Hoy es domingo 31 de mayo de 2020 y son las 07:20 hs. ULTIMOS TITULOS: Venezuela: Nicolás Maduro sube el precio de la nafta y autoriza importadores privados / Las emotivas palabras de Diego Ramos al presentar a su novio Mauro: "Es mi gran amor en este momento" / La crianza libre de estereotipos de género que Juana Viale aplica con sus hijos / Islas Galápagos: la fuente de inspiración de Charles Darwin / Diego Martínez, el director técnico del ascenso que llegó a Godoy Cruz con ADN de Barcelona / Julieta Prandi: "Esta semana logré que un juez me restituya mi casa" / Coronavirus: Aislaron un pueblo de Santiago del Estero por un caso sospechoso de Covid-19 / Coronavirus en Uruguay: Luis Lacalle Pou dio negativo a test de Covid-19 / Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades del 30 de mayo / Curioso festejo de gol en Siria: con hinchas reales y presentes pero... con tribunas vacías / Avellaneda: Un policía mató de 18 balazos a un joven que quiso asaltarlo / Deshielo casi total: el gobierno británico autorizó la vuelta del deporte desde junio / Coronavirus: en Santiago del Estero, lejos de los aplausos, la Policía reacciona contra los médicos / Jorge Bermúdez fue terminante respecto del futuro de Sebastián Villa en Boca y declaró un testigo clave en la causa / Coronavirus. Un chofer, un festejo ilegal y nuevos contagios: el caso que pone en alerta a Mendoza / El Pampa: entre una línea interna en Angus y un candidato opositor en la Rural / Coronavirus: América Latina supera las 50.000 muertes y roza el millón de casos / El caso Floyd: del "¿seré la próxima?" de Coco Gauff a la invitación a la rebelión de Colin Kaepernick / Coronavirus: Brasil ya es el cuarto país con más muertos en el mundo / Perú supera los 150.000 casos de coronavirus /

1 de septiembre de 2016
Tres empanadas
Por Gabriel Princip.
Una de las frases históricas del cine argentino corresponde a una escena de “Esperando la carroza”, donde Luis Brandoni, en un personaje de clase media adinerado, visita a una tía y a un primo, y le cuenta a su hermano la pobreza en que vivían. “Tres empanadas tenían”, y se lo ve a Brandoni comiendo una de las empanadas. Quizás con esta idea se resuma la situación social argentina en el noveno mes de gobierno de la administración macrista.

La pregunta es, si un turista europeo nos visita y nos pregunta cómo anda el país tendremos diferentes respuestas de acuerdo a la visión de quien responda. Si responde un militante de clase media votante de un globo amarillo la respuesta será “El camino es correcto, es poco tiempo y no sabes lo que robaron los k”. Si responde alguien con una visión contraria a esta, explicará al turista que la economía actual es la misma que la de otras dictaduras y pasará revista a los errores del presidente.

Pero existe una tercera respuesta y es la siguiente. Estamos en un país con 9, 3 por ciento de desocupación, algo así como 1.165.000 hombres en problemas, hace nuevo meses había 5, 9 por ciento. Se vive en un territorio donde existe verdulerías que expenden verduras y frutas en tres pagos con tarjeta, donde hay carnicerías que venden carne en tres cuotas sin interés y en un lugar donde los productores de fruta llenan la Plaza de Mayo para regalar 10 mil kilos de manzanas y peras.

La escena de un jubilado llorando porque llegó tarde al reparto de manzanas en la plaza es la más parecida a las tres empanadas y sintetiza el funcionamiento del gobierno de derecha.

Declaraciones contrarias al gobierno encontramos en cualquier dirigente opositor desde diciembre del 2015. Hoy también hay diferencias dentro del oficialismo. El economista José Luis Espert, alguien que desde su rol intelectual ayudo mucho a Cambiemos, declaró: “La idea de Macri es endeudar al país todo lo mas que se pueda y lo está haciendo como Martínez de hoz y Cavallo”. A confesión de parte relevo de prueba. Saben que la economía no está funcionando, y no hacen nada para corregirla, salvo que el plan, como se sospecha, sea de empobrecer a las mayorías.

Ya le contamos al turista cómo funciona la economía y la síntesis del plan de Prat Gay son las tres empanadas. Pero al visitante le debemos como es la política social, deportiva, de derechos humanos o sea le tenemos que contar el resto, quizás lo demás sea positivo y se falle nada más que en la economía.

Al turista le demos decir que en el tema derechos humanos todos aquellos acusados de delitos de lesa humanidad lo están tratando bien. Que no creemos la cifra final de desaparecidos y que no nos importan los derechos humanos. En el ámbito deportivo hay que contarle que destruimos la AFA, que enviamos un equipo de futbol a los juegos olímpicos para pasear y fracasar cuando en el 2004 y 2008, gestión K, obtuvimos la medalla de oro. También contaremos que no hay créditos para la vivienda, que los jubilados sufren más porque se cobra algunos remedios que eran gratis, que lo engañamos con el 82 por ciento móvil y que pagaremos las sentencias con un 40 por ciento de descuento.

También le diremos a un turista atónito que la ciencia no nos interesa, que el consumo bajó el 10 por ciento, que el salario del trabajador rinde un 13 por ciento menos en nueve meses, que la inflación sigue subiendo al igual que los suicidios y la inseguridad.

Seguramente nos preguntaran por los robos de los K, interrogante que se contestara de la siguiente manera. Dicen que dicen que se robaron todo pero pruebas, ninguna. Pero en los diarios aparecen los Báez, los López y los Jaime. Claro que este gobierno nos oferta por televisión una corrupción amarilla presentando en sociedad a las Michetti, los Centurión, los Caputo y los Dietrich.

Argentina es esto. Nada parecido al 2011 y similar a cualquier periodo dictatorial. Argentina es hoy una paritaria del 38 por ciento y un servicio del 600 por ciento. Argentina es un globo amarillo sin contenido con un presidente que nos marca un rumbo correcto, la dirección adecuada y un objetivo que es la pobreza cero. Pero hoy esa dirección nos lleva a la plaza a retirar fruta gratis, a la calle a reclamar para que no te saqueen en las tarifas y en un fútbol fracasado que ya no se verá por televisión. El país está tomado por una fuerza moralizante donde se estableció como estrategia que muy pocos tengan mucho y muchos tengan poco. En una palabra, el triunfo de la oligarquía a cualquier precio donde la frase que sintetiza este pensamiento son, tres empanadas, eso solo tienen.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet