Hoy es viernes 21 de febrero de 2020 y son las 05:36 hs. ULTIMOS TITULOS: El Gobierno relanzó Remediar, el programa que distribuirá medicamentos gratuitos / Dólar turista hoy: a cuánto cotiza el viernes 21 de febrero / Roberto Gómez Bolaños: el hombre que alcanzó la fama con la serie "El Chavo del 8" / Mariana Genesio contó en Divina Comida: "Estuve a punto de prostituirme" / La maldición de Blanco y Negro: abusos, excesos, intentos de suicidio y muerte / Mariano Iúdica dio la versión oficial sobre el alejamiento de Virginia Gallardo de Polémica en el bar / Bonos en baja y riesgo país en alza por temor a una oferta más agresiva / Se reunió por primera vez el Consejo Económico y Social: preocupación por el mercado interno / El Gobierno ya avanza con el fin del congelamiento de tarifas de gas y transporte / Con Macri, Vidal y Larreta, el PRO tuvo su primera cumbre del año / Alerta: confirman la primera muerte por sarampión en el país desde 1998 / Revocaron los procesamientos de Laura Alonso y Juan José Aranguren / Series: si te gustó Doctor Foster, te va a gustar... No hables con extraños / Alarma por Roger Federer: operación de rodilla, inactividad y un futuro incierto / Javier Mascherano, del amor a primera vista a una vida cruzada con River / Súper Rugby. El adverso calendario es otro rival para Jaguares: puede impulsar al equipo o condicionarlo / El novedoso sistema en el volante con el que Mercedes busca otra consagración en la Fórmula 1 / Pablo Acosta, un triunfo del siempre postergado ajedrez federal: dio la sorpresa y ganó el Marcel Duchamp de Montevideo / Bolivia: el Tribunal electoral inhabilitó la candidatura a senador de Evo Morales / Villa Gesell: "Llevo 10 horas tirado en el piso de la fiscalía, sin comer, me duele la cabeza", protestó Luciano Pertossi /

10 de junio de 2016
¿Sabemos quienes somos?
Por Gabriel Princip. El habitante medio de esta parte del cono sur no entiende qué pasó. Que terremoto ocurrió en silencio y tan devastador que nos muestra un país arruinado, desolado y triste que hasta hace seis meses vivía con alegría y derechos.

El modelo inclusivo ya es historia. Unos millones de irresponsables decidieron cambiar la cadena nacional por la pobreza democrática.

A seis meses vista de ese irracional acto político parte de los que votaron el cambio y el resto se juntan en un mismo lugar, ese pantano que mezcla tristeza, sorpresa y desamparo. No pueden creer lo que se está viviendo.

Parte de culpa de llegar a  este estado tiene que ver con aquellos que no saben su pertenencia de clase, desconocen su identidad y creen ser expertos en política porque saben el nombre y apellido de aquellos que critican sin fundamento y alaban sin información alguna.

La pregunta es, ¿Sabemos quiénes somos, entendemos nuestro lugar en el mundo o somos funcionales a aquellos que nos descalifican?

Se dice que un argentino es un italiano que habla  en español y quiere ser español. Y más o menos la historia pasa por ahí. Reclamamos con gestos ampulosos y despotricando con aquel que no está, amenazamos con levantarnos en armas, copar las plazas, salir a dinamitar puentes hasta que alguien nos convoca en serio y en ese momento somos padres de familia numerosa o prontos a cumplir 88 años.

El liberalismo nos asestó un severo golpe lingüístico cuando dijo que la Argentina era el crisol de razas. Sí, somos alemanes, israelitas, italianos, españoles, originarios, sirios, turcos, judíos, católicos, protestantes o sea somos todo eso y nada al mismo tiempo.

Porque en la diversidad se da la diferencia, pero no la unión. El llamado nacionalismo lo encontramos en sectores conservadores que prueban un chocolate el  9 de julio y aquellos que transitamos el camino por el pensamiento nacional nos tildan de zurdos o fachos pero nunca nos dicen que somos aquellos que vemos el mundo con ojos argentinos.

Raúl Scalabrini Ortiz nos ayuda a completar el pensamiento: “Nuestros  glóbulos rojos hablan distintos idiomas y tienen huellas de tradiciones alejadas. Nuestra mayor tristeza es no saber quiénes somos. Hablamos en castellano, actuamos en inglés, gustamos en francés, amamos en ruso, nos apasionamos en italiano. Vivimos de prestado, abrumados por preceptos de estéticas y éticas ajenas. Recién nos hemos dado cuenta que la primavera nos llega en setiembre y no en abril, como dicen los poetas”.

Se ha hablado y escrito bastante sobre el ser nacional, el pensamiento nacional  pero todavía no encontramos la verdadera identidad. Esa que no nos lleve a envidiar a chilenos y brasileros por su nacionalismo. Alguna vez tenemos que alejarnos de esa idea  que nos devalúa y poder caminar por la avenida ancha del orgullo con una escarapela, una bandera y una convicción, somos argentinos, latinoamericanos y no nos rendimos ante la derecha imperial, angla  y perversa que nos humilla, nos hambrea y nos obliga a aplaudir sus miserias. No sabemos quiénes somos pero si sabemos que el camino de la alegría, de la felicidad y de la igualdad siempre partió de un movimiento nacional.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet