Hoy es miercoles 22 de enero de 2020 y son las 05:24 hs. ULTIMOS TITULOS: Australian Open: los 100 puntos de Diego Schwartzman y la primera vez de Guido Pella / Bienvenidos a bordo: Guido Kaczka se equivocó en vivo y estallaron las burlas en las redes sociales / Dólar turista hoy: a cuánto cotiza el miércoles 22 de enero / Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el miércoles 22 de enero / Las anécdotas de Johanna Francella, entre un vuelo accidentado y un muñequito de Brigada Cola / Maru Botana, sobre la crianza de sus siete hijos: "Lo que más me agota son los chats de mamis" / Divina comida: Jorgelina Aruzzi falló como anfitriona y el grupo la destruyó / Separadas: Fausto sigue sin aparecer y Luján siente la necesidad de revelar su secreto / Una mujer presidirá el INTA por primera vez en su historia / El curioso nombre que eligieron Paula Chaves y Peter Alfonso para su tercera hija / Diego Monarriz: el DT de San Lorenzo que conoció a Nelson Mandela y fue barrendero por un día / Superliga: quiénes son los tres técnicos que salieron campeón en el torneo local / Masculinidad y violencia: un estudio detalla características recurrentes en jóvenes / Internas en el Gobierno. Renunció otro funcionario de la Secretaría de Energía / Caída libre: Maria Sharapova caerá hasta debajo del puesto 350° y dejó su futuro tenístico en duda / Estudiantes quiere repatriar a Marcos Rojo, pero Manchester United busca cederlo a algún club europeo / Los Gladiadores: una goleada por 82-7 en el Premundial y el MVP que corrió los cables para que pase el ómnibus / Le escribió un poema con una propuesta a una low cost y consiguió dos pasajes a Córdoba / La justicia estadounidense desestima las demandas iniciadas por la familia de Prince / Su madre le pagó la fiesta de bodas pero luego tuvo un bebé con su marido /

1 de septiembre de 2016
Tres empanadas
Por Gabriel Princip.
Una de las frases históricas del cine argentino corresponde a una escena de “Esperando la carroza”, donde Luis Brandoni, en un personaje de clase media adinerado, visita a una tía y a un primo, y le cuenta a su hermano la pobreza en que vivían. “Tres empanadas tenían”, y se lo ve a Brandoni comiendo una de las empanadas. Quizás con esta idea se resuma la situación social argentina en el noveno mes de gobierno de la administración macrista.

La pregunta es, si un turista europeo nos visita y nos pregunta cómo anda el país tendremos diferentes respuestas de acuerdo a la visión de quien responda. Si responde un militante de clase media votante de un globo amarillo la respuesta será “El camino es correcto, es poco tiempo y no sabes lo que robaron los k”. Si responde alguien con una visión contraria a esta, explicará al turista que la economía actual es la misma que la de otras dictaduras y pasará revista a los errores del presidente.

Pero existe una tercera respuesta y es la siguiente. Estamos en un país con 9, 3 por ciento de desocupación, algo así como 1.165.000 hombres en problemas, hace nuevo meses había 5, 9 por ciento. Se vive en un territorio donde existe verdulerías que expenden verduras y frutas en tres pagos con tarjeta, donde hay carnicerías que venden carne en tres cuotas sin interés y en un lugar donde los productores de fruta llenan la Plaza de Mayo para regalar 10 mil kilos de manzanas y peras.

La escena de un jubilado llorando porque llegó tarde al reparto de manzanas en la plaza es la más parecida a las tres empanadas y sintetiza el funcionamiento del gobierno de derecha.

Declaraciones contrarias al gobierno encontramos en cualquier dirigente opositor desde diciembre del 2015. Hoy también hay diferencias dentro del oficialismo. El economista José Luis Espert, alguien que desde su rol intelectual ayudo mucho a Cambiemos, declaró: “La idea de Macri es endeudar al país todo lo mas que se pueda y lo está haciendo como Martínez de hoz y Cavallo”. A confesión de parte relevo de prueba. Saben que la economía no está funcionando, y no hacen nada para corregirla, salvo que el plan, como se sospecha, sea de empobrecer a las mayorías.

Ya le contamos al turista cómo funciona la economía y la síntesis del plan de Prat Gay son las tres empanadas. Pero al visitante le debemos como es la política social, deportiva, de derechos humanos o sea le tenemos que contar el resto, quizás lo demás sea positivo y se falle nada más que en la economía.

Al turista le demos decir que en el tema derechos humanos todos aquellos acusados de delitos de lesa humanidad lo están tratando bien. Que no creemos la cifra final de desaparecidos y que no nos importan los derechos humanos. En el ámbito deportivo hay que contarle que destruimos la AFA, que enviamos un equipo de futbol a los juegos olímpicos para pasear y fracasar cuando en el 2004 y 2008, gestión K, obtuvimos la medalla de oro. También contaremos que no hay créditos para la vivienda, que los jubilados sufren más porque se cobra algunos remedios que eran gratis, que lo engañamos con el 82 por ciento móvil y que pagaremos las sentencias con un 40 por ciento de descuento.

También le diremos a un turista atónito que la ciencia no nos interesa, que el consumo bajó el 10 por ciento, que el salario del trabajador rinde un 13 por ciento menos en nueve meses, que la inflación sigue subiendo al igual que los suicidios y la inseguridad.

Seguramente nos preguntaran por los robos de los K, interrogante que se contestara de la siguiente manera. Dicen que dicen que se robaron todo pero pruebas, ninguna. Pero en los diarios aparecen los Báez, los López y los Jaime. Claro que este gobierno nos oferta por televisión una corrupción amarilla presentando en sociedad a las Michetti, los Centurión, los Caputo y los Dietrich.

Argentina es esto. Nada parecido al 2011 y similar a cualquier periodo dictatorial. Argentina es hoy una paritaria del 38 por ciento y un servicio del 600 por ciento. Argentina es un globo amarillo sin contenido con un presidente que nos marca un rumbo correcto, la dirección adecuada y un objetivo que es la pobreza cero. Pero hoy esa dirección nos lleva a la plaza a retirar fruta gratis, a la calle a reclamar para que no te saqueen en las tarifas y en un fútbol fracasado que ya no se verá por televisión. El país está tomado por una fuerza moralizante donde se estableció como estrategia que muy pocos tengan mucho y muchos tengan poco. En una palabra, el triunfo de la oligarquía a cualquier precio donde la frase que sintetiza este pensamiento son, tres empanadas, eso solo tienen.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet