Hoy es domingo 31 de mayo de 2020 y son las 07:10 hs. ULTIMOS TITULOS: Venezuela: Nicolás Maduro sube el precio de la nafta y autoriza importadores privados / Las emotivas palabras de Diego Ramos al presentar a su novio Mauro: "Es mi gran amor en este momento" / La crianza libre de estereotipos de género que Juana Viale aplica con sus hijos / Islas Galápagos: la fuente de inspiración de Charles Darwin / Diego Martínez, el director técnico del ascenso que llegó a Godoy Cruz con ADN de Barcelona / Julieta Prandi: "Esta semana logré que un juez me restituya mi casa" / Coronavirus: Aislaron un pueblo de Santiago del Estero por un caso sospechoso de Covid-19 / Coronavirus en Uruguay: Luis Lacalle Pou dio negativo a test de Covid-19 / Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades del 30 de mayo / Curioso festejo de gol en Siria: con hinchas reales y presentes pero... con tribunas vacías / Avellaneda: Un policía mató de 18 balazos a un joven que quiso asaltarlo / Deshielo casi total: el gobierno británico autorizó la vuelta del deporte desde junio / Coronavirus: en Santiago del Estero, lejos de los aplausos, la Policía reacciona contra los médicos / Jorge Bermúdez fue terminante respecto del futuro de Sebastián Villa en Boca y declaró un testigo clave en la causa / Coronavirus. Un chofer, un festejo ilegal y nuevos contagios: el caso que pone en alerta a Mendoza / El Pampa: entre una línea interna en Angus y un candidato opositor en la Rural / Coronavirus: América Latina supera las 50.000 muertes y roza el millón de casos / El caso Floyd: del "¿seré la próxima?" de Coco Gauff a la invitación a la rebelión de Colin Kaepernick / Coronavirus: Brasil ya es el cuarto país con más muertos en el mundo / Perú supera los 150.000 casos de coronavirus /

6 de octubre de 2016
Tienen memoria, son parecidos
Por Gabriel Russo.
¿Cuántas veces se escucha en la calle “y la gente no tiene memoria, ¿Cómo votó a estos?”, o “la gente no sabe nada, ¿No lo conocen a Macri?” Y así diferentes frases que equivocan el análisis cuando se refieren al votante amarillo.

El argentino es el más preparado políticamente en América Latina. Si sabe, si entiende y también tiene memoria. Lo que ocurre cuando elige un amigo, una pareja o un candidato recurre a parecidos. No hace falta estar enamorado del candidato ni tampoco entender lo que dice,  uno se va refugiando con aquellos que le son familiares, parecidos en sus características.

Cuando se observa a Macri, se percibe un hombre de clase media, autoritario, con escaso contenido, opinólogo, soberbio y con poco rodaje democrático. Estos tips son muy fáciles de encontrar en cualquier militante de clase media.

También la contradicción y las miserias humanas pueden completar el cuadro de un elector amarillo.

En el libro Polémicas de Arturo Jauretche, el vasco dice: “¿Para que pierden el tiempo en condenar a la sociedad de consumo, cuando en la Argentina cada vez se consume menos?, ¿Para que discuten acerca del divorcio si el gran problema de las multitudes argentinas es casarse y el otro gran problema es el de los hijos con apellido materno? ¿Por qué llaman “pajuerano”  al hombre de las provincias que es, precisamente, del interior, es decir, “de “adentro” y no de “ajuera”? ¿Por qué los más furiosos antirracistas cuando de los judíos se trata, resultan entusiastas racistas respecto nuestros paisanos de provincias  a los que califican de “negros” y  “cabecitas”? ¿Por qué proclaman que Sarmiento no faltaba a clase en los días de lluvia, si muy difícilmente llueve en San Juan en el período escolar? No comprenden que asesorarse con técnicos  extranjeros o con el FMI es lo mismo que ir a comprar al almacén guiándose por el manual escrito por el propio almacenero”.

Y así el tilingo disconforme con los gobiernos de corte nacional cae en la trampa. Sabe perfectamente cómo va  a gobernar porque ya lo ha visto pero, le importa poco. Para su escaso saber lo más importante es que el gobierno no sea populista, ni demagogo ni planero. Nuevamente por su parecido a esos candidatos los votará, los aprobará y simpatizará con ellos a pesar de llevar el país a la ruina, a pesar de su empobrecimiento y su infelicidad económica, porque a pesar de todo puede sentarse con otro habitante de clase media a atacar a aquellos que optaron por los populistas. No saben, no entienden, pero su objetivo inconsciente es introducirse en la civilización dejando de lado la barbarie. En una palabra, ser un desclasado.

Jauretche explicaba en Polémicas: “No se trata de “incorporarnos a la civilización”, colonialmente,  si no de que “la civilización se incorpore a nosotros” para asimilarla y madurarla  con nuestra propia particularidad”.

Hoy estamos en presencia del futuro peor gobierno de la historia argentina. El ranking de los peores lo encabezó desde siempre la dictadura de Jorge Rafael Videla, que en todo el proceso solicitaron a la banca internacional 45 mil millones de dólares, la cual formateó una deuda eterna. Nadie había pedido tanto como Videla. La administración Macri ya solicitó 40 mil millones más otro para el año que haría un total de 80 mil millones de dólares en casi 2 años.

Todo este endeudamiento para preservar el poder, que los bancos sigan haciendo fortunas diarias y para consolidar la tristeza en el pueblo.

Es este gobierno quien lleva a cabo un modelo foráneo, de corte liberal y entreguista.  Nunca un gobierno argentino con estas características ha llegado a buen puerto. Los gobiernos de crecimiento, de consumo y de distribución equitativa de la riqueza fueron los modelos nacionales o sea los peronistas.

Y el habitante de clase media no puede comprender esta idea. Siempre elige por la cara o por la vestimenta. No atiende otros temas, entonces se equivoca y luego no se hace cargo.

Arturo Jauretche se pregunta y “¿Cómo no enrojecerá el académico de Ciencias económicas cuando se le demuestra que Estados Unidos, Japón y Alemania alcanzaron su alto grado de desarrollo económico porque abominaron del liberalismo económico y aplicaron una política protectora de  sus industrias y creadora del mercado interno, frente a la codiciosa prepotencia de Inglaterra, previamente proteccionista y luego libre cambista porque ya estaba desarrollada?”.

Argentina tiene un presidente, con escasos valores democráticos, poco rodaje político y muy vertical en sus apreciaciones que determina su gusto a favor de las clases altas y de una elite corporativa. Pregunta, ¿No hay argentinos parecidos a Macri en el llano? O terminaremos creyendo que somos todos buenos, decentes, importantes pero cuando votamos algunos se olvidan de la historia y votan erróneamente.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet