Hoy es miercoles 22 de enero de 2020 y son las 04:43 hs. ULTIMOS TITULOS: Australian Open: los 100 puntos de Diego Schwartzman y la primera vez de Guido Pella / Bienvenidos a bordo: Guido Kaczka se equivocó en vivo y estallaron las burlas en las redes sociales / Dólar turista hoy: a cuánto cotiza el miércoles 22 de enero / Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el miércoles 22 de enero / Las anécdotas de Johanna Francella, entre un vuelo accidentado y un muñequito de Brigada Cola / Maru Botana, sobre la crianza de sus siete hijos: "Lo que más me agota son los chats de mamis" / Divina comida: Jorgelina Aruzzi falló como anfitriona y el grupo la destruyó / Separadas: Fausto sigue sin aparecer y Luján siente la necesidad de revelar su secreto / Una mujer presidirá el INTA por primera vez en su historia / El curioso nombre que eligieron Paula Chaves y Peter Alfonso para su tercera hija / Diego Monarriz: el DT de San Lorenzo que conoció a Nelson Mandela y fue barrendero por un día / Superliga: quiénes son los tres técnicos que salieron campeón en el torneo local / Masculinidad y violencia: un estudio detalla características recurrentes en jóvenes / Internas en el Gobierno. Renunció otro funcionario de la Secretaría de Energía / Caída libre: Maria Sharapova caerá hasta debajo del puesto 350° y dejó su futuro tenístico en duda / Estudiantes quiere repatriar a Marcos Rojo, pero Manchester United busca cederlo a algún club europeo / Los Gladiadores: una goleada por 82-7 en el Premundial y el MVP que corrió los cables para que pase el ómnibus / Le escribió un poema con una propuesta a una low cost y consiguió dos pasajes a Córdoba / La justicia estadounidense desestima las demandas iniciadas por la familia de Prince / Su madre le pagó la fiesta de bodas pero luego tuvo un bebé con su marido /

19 de octubre de 2016
Zonceras miserables
Por Simón Radowistky

Apenas conocido el triunfo de Macri en las últimas elecciones, el peronismo tuvo dos visiones. La primera, donde se consolaba con la idea de que se perdió por muy poco y la segunda, la que finalmente, se visibilizó, dijo muerto el rey, viva el rey y de a poco empezó el exilio partidario.

Los sándwiches de Bossio, la ética de Pichetto, la moral escondida de Randazzo, el linchamiento mediático de Aníbal Fernández, la Cámpora, Kicilloff, y la funcionalidad hacia el amarillo gobierno  por parte de los intendentes k que renegaban de su pasado daban vergüenza ajena.

La indignidad del partido justicialista se vio, se observa y se mira con más penas que olvido. Escuchar a intendentes con un extraño alzhéimer político, desbastar a su ex conductora, cuando hasta cinco minutos atrás proponían a Cristina como Miss Mundo, mostró la idea de lo que es la política chica. Trabajar por la grandeza de la nación resulta una utopía.

En estos últimos once meses jamás se han visto tantas miserias políticas. Por el lado del oficialismo, un plan entreguista donde el protagonista es la oligarquía, donde el trabajador no existe y la clase media partió al exilio. Por el lado opositor, es triste ver el miedo a  los carpetazos  que sufren los renovadores, al tiempo que los integrantes del PJ, en nombre de la gobernabilidad, han despedido sin reparo alguno  a la dignidad.

Macri no se destaca por una visión de nación para con su país, la oposición tampoco se destaca por lo generoso de su mirada nacional. Quien genera aire de patriotismo y analiza la política desde lo integral, con una sincera contención e inclusión es el Papa Francisco. En el capitulo cuatro de la encíclica Laudato si, Francisco dice: “Necesitamos una política que piense  con visión amplia, y que lleve adelante un replanteo integral, incorporando en un diálogo interdisciplinario los diversos aspectos de la crisis. Muchas veces la misma política es responsable de su propio descrédito, por la corrupción y por la falta de buenas políticas públicas. Si el estado no cumple su rol en una región, algunos grupos económicos pueden aparecer como benefactores y detentar el poder real, sintiéndose autorizados a no cumplir ciertas normas, hasta dar lugar a diversas formas de criminalidad organizada, trata de personas, narcotráfico y violencia muy difíciles de erradicar. Si la política no es capaz de romper una lógica perversa, y también queda subsumida en discursos empobrecidos, seguiremos sin afrontar los grandes problemas de la humanidad. Una estrategia de cambio real exige repensar la totalidad de los procesos, ya que no basta con incluir consideraciones ecológicas superficiales mientras no se cuestione la lógica subyacente en la cultura actual. Una sana política debería ser capaz de asumir este desafío”.

Hoy la Argentina sufre la peor crisis que se conoce desde el 2001. La diferencia con respecto a la Alianza, es que el poder real no estaba en el gobierno, hoy sí. Lo anticipó el Papa en la encíclica y se cumplió su presunción. Y este color empresarial, de a poco, se adueña del  continente en el marco de un nuevo orden mundial, un proyecto corporativo que data de la década del 70´ y el siglo XXI parece el tiempo exacto de su consolidación.

Pero toda enfermedad tiene un remedio. Y ante el avance CEO en nuestro país, la alternativa es el desarrollo y la puesta en escena de los movimientos nacionales, o sea el peronismo. El problema es que la herramienta electoral de esta ideología, el partido justicialista convive con el oficialismo dando muestras de vergüenza, indignidad aunque sus integrantes lo llaman gobernabilidad.

Vedada esta esperanza para combatir el accionar corporativo, todas las fichas se juegan por Francisco. Quizás la esperanza blanca que tiene hoy el argentino para poder superar una crisis inventada con un objetivo claro, la vuelta al pre peronismo.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet