Hoy es sabado 19 de enero de 2019 y son las 09:18 hs. ULTIMOS TITULOS: La historia de Leandro, el chico que espera un trasplante de corazón desde hace tres años / El mensaje de despedida de la novia del sueco que perdió una pierna tras ser baleado en un asalto / Las cinco obsesiones de Mauricio Macri en la carrera electoral / Las películas que no te podés perder, según Catalina Dlugi / El lateral que iba a ser de selección, perdió el rumbo y ahora llegó a San Lorenzo / Independiente empezó el año con una sonrisa: derrotó a Gimnasia en Mar del Plata / Otro horizonte para el golf: de deporte elitista a vehículo de inclusión social / Para River, se terminan los festejos y empieza la hora de jugar por los puntos / Rafael Nadal siempre está: avanza en Australia y suma 250 triunfos en los Grand Slams / Mohamed: lo que aprendió del básquet y el fútbol americano, y los técnicos que lo marcaron / Sandro Mareco eligió el camino más lento en el ajedrez, pero ya está dejando una huella / Antonio Mohamed: ?No miren mis goles en YouTube, pregunten qué clase de persona soy? / River Plate-Defensa y Justicia, por la Superliga: horario, TV y formaciones / Difunden imágenes de Carla, la mujer desaparecida en Pompeya / Allanaron la casa del hijo de una de las turistas israelíes desaparecidas en Mendoza / Vecinos de distintos barrios porteños se manifestaron contra el aumento de tarifas / Nicole Neumann: "Con Jimena Barón tuve y tengo la mejor" / Copa del Rey: Barcelona eludió la sanción y tendrá un duro cruce ante Sevilla / Boca se quedó sin coordinador de inferiores: Burdisso despidió a Claudio Vivas / Especializan a penitenciarios que trabajarán en una cárcel modelo para jóvenes adultos /
2 de junio de 2016
Cipayos, otarios, tilingos
Por Gabriel Princip.

El relato macrista se compone de dos partes: por un lado, las declaraciones de integrantes del gobierno partiendo del tecnicismo, rozando el mal gusto para llegar casi siempre a la discriminación sin sentido. Por otro, una serie de eufemismos que tratan de explicar y que no se entienda un modelo financiero apto para una selecta minoría.

En declaraciones mediáticas podemos citar ésta semana al ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay que en España pidió disculpas por el “maltrato del gobierno anterior”, además de ponerse a disposición de los capitales ibéricos para lo que gusten mandar.

Sin temor a equivocarme puedo conjeturar que nunca un mandatario español pidió disculpas por el genocidio de la época de la conquista y menos aún por las compras a precio vil por parte de empresas públicas españolas a empresas públicas argentinas. Ahora Prat Gay hace de su presentación un oprobioso monologo cipayo.

En la página 31 de “Relatos del pensamiento Nacional” se puede leer la definición de cipayo, “secuaz a sueldo, mercenario e integrante del ejército de la India que durante los siglos XVIII y XIX colaboraban con los ejércitos de Portugal, Francia y Gran Bretaña”.

Por su parte, en la página 32 de la misma obra encontramos la definición de tilingo y dice que “es el hombre tonto que habla sin fundamentos”.

Estos dos conceptos le cabrían al 90 por ciento de los integrantes del gobierno en especial cuando hacen declaraciones públicas. También la comunicación macrista o relato consta de terminología que va conformando un diccionario de eufemismos tan insólitos como cipayos.

Para probar lo escrito mencionamos a Prat Gay cuando habla en España o cuando le coloca valor pizza a los tarifazos. También podemos citar a Gabriela Michetti que a diario colabora con la tilinguería. En el último programa de Mirta Legrand, la conductora dijo que las tarifas debían haber aumentado en forma gradual. Michetti contestó: “No lo va a creer Mirta pero son graduales”. La compañera Legrand respondió: “Es cierto, no le creo”.

González Fraga no integra el gobierno pero es funcional al mismo y declaró: “Cristina había acostumbrado al empleado medio a que se podía comprar celulares, plasmas y viajar pero no era cierto”. Sin  palabras.

El ministro del interior siempre colabora con un  “antes era todo demasiado barato”, también su par de agricultura hace lo propio con un “la gente se había acostumbrado a comer casi gratis” y así a diario escuchamos las más diversas y tilingas frases. Las de Macri son un capítulo aparte.

También se está conformando el pequeño diccionario amarillo ilustrado. Por ejemplo, la palabra inflación no se menciona. Para suplir este término tan negativo recurren a “sinceramiento” o “desajuste de precios relativos” y si no el “desplazamiento de precios relativos”. En el barrio no se escucha de boca del carnicero decir que el asado sufrió un desplazamiento, si  se entendió cuando dijo: “se fue todo al carajo”.

Para hablar de control se escucha “monitoreo de importaciones”. Cuando quieren hablar de ajuste, dicen  “corrección de abusos” o “reordenamiento del gasto”. Ahora bien,  cuando Prat Gay  dice “liberar potencialidades”,  están hablando señora, señor, de liberación de precios o sea: aumentó todo,  se nos viene la noche.

Hoy el Pro nos dice que el empleado público es un lujo porque se adquirió “calidad institucional en el estado”, antes eran ñoquis o militantes. Claro que  el término estrella  y que según Melconian será el hit del año es “pass trough” o sea, traslación de precios. Como siempre, para decirte que todo está mal y que  mañana irá peor te buscan palabras en otro idioma  e incomprensibles.   El año pasado teníamos los fondos buitres, hoy son holdauts.

En síntesis, el gobierno creó su relato, su formato, su diccionario de eufemismos para que sus cipayos y tilingos  satisfagan a aquellos gorilas y otarios con un globo en la mano, que todavía no entendieron que forman parte de la entrega al imperio, previo paso por la oligarquía.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet
C