Hoy es jueves 9 de abril de 2020 y son las 20:49 hs. ULTIMOS TITULOS: Precios. Luz verde para que los intendentes controlen con la ley de abastecimiento / Coronavirus en EE.UU.: un hombre fue arrestado tras golpear a su madre por esconder el papel higiénico / Coronavirus: dos muertos y 19 contagiados por un asado realizado en cuarentena / Coronavirus: la UE acuerda una respuesta económica conjunta para afrontar la pandemia / Coronavirus. Renault renueva 450 contratos y acuerda pago de 60% para suspensiones / Coronavirus: encuentran a la mujer que se escondió en el baúl de un taxi para ver a su novio y lo publicó en redes / Coronavirus: España supera las 15.000 muertes y el gobierno afirma que el brote "comienza a estar bajo control" / Coronavirus: Macron se reunió con el polémico médico que impulsa un fármaco contra la malaria / Coronavirus: una actriz porno prometió tener sexo con quienes creen una vacuna / Coronavirus: un informe médico descarta que el exjuez Melazo sea un paciente de riesgo / Coronavirus en la Argentina: los pedidos de los gobernadores para la nueva fase de la cuarentena / Coronavirus en la Argentina: murió un hombre en Rafaela y son 71 los fallecidos en el país / Coronavirus: el Gobierno suma a más de 15.000 profesionales con capacitaciones online / "Mi país es Italia": Wanda Nara explicó por qué volvió a Milán en plena cuarentena / Lucha contra el coronavirus: San Pablo abre una polémica con el monitoreo de celulares / Coronavirus. Pymes agropecuarias podrán acceder a beneficios impositivos / Clase y emoción: el video de Wimbledon narrado por Roger Federer en homenaje a los trabajadores de la salud / Coronavirus: argentinos varados en un barco en Miami piden ayuda al Presidente / Coronavirus: Neuquén aísla a Loncopué, el pueblo donde se hizo el asado que terminó con dos muertos y 19 contagiados / Jonatan Viale: "La Argentina castiga a los emprendedores y premia a los delincuentes" /

7 de octubre de 2016
La clase media dividida: Unos esclavos, otros desaparecidos
Por Gabriel Princip.
En el transcurso de 12 años de corrupción, libertinaje y acopio de malas costumbres se distinguió una noticia proveniente del Banco Mundial que decía, en el año 2008, que la clase media había duplicado su militancia: En ese momento 18 millones de argentinos integraban ese segmento de la sociedad.

Hoy en día con un nuevo gobierno que trasunta una fuerza moral encomiable donde se castiga las diferencias sexuales, el campo nacional y cualquier idea que no sea foránea, la clase baja ha ganado miles de adeptos. El 32,2 por ciento de la población son pobres, de ellos 3.300.000 trabajadores del sector privado lucen una pobreza digna. Y es digna pues trabajan, con miserables sueldos que no alcanzan para llevar la tranquilidad hogareña de otros años pero al menos no se aburren.

El panorama político y económico ha cambiado en estos últimos diez meses. El mercado ha suplido al estado y la alegría a la tristeza. El gobierno pro mercado camina a convertir una nación en una factoría y para eso hace falta un país con baja inflación, con crecimiento en lo macro, bajos salarios y dos clases sociales, una alta y otra baja. Por esa razón la clase media que en el 2008 se había duplicado hoy está en vías de extinción según las políticas que maneja el oficialismo.

Pero ¿Podrá el pueblo aguantar un proceso de desorganización nacional que no lo incluya, que lo agreda y que pretenda eliminarlo? Y esta idea se traslada a todo el mapa americano, por eso no se entiende, no se explica la mansedumbre argentina. Eduardo Galeano se pregunta: “¿Hasta cuando los países latinoamericanos seguiremos aceptando las órdenes del mercado como si fueran una fatalidad del destino? ¿Hasta cuándo seguiremos implorando limosnas, a los codazos, en la cola de los suplicantes? ¿Hasta cuándo seguirá cada país apostando al sálvese quien pueda? ¿Cuándo terminaremos de convencernos de que la indignidad no paga? ¿Por qué no formamos un frente común para defender nuestros precios, si de sobra sabemos que nos dividen para reinar? ¿Por qué no hacemos frente, juntos a la deuda usurera? ¿Qué poder tendría la soga si no encontrara pescuezo?”

La política amarilla y los medios dominantes pretenden engañar al pueblo todo con la idea de que la miseria actual es producto del latrocinio K. Por allí, vuelan frases tan ficticias que solo un mal intencionado o un ignorante puede creer, ejemplo “si devolvieran todo lo robado, no habría pobreza”. Mentira absoluta. En principio no se probó la frase “se robaron todo”. Como no se pudo explicar, tampoco se sabe de cuanto estamos hablando y si no se sabe la cantidad, ¿Cómo presumimos que se acabaría con la pobreza? Hasta el más negado de los argentinos debería saber que por más que los K se hayan llevado la reserva federal norteamericana, nada tiene que ver con el plan implementado por Prat Gay. El modelo, como dice Melconian “no cierra con crecimiento” y para cualquier economista honesto un plan de ajuste genera pobreza pero bajo ningún concepto la elimina.

Atado a este plan económico existe una cultura política donde el consenso partió al exilio. La violencia en los medios, la agresión en la calle y el ensanchamiento de la grieta son parte de este plan similar a la década infame e igual a la revolución libertadora.

 “En el mercado libre es natural la victoria del fuerte y legítima la aniquilación del débil. Así se eleva el racismo a la categoría de doctrina económica”, dijo alguna vez Eduardo Galeano.

Recientemente el Papa comunicó una noticia que fastidia al oficialismo y le agregó una frase que Macri todavía no entiende. Francisco dijo que no vendrá a la Argentina el año que viene y eso molestó mucho a un gobierno que desea tanto la paz con el Vaticano como la eliminación de los pobres. Al mismo tiempo, el clérigo sentenció “hay que ponerse la patria al hombro”. El presidente pidió una traducción cuando escuchó el término patria.

Y sin entrar a convalidar el análisis de los medios dominantes como así tampoco aquellos medios contrarios al gobierno, la explicación de la determinación papal es sencilla. Su mensaje contra el capitalismo salvaje, a favor de los pobres y de la dignidad y el trabajo es diario, contundente y sin cortapisas. En su país, nada de lo que el Papa proclama a los cuatros vientos se cumple.

El país pasa por el peor de los momentos. Pasaron 12 años donde según el liberalismo “se robaron todo” pero la dignidad nunca abandonó a las capas medias y bajas. Hoy un trabajador, labora todo el día para ser pobre. Hoy uno de cada tres habitantes es pobre. Hoy han caído derechos adquiridos. Hoy la reforma laboral nos espera. Hoy el futuro dejó de ser incierto, sabemos positivamente que será negativo. Hoy las fiestas serán iguales a las del año pasado, tristes. Hoy el optimista se ha transformado en un pesimista con experiencia. Hoy gobierna Macri.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet