Hoy es jueves 23 de enero de 2020 y son las 08:12 hs. ULTIMOS TITULOS: Mauro Zárate, indiscutido en Boca: estuvo a punto de irse y hoy es titular para Russo / Fotos sexuales. Dura denuncia de la exnovia de un acusado por viralizar imágenes / Dólar turista hoy: a cuánto cotiza el jueves 23 de enero / Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el jueves 23 de enero / Sigue el escándalo: Mónica Farro se desmayó en el escenario y debieron levantar la función de 20 Millones / Divina comida: El Polaco sorprendió a sus compañeros con un tema inédito / Luis Alberto Spinetta: un homenaje, a 70 años del nacimiento de "El Flaco" / El muro infernal: cuando aspira helio, a Fabián "Poroto" Cubero le sale la voz gruesa / Separadas: a pesar de los celos de Lena, Martina vive una noche de pasión con Felipe / Mendoza: un nene se electrocutó con un cartel en una parada de colectivo / Ya no mires atrás, el nuevo disco de Spinetta: una obra que viaja directo al infinito / Los acreedores se organizan en comités para agilizar las tratativas / Pases en picada: el peor enero en seis años debilita las cajas de los clubes argentinos / Experimento Ecuador: la apuesta por el hijo de Cruyff verá la luz contra la Argentina / El método Racing: la inversión en juveniles que le generó 65 millones de euros / Australian Open: el progreso de Guido Pella rinde examen ante el talentoso Fabio Fognini / La historia detrás del escandaloso descenso de Saracens, el mejor club de rugby de Europa / Rafael Nadal-Federico Delbonis, por el Australian Open: se juega el cruce de la segunda rueda / Ante la falta de acuerdo, Kicillof extendió hasta el 31 de enero el plazo para lograr un trato con los bonistas / Luis Brandoni, sobre el grito de 'Cristina asesina' en la marcha de Nisman: "No era la oportunidad" /

6 de octubre de 2016
Tienen memoria, son parecidos
Por Gabriel Russo.
¿Cuántas veces se escucha en la calle “y la gente no tiene memoria, ¿Cómo votó a estos?”, o “la gente no sabe nada, ¿No lo conocen a Macri?” Y así diferentes frases que equivocan el análisis cuando se refieren al votante amarillo.

El argentino es el más preparado políticamente en América Latina. Si sabe, si entiende y también tiene memoria. Lo que ocurre cuando elige un amigo, una pareja o un candidato recurre a parecidos. No hace falta estar enamorado del candidato ni tampoco entender lo que dice,  uno se va refugiando con aquellos que le son familiares, parecidos en sus características.

Cuando se observa a Macri, se percibe un hombre de clase media, autoritario, con escaso contenido, opinólogo, soberbio y con poco rodaje democrático. Estos tips son muy fáciles de encontrar en cualquier militante de clase media.

También la contradicción y las miserias humanas pueden completar el cuadro de un elector amarillo.

En el libro Polémicas de Arturo Jauretche, el vasco dice: “¿Para que pierden el tiempo en condenar a la sociedad de consumo, cuando en la Argentina cada vez se consume menos?, ¿Para que discuten acerca del divorcio si el gran problema de las multitudes argentinas es casarse y el otro gran problema es el de los hijos con apellido materno? ¿Por qué llaman “pajuerano”  al hombre de las provincias que es, precisamente, del interior, es decir, “de “adentro” y no de “ajuera”? ¿Por qué los más furiosos antirracistas cuando de los judíos se trata, resultan entusiastas racistas respecto nuestros paisanos de provincias  a los que califican de “negros” y  “cabecitas”? ¿Por qué proclaman que Sarmiento no faltaba a clase en los días de lluvia, si muy difícilmente llueve en San Juan en el período escolar? No comprenden que asesorarse con técnicos  extranjeros o con el FMI es lo mismo que ir a comprar al almacén guiándose por el manual escrito por el propio almacenero”.

Y así el tilingo disconforme con los gobiernos de corte nacional cae en la trampa. Sabe perfectamente cómo va  a gobernar porque ya lo ha visto pero, le importa poco. Para su escaso saber lo más importante es que el gobierno no sea populista, ni demagogo ni planero. Nuevamente por su parecido a esos candidatos los votará, los aprobará y simpatizará con ellos a pesar de llevar el país a la ruina, a pesar de su empobrecimiento y su infelicidad económica, porque a pesar de todo puede sentarse con otro habitante de clase media a atacar a aquellos que optaron por los populistas. No saben, no entienden, pero su objetivo inconsciente es introducirse en la civilización dejando de lado la barbarie. En una palabra, ser un desclasado.

Jauretche explicaba en Polémicas: “No se trata de “incorporarnos a la civilización”, colonialmente,  si no de que “la civilización se incorpore a nosotros” para asimilarla y madurarla  con nuestra propia particularidad”.

Hoy estamos en presencia del futuro peor gobierno de la historia argentina. El ranking de los peores lo encabezó desde siempre la dictadura de Jorge Rafael Videla, que en todo el proceso solicitaron a la banca internacional 45 mil millones de dólares, la cual formateó una deuda eterna. Nadie había pedido tanto como Videla. La administración Macri ya solicitó 40 mil millones más otro para el año que haría un total de 80 mil millones de dólares en casi 2 años.

Todo este endeudamiento para preservar el poder, que los bancos sigan haciendo fortunas diarias y para consolidar la tristeza en el pueblo.

Es este gobierno quien lleva a cabo un modelo foráneo, de corte liberal y entreguista.  Nunca un gobierno argentino con estas características ha llegado a buen puerto. Los gobiernos de crecimiento, de consumo y de distribución equitativa de la riqueza fueron los modelos nacionales o sea los peronistas.

Y el habitante de clase media no puede comprender esta idea. Siempre elige por la cara o por la vestimenta. No atiende otros temas, entonces se equivoca y luego no se hace cargo.

Arturo Jauretche se pregunta y “¿Cómo no enrojecerá el académico de Ciencias económicas cuando se le demuestra que Estados Unidos, Japón y Alemania alcanzaron su alto grado de desarrollo económico porque abominaron del liberalismo económico y aplicaron una política protectora de  sus industrias y creadora del mercado interno, frente a la codiciosa prepotencia de Inglaterra, previamente proteccionista y luego libre cambista porque ya estaba desarrollada?”.

Argentina tiene un presidente, con escasos valores democráticos, poco rodaje político y muy vertical en sus apreciaciones que determina su gusto a favor de las clases altas y de una elite corporativa. Pregunta, ¿No hay argentinos parecidos a Macri en el llano? O terminaremos creyendo que somos todos buenos, decentes, importantes pero cuando votamos algunos se olvidan de la historia y votan erróneamente.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet