Hoy es lunes 25 de mayo de 2020 y son las 02:33 hs. ULTIMOS TITULOS: La divertida reacción de Cathy Fulop cuando Marley le preguntó si esperaba un nieto de Oriana / Dulces magnolias: una celebración de la amistad un poco empalagosa / Golf. Tiger Woods y Phil Mickelson: la exhibición de dos leyendas que recaudó una fortuna a beneficio / Fórmula 1. Las razones que alejan a Sebastian Vettel y Fernando Alonso de tener una butaca en 2021 / Los 80 años de la Bombonera: la obra perfecta del arquitecto olvidado que la diseñó y bautizó / Mariano Zabaleta, tras la confesión de maltrato de Guillermo Pérez Roldán: "Raúl era un tipo que estaba enfermo de la cabeza" / Coronavirus en la Argentina: ¿cómo tramitar el nuevo permiso para circular? / Liga de España. Casi todo listo para reanudar la competencia: día y hora del primer partido, un clásico / Axel Kicillof, con Luis Majul: "La cuarentena en la Provincia fue efectiva" / Coronavirus en la Argentina. La frustración de los que cumplen la cuarentena con los que la rompen / Coronavirus: hubo 723 nuevos casos en las últimas 24 horas y 494 se registraron en la ciudad de Buenos Aires / Mariotto dice que Fernández fue "moderado" para ganar, pero ahora debe cambiar tras la pandemia / Unos 25.000 comercios deberán volver a cerrar en la ciudad: "se viene lo peor", justifica el gobierno porteño / Trump suspende el ingreso de extranjeros procedentes de Brasil / Coronavirus. ¿Cuáles son los síntomas más comunes que tuvieron los argentinos contagiados? / Coronavirus. La arquera de Excursionistas es el primer caso positivo en el fútbol argentino / Kicillof y las razones de sus berrinches políticos / El lado "cholulo" de Diego Pérez: cómo fue el emotivo encuentro con su ídolo, Al Pacino / Maradona: revelan en Twitter una historia solidaria que nadie conocía del Diez / Bundesliga. Un partido que parecía resuelto y terminó en un insólito empate en el cierre de la fecha 27 /

4 de marzo de 2016
Los sueños, sueños son - Por Gabriel Princip
Miles y miles de globos amarillos copan el cielo del Congreso Nacional. Pasacalles, pancartas, carteles, cintas y papelitos otorgan un colorido de alegría in crescendo en las puertas del parlamento nacional.

Chicos que acompañan a sus madres, trabajadores orgullosos de serlo, estudiantes, empresarios y turistas ocupan diez cuadras a la redonda del lugar donde hablará el presidente.

Mientras tanto, el ejecutivo se prepara a abrir la puerta de la limusina que lo trasladará desde su residencia al lugar donde pronunciará su primer discurso de apertura de sesiones.

Su fiel esposa lo despide con un beso, Antonia abre su manita para saludarlo. Sus vecinos lo vivan y el coche parte.

Mientras tanto, las vallas de la policía se colocan a 20 cuadras de la plaza de los dos Congresos. Más gente no entra. El primer acto importante de este presidente a estrenar es un éxito completo.

Mauricio llega  y la alfombra roja lo recibe. Los diputados se pelean por saludarlo, los opositores porque los oficialistas ya habían besado su mano en la residencia presidencial. Los componentes del senado corren raudamente en busca de Mauricio, lo propio hace la Cámpora, el objetivo de ambos una selfie  para el recuerdo.

Antes de proseguir su viaje al interior del parlamento, su secretario lo detiene. La llamada es importante. El Papa le desea suerte y le aconseja. Mau camina mientras dialoga con Francisco en una charla de 50 minutos donde el deporte no falta. Bostero y cuervo se bardean en la casa política de la república.

Larga el teléfono, y se dirige a cumplir con su discurso. Mientras tanto, la gente que no pudo llegar enciende sus televisores. La Tv pública marca rating record, superior a un Boca- River. Todos están atentos, todos esperando la santa palabra.

Macri se sienta. Otro secretario, le alcanza el discurso. Ciento cincuenta páginas que Durán Barba escribió. Mau lo rechaza. Un líder habla sin papeles en la mano y con el corazón en el mensaje.

El presidente saluda a los parlamentarios y comienza un encendido discurso. La barra no deja de aplaudir. El líder entre metáfora y metáfora felicita la gestión anterior y propone el trabajo a realizar de su mandato.

Los trabajadores en primer lugar, los jubilados, los marginales, los niños, el pueblo todo es la escala de prioridades de su gestión que finalizara en el 2019. Los diputados opositores aplauden a dos manos. La gente en la calle se cansa de vivar su nombre. Cristina tuitea: ¡Viva el que viene, viva el que fue! El Papa propone su beatificación. Los papelitos y los globos amarillos componen una escenografía jamás vista. Ni el campeonato del 86` llegó a tanto.

Macri se retira del parlamento. Un chico se acerca y le da un beso, un jubilado lo alza y el resto de la gente aplaude a más no poder.

Ingresa a la limusina con dirección a su trabajo,  el de presidente. El contacto popular ya había pasado, era hora de trabajar para que los habitantes de su país logren la felicidad anhelada. O sea, el objetivo que se había propuesto.

Se sienta Mauricio en el sillón presidencial y se dormita. De repente: ¡Mau, Mau, despertate, Mau, despertate, Mau que llegas tarde a Olivos!

-¿Qué pasó? ¿Qué pasó? Se despierta el presidente.

-Nada, te quedaste dormido, contesta su esposa.

-Ah cierto, recién llegaba del Congreso.

-¿Qué decís? Eso fue la semana pasada.

-Ah sí, me acuerdo, si ya se no fue mucha gente, esos cristinistas que me apuraron y la vieja que en  la entrada del Congreso me insultó en cinco idiomas, ya me acuerdo.

-¿Qué? ¿Estabas soñando?, pregunta su esposa.

-Sí,  pero con Boca. En fin, los sueños, sueños son. Soñaba que Boca le ganaba a Racing, en fin.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet