad con el planero, choriplanero o la yegua. Las expresiones de mal gusto y la falta de contenido fueron quienes gobernaron y gobiernan el espíritu del pensamiento antinacional.

En lo económico, el pensamiento nacional también es coherente y se ve reflejado en una economía nacional. Los planes quinquenales de Perón y la mejor distribución de la riqueza en los 50 y en los comienzos de este siglo. En ambas épocas el consumo y crecimiento fueron la línea editorial de los respectivos gobiernos.

En cambio, el conservadurismo antes y el neoliberalismo hoy, nos enseñó palabras como ajuste, devaluación, economía fría, mercado y cualquier otro concepto que siempre dejará afuera en forma automática a las mayorías.

Sucintamente se trata de explicar las diferencias entre ambos pensamientos y para ser claro y que se entienda, no es lo mismo Perón que Aramburu, Evita que Rojas, ni Kirchner que Menem o de la Rúa o Cristina que Macri. No es lo mismo.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios