Hoy es domingo 24 de marzo de 2019 y son las 01:58 hs. ULTIMOS TITULOS: La selección argentina navega entre el compromiso mudo de Messi y las dudas de Scaloni / Messi no habla y quizá le esté faltando eso: una catarsis de selección / Córdoba: el kirchnerismo se bajó de las elecciones provinciales / San Lorenzo no sale de su laberinto y va a terminar último: las razones de la crisis / Paul McCartney en Argentina: los famosos que asistieron al show en el Campo de Polo / Murió Eduardo Charreau, factótum de la reconstrucción del Conicet después de 2001 / Cara y ceca en el Masters 1000 de Miami: la victoria de Federer y el retiro de Serena / Paul McCartney, en el Campo Argentino de Polo: "Estoy feliz de volver? / #MeJuegoPorLaIgualdad: el torneo de fútbol mixto entre actrices y futbolistas / Schwartzman criticó al rival que lo eliminó: "Lo de él no es tenis, hace cualquier cosa" / Perlitas internacionales: el penal que picó Sergio Ramos y Arrubarrena, campeón en Asia / Colón-San Lorenzo, dos equipos con problemas que empataron en Santa Fe / La razón por la que Elle Fanning se niega a ver el capítulo de su hermana Dakota en Friends / Valdano mira a Messi: de "la deuda del exiliado" al "desperdicio descomunal" / Araceli González recordó el día que perdió un embarazo con Fabián Mazzei / Las razones detrás del ?enojo? de Macri / Contundente y sólido, Regatas fue muy superior al CASI en la Catedral / Todos los resultados de la segunda fecha del Top 12 de la URBA, posiciones y próxima fecha / La Matanza. Denuncian un ataque a militantes de Cambiemos / Barbra Streisand sobre el documental de Michael Jackson: "Los niños estaban felices de estar ahí" /
2 de junio de 2016
Cipayos, otarios, tilingos
Por Gabriel Princip.

El relato macrista se compone de dos partes: por un lado, las declaraciones de integrantes del gobierno partiendo del tecnicismo, rozando el mal gusto para llegar casi siempre a la discriminación sin sentido. Por otro, una serie de eufemismos que tratan de explicar y que no se entienda un modelo financiero apto para una selecta minoría.

En declaraciones mediáticas podemos citar ésta semana al ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay que en España pidió disculpas por el “maltrato del gobierno anterior”, además de ponerse a disposición de los capitales ibéricos para lo que gusten mandar.

Sin temor a equivocarme puedo conjeturar que nunca un mandatario español pidió disculpas por el genocidio de la época de la conquista y menos aún por las compras a precio vil por parte de empresas públicas españolas a empresas públicas argentinas. Ahora Prat Gay hace de su presentación un oprobioso monologo cipayo.

En la página 31 de “Relatos del pensamiento Nacional” se puede leer la definición de cipayo, “secuaz a sueldo, mercenario e integrante del ejército de la India que durante los siglos XVIII y XIX colaboraban con los ejércitos de Portugal, Francia y Gran Bretaña”.

Por su parte, en la página 32 de la misma obra encontramos la definición de tilingo y dice que “es el hombre tonto que habla sin fundamentos”.

Estos dos conceptos le cabrían al 90 por ciento de los integrantes del gobierno en especial cuando hacen declaraciones públicas. También la comunicación macrista o relato consta de terminología que va conformando un diccionario de eufemismos tan insólitos como cipayos.

Para probar lo escrito mencionamos a Prat Gay cuando habla en España o cuando le coloca valor pizza a los tarifazos. También podemos citar a Gabriela Michetti que a diario colabora con la tilinguería. En el último programa de Mirta Legrand, la conductora dijo que las tarifas debían haber aumentado en forma gradual. Michetti contestó: “No lo va a creer Mirta pero son graduales”. La compañera Legrand respondió: “Es cierto, no le creo”.

González Fraga no integra el gobierno pero es funcional al mismo y declaró: “Cristina había acostumbrado al empleado medio a que se podía comprar celulares, plasmas y viajar pero no era cierto”. Sin  palabras.

El ministro del interior siempre colabora con un  “antes era todo demasiado barato”, también su par de agricultura hace lo propio con un “la gente se había acostumbrado a comer casi gratis” y así a diario escuchamos las más diversas y tilingas frases. Las de Macri son un capítulo aparte.

También se está conformando el pequeño diccionario amarillo ilustrado. Por ejemplo, la palabra inflación no se menciona. Para suplir este término tan negativo recurren a “sinceramiento” o “desajuste de precios relativos” y si no el “desplazamiento de precios relativos”. En el barrio no se escucha de boca del carnicero decir que el asado sufrió un desplazamiento, si  se entendió cuando dijo: “se fue todo al carajo”.

Para hablar de control se escucha “monitoreo de importaciones”. Cuando quieren hablar de ajuste, dicen  “corrección de abusos” o “reordenamiento del gasto”. Ahora bien,  cuando Prat Gay  dice “liberar potencialidades”,  están hablando señora, señor, de liberación de precios o sea: aumentó todo,  se nos viene la noche.

Hoy el Pro nos dice que el empleado público es un lujo porque se adquirió “calidad institucional en el estado”, antes eran ñoquis o militantes. Claro que  el término estrella  y que según Melconian será el hit del año es “pass trough” o sea, traslación de precios. Como siempre, para decirte que todo está mal y que  mañana irá peor te buscan palabras en otro idioma  e incomprensibles.   El año pasado teníamos los fondos buitres, hoy son holdauts.

En síntesis, el gobierno creó su relato, su formato, su diccionario de eufemismos para que sus cipayos y tilingos  satisfagan a aquellos gorilas y otarios con un globo en la mano, que todavía no entendieron que forman parte de la entrega al imperio, previo paso por la oligarquía.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
OPINIÓN
Lo que somos
Comentarios:

RadiosNet