Hoy es martes 26 de mayo de 2020 y son las 21:40 hs. ULTIMOS TITULOS: Coronavirus. El gasto público se disparó por encima de los ingresos en abril / Murió Mauricio Hanuch, ex jugador de Platense e Independiente / En plena cuarentena, Susana Giménez viajó a Uruguay acompañada de su hermano Patricio / Crimen en el country: absolvieron a los hermanos de María Marta García Belsunce / Chubut: se contagió un taxista de coronavirus y seis ciudades vuelven a fase 2 / Coronavirus en la Argentina: relanzan Tele-Covid, un servicio de consultas médicas a distancia / Coronavirus en la Argentina: detectaron 53 nuevos casos en Villa Azul y ya son 145 los infectados / Chubut: sin turistas, un grupo de vacas copó las playas vacías de El Doradillo / Coronavirus: Brasil queda al borde de los 25.000 muertos y 400.000 casos / Coronavirus en la Argentina: 23 muertes en un día y 600 nuevos contagios / El gran premio de la cocina: acusaron a Christian Petersen de favorecer a una participante / Por primera vez, Twitter marca un tuit de Trump para advertir que tiene información falsa / Coronavirus: golpeado por Latam, Piñera busca evitar que se hunda la economía chilena / Coronavirus en Perú: las fuerzas de seguridad acordonaron un barrio de Lima / Misterio en Saavedra: encontraron un cadáver con un disparo en la cabeza / El precio de la soja repuntó un 1,6% en Chicago por la apreciación del real y por la previsión de tiempo seco en EE.UU. / Coronavirus en la Arentina: jueces y abogados coinciden en que no es suficiente el trabajo judicial en la cuarentena / Coronavirus en Inglaterra: rompen la cuarentena para hacer una fiesta electrónica en una reserva natural / Deuda en pesos. El Ministerio de Economía captó $18.043 millones a través de cuatro bonos / Cuarentena. Crítica de un cura cordobés: "Si hay que salir a manifestarse, hay que salir" /

2 de mayo de 2016
Don Arturo y Hernández Arregui
Por Gabriel Princip.

Ambos seguidores del pensamiento nacional, los dos originados en el radicalismo, luego forjistas para culminar en el peronismo. Ambos dejaron estos lares en la década del 70´ y ambos debaten hoy en el Comando  Celestial.

Con una grapa en la mano y un café negro en la mesa principal del bar Causa Nacional. En la mesa del fondo, atentos y vigilantes  Ugarte, Perón y Cooke. Más cerca Evita y el Che. Manuel Ugarte saca un anotador ante la mirada de Discépolo. Manzi tararea al compás de un chasquido. Todos en el bar, todos en el comando.

-Qué tiempos Arturo, allá por el 30.

-Ni hablar, la década infame nos dio la energía, la fuerza y la convicción para originar Forja e instalar el pensamiento nacional. Nosotros  con la palabra escrita hecha política, Discépolo componiendo Cambalache y sacándole una foto a la infamia de esa década y el pueblo esperando el cambio ansiado, un pueblo hambreado pero con esperanza.

-¿Se acuerda cuando llegó el peronismo?

-Y como, recuerdo su crónica del 17 de octubre. Espere que de memoria le retrato la mitad, por lo menos. Usted escribió algo así: “Aquellos desheredados de la tierra estaban allí, con la vieja Argentina, llenando la historia de un día famoso. Multitudes grises avanzan como un torrente de plomo derretido, lentas, graves, concentradas en su destino. Se volcaban por las calles que unían las barriadas proletarias con la ciudad. Desde todos los puentes  y desde todos los suburbios, aquella multitud avanzaba pesada, incontenible e inmensa. Las chaquetas de trabajo, brillosas de grasa, los gestos duros y desafiantes frente a la traición de la oligarquía, de los partidos, de los magistrados, de los diarios…”

-Pare, pare

-¿Por?

-Es un momento muy similar a lo que vivieron nuestros compatriotas el último 13 de abril con Cristina en Comodoro Py.

-¿Vio? la historia se repite.

-Y sí, pero usted la tiene más clara Don Arturo. Acertó con el análisis de la clase media, el medio pelo, en fin, se convirtió en un ariete en contra de la estructura montada por el coloniaje, tanto en el plano económico como en el cultural. Usted fue un francotirador del pensamiento nacional, un sociólogo de combate todo terreno.

-No exagere Arregui, que usted también tiene lo suyo. ¿Se acuerda cuando fuimos funcionarios los dos?

-Cómo olvidar. Veníamos de Forja, gana Perón en  el 46´ y usted me dice que en el gobierno de Mercante hay espacio para Forja. A mí me nombraron Director de estadísticas y censos en el 47´ pero no duré mucho. La función pública no era lo mío.

-Bueno yo duré hasta el 50´. Luego volví en el último gobierno de Perón pero nosotros éramos críticos y esa idea no encaja con la función pública.

-Lo mío siempre fue la escritura. Y cuando me retire de la función pude escribir uno de mis mejores trabajos, Imperialismo y Cultura. ¿Se acuerda?

-¿Cómo no me voy a acordar? Fue en el 57´, en tiempos de derrota. En esa obra pasional se ve un reflujo de masas, en esa coyuntura poco favorable para nosotros, usted se propuso enjuiciar a los intelectuales coloniaje que, acompañando a la revolución fusiladora, contribuyen a la destrucción del proyecto nacional.

-Don Arturo, otra vez lo interrumpo. Esa definición es del 57´ pero se actualizó. Debería actualizar imperio y cultura a estos tiempos.

-No hace falta. Hay que leer el original. La época es diferente pero los hechos son iguales.

-¡Eso Jauretche!, gritó emocionada Evita.

-Gracias señora.

-Y eso Arturo que los dos como vos decías, hemos subido al caballo por derecha y bajamos por izquierda.

-Lo cierto es que el país, nuestros paisanos están pasando por una experiencia política similar por no decir igual al pre peronismo  con una mezcla de revolución fusiladora.

-Así es Don Arturo. Hoy más que nunca el camino a seguir es el pensamiento nacional. Pero con sus definiciones, me encantó cuando tuvo que graficar el pensamiento nacional, usted  dijo: “Yo no soy nacionalista, el nacionalismo lamentablemente en la Argentina ha sido siempre un fenómeno elitista, con un sesgo reaccionario, oligárquico, sobre todo antipopular, y en algunos casos racista y xenófobo: Lo nacional, es lo universal visto con nuestros ojos”. Esa es una definición.

-Quizás pero usted no se quedo atrás. Me acuerdo cuando en 1960 sacó el libro: “La formación de la conciencia nacional”. Como atacó el cipayismo del partido socialista y el partido comunista. Me acuerdo que escribió: “son criaturas dilectas, engendradas por la colonización pedagógica, una especie de  monstruo que se ha ido creando al calor de esa colonización y del pensamiento de un país semi colonial”.

-Sabe don Arturo que la coyuntura que está viviendo el país, ya lo vimos en el 55´ y el camino fue la resistencia con nuestro aporte cultural. Hoy creo que la militancia, el habitante común y corriente, el pibe, el peón, la ama de casa todos deben converger en un reclamo único. Y ese tiene que ser que no te quiten los derechos.

-Está en lo cierto. Si se puede leer bien, estudiar mejor. Releer sus obras o las de cualquier pensador nacional pero no hay que abandonar el reclamo, no hay que dejar la lucha. Se debe ser fiel a las convicciones y no cejar. Si no, vio como fue la marcha del 13 de abril en apoyo a una ex presidente que podía quedar detenida.

-Cierto, 200 mil personas, en un grito de alegría en pos de una esperanza.

-Y si Arregui, y con toda la lluvia. Toda la gente  y probamos como diría Miguel Cantilo, ¿Dónde va la gente cuando llueve?

-¿Dónde?

-A Comodoro Py, Arregui. A Comodoro Py.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet