Miércoles 25 de Noviembre de 2020

Hoy es Miércoles 25 de Noviembre de 2020 y son las 16:57 ULTIMOS TITULOS: Oficializan la designación de Cantard somo secretario de políticas universitarias / Alerta por la crecida del Río de La Plata en la costa del área metropolitana y La Plata / Turquía anunció la detención de un sospechoso del atentado en Estambul / El gobierno nacional concedió un anticipo financiero de $3.500 millones a la provincia de Buenos Aires / Indagan a los recapturados por policías baleados en Ranchos y por fuga del penal / El Gobierno designó a los nuevos titulares de la ANSV, la DNV y la CNRT / Francisco: "La lealtad y la fidelidad no están de moda" / El río Paraná descendió 7 centímetros en Victoria, tras llegar ayer a su pico máximo / Dos muertos al chocar una moto contra un paredón de contención del Puente Alsina / El papa Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado en Estambul / Macri derogó el decreto que dispuso devolver el 15% de la coparticipación / Por seguridad cambiaron de celda ocho veces en cuatro días a "El Chapo" Guzmán / Buen tiempo y una máxima de 29 grados en la Ciudad / Macri anuncia la construcción de la autovía en la RN 5 / Independiente y San Lorenzo empataron en la apertura del Torneo de Verano 2016 / "El mundo no busca un líder en Moscú o Beijing, nos mira a nosotros", dijo Obama sobre el Estado de la Unión / Buen triunfo de Ferro sobre Weber en la Liga / La AFA resolvió que el 30 de junio a las 18 se celebren las elecciones / El ministro de Trabajo bonaerense reunió a intendentes y sindicatos para conformar Comisión de Empleo Municipal / Garavano recibió a las Madres del Dolor /

  • 26.1º
  • Parcialmente soleado

OPINIÓN

31 de agosto de 2016

Achicar el Estado es agrandar la Nación

Por Gabriel Princip.

Zoncera setentista era el mensaje mediático de la dictadura: “Achicar el estado es agrandar la Nación”. El proceso tuvo una consigna económica que fue el enriquecimiento de la oligarquía y el empobrecimiento de las capas medias y bajas. En lo político, la idea era eliminar el peronismo. Para eso, había que seguir destruyendo las bases con el concepto desaparecido en la violencia cotidiana y aumentar la desocupación despidiendo empleados estatales. Achicar el estado.

El proceso de des organización nacional conducido por Mauricio Macri aplica criterios similares a sus amigos los uniformados. La grasa militante y el ñoqui fueron sus inicios en el gobierno para  la destrucción del estado. Desocupación, inflación, recesión y persecución son las palabras justas para seguir la ruta.

Pero para redondear la idea, el aumento en los servicios públicos sintetiza el pensamiento de la administración macrista. Una minoría en el poder para realizar la entrega nacional como nunca se vio. Aramburu, Videla y Menem no se atrevieron a tanto.

En el 55´ la política era similar, y por esos años Arturo Jauretche en su libro: “Barajar y dar de nuevo” decía: “La población no debe consumir lo que hay que exportar. Como la economía es necesario reducir  el consumo, y solo hay dos modos de reducir el consumo, achicar la población en el número o bajar su nivel de vida al nivel de miseria de los estómagos insatisfechos. Y eso también en nombre de la libertad y de la democracia”.

Hoy en nombre de la libertad y la democracia, Estados Unidos auspicia siete guerras en el mundo. Sigue robando, en el mapa asiático, gas y petróleo. Con esta excusa sigue haciendo trizas la geografía y  la vida,  instalando un olor a muerte que sólo sirve para venganzas en Occidente y seguir cumpliendo el sueño americano con dinero manchado de sangre.

La frase de Jauretche, de bajar la población, coincidió con la resolución de los dueños de la pelota que resolvieron en junio de 2015 reducir la población. La idea era la síntesis de un mitin del grupo Bilderberg, corporación madre dirigida por David Rockefeller.

Siempre el imperio pretendió tener sus colonias para que lo abastezcan pero también se debían mantener poblaciones reducidas donde las minorías tengan el poder absoluto.

La clave es empobrecer para luego reducir. Macri lo está haciendo. Crea un clima de pesada herencia recibida, todos los K robaron y  nos llevaron  a la miseria. Luego comienza el show de empréstitos. Jugosas comisiones cobran los tilingos y  cipayos oficialistas que juran cumplir a rajatabla las órdenes impuestas por el FMI, cadete de las corporaciones. Elevar la edad jubilatoria y aumento de tarifas como manda el imperio da como resultado entrega, sumisión y pobreza, de ahí a la reducción de la población, un paso.

La independencia  económica y social argentina que concretó Perón en 1946 no se perdonó. La fusiladora puso en caja a todo un pueblo que aprendió a tener derechos y tuvo casi una década de felicidad. Los gerentes impuestos  por el imperio cumplieron su función. El  país no debía  escriturar como Nación. Cuando apareció la letra K en la historia argentina, se ampliaron los derechos y otra vez las mayorías comprendieron que  se podía ser feliz en este territorio. Pero nuevamente la oligarquía apretó los botones, otra vez el gorilaje en la piel de Carrió, Bullrich y  finalmente Macri que  ordenaron el país

El pueblo debe consumir poco y gastar mucho. Las clases altas deben crecer y las clases medias, que votan mal cuando están bien y bien cuando están mal según el decir de Jauretche, deben arrepentirse por tratar de ser felices.

Hoy la Argentina es la del pasado. La de Rivadavia trabajando para el imperio inglés y boicoteando a San Martín. Hoy es la de Lavalle fusilando a Dorrego, la de Caseros con la traición de Urquiza, la de los conservadores conservando los bienes para los británicos, la del Banco central inglés que Perón dijo basta, la del 55´ y Aramburu, la de Onganía, la del proceso, la de Menem, la de la Alianza. Hoy es Cambiemos quien labura para el Imperio en forma gratuita y provocando el sufrimiento de todo un pueblo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

OPINIÓN
Paso a paso
OPINIÓN
Decreto 4161

Comentarios