Hoy es miercoles 27 de mayo de 2020 y son las 22:59 hs. ULTIMOS TITULOS: Coronavirus en la Argentina: por la baja de donantes de sangre, ya se postergaron operaciones en la ciudad / Coronavirus en la Argentina: los contagiados de las villas se quejan por las condiciones de aislamiento / Soja: proponen bajar retenciones para que ingresen divisas extra por más de US$4300 millones por año / Por los motochorros, Tucumán prohíbe que vayan dos adultos en una sola moto / Coronavirus en la Argentina: temor entre los vecinos de Villa Itatí por los casos en la aledaña Villa Azul / Música en streaming: del histórico regreso de Led Zeppelin al show benéfico de David Guetta / Un ministro del gobernador Schiaretti destacó que el campo necesita "reglas claras" / "Mucho gasto". Los contadores respondieron ante la crítica de Alberto Fernández / Coronavirus: Brasil vuelve a superar los 1000 muertos en las últimas 24 horas / Ginés González García, desde la clínica: "Estoy fenómeno, con ganas de volver a trabajar" / Perú registra otro récord de casos de coronavirus / Coronavirus en la Argentina: con 10 muertes en el día ya son 500 los fallecidos en el país / El Gobierno activó una reforma de la ley de inteligencia nacional / La OMS se abre a donaciones individuales luego de que Donald Trump amenazara con cortarle los fondos / REVISTA LUGARES 289 - MAYO 2020 / Otro escándalo de corrupción ligado a la pandemia en Bolivia / Córdoba: piden justicia por la chica de 14 años asesinada; hay dos detenidos / El enérgico reclamo de Dady Brieva a Alberto Fernández: "Seamos Venezuela ahora" / El ruralista del campo incendiado: "No sé por qué tengo que declarar yo en vez de los ladrones" / A 44 años del gol antológico de Bochini contra Peñarol: gambeteó a 8 rivales y la mandó a la red /

10 de febrero de 2016
Cristina y Sergio-Por Kurt Wilkens
El peronismo en la actualidad no puede dar una imagen cierta de unidad. El movimiento obrero divido y expectante observa como de a poco se destruye el poder adquisitivo del obrero. El Partido justicialista no hizo la debida autocritica y vive un clima de internas anticipadas.

El Frente para la Victoria por un lado, el PJ histórico por otro y en el medio, los militantes que concurren a plazas, marchas y cuanto acto se haga para expresar su bronca ante el gobierno liberal entreguista de la familia Macri, Techint y Clarín.
Este es el mes en que debe aparecer Cristina. El peronista la extraña y el macrista también. El Pro necesita un enemigo de fuste. Moyano ausente en la pelea y el PJ carente de espadachines de primer nivel hace que el liberalismo esté huérfano de enemigos en la pantalla chica.
Al mismo tiempo, Macri no sale ni a pasear si no se lleva a Sergio Massa. Sergio hoy es el límite del justicialismo. El partido puede entender un Scioli, un Insaurralde o hasta un miembro de la Cámpora como presidente del partido, pero no toleraría jamás al hombre de Tigre.
Todos saben dentro del partido que Sergio es el plan B de la Embajada y que su función en la política actual es ayudar a Macri y dividir al peronismo, por eso en los corrillos del consejo nacional su nombre es sinónimo de traición.
Pero, ¿Hasta qué punto son útiles los traidores a una corriente política? Perón explicó en cierta ocasión que “Si el hombre no tuviera sus autodefensas, hace miles de años que habría desaparecido de la Tierra. No vive por los médicos ni por los antibióticos, no. Vive por sus autodefensas. ¿Qué produce las autodefensas? El propio microbio que entra al organismo, que genera sus anticuerpos. El mismo crea las autodefensas.
En las organizaciones institucionales, como en las fisiológicas, ocurre lo mismo. Si usted maneja todo y está allí, y todo eso, hace un movimiento sin autodefensas. Para defenderse, ¿Me necesitan a mí? No, eso no debe ser. La autodefensa debe estar dentro del organismo, funcionando, él debe tener sus autodefensas. Por eso, cuando aparece un traidor, yo no lo echo ni nada. Les digo siempre: Shhh cuídenlo, este es útil, está generando anticuerpos”.
Por eso el hombre del pensamiento nacional, el militante peronista no debe esperar la vuelta de Cristina ni el despido de Massa. La misión es copar y ganar la batalla cultural, entender que la unión del peronismo permitirá el retorno al poder y por último, cuidar a Massa y que no se vaya de nuestra observación, así sabremos que el camino correcto es inversamente proporcional y de sentido contrario al joven fanático de Tigre y ex hincha de San Lorenzo.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet