Hoy es domingo 31 de mayo de 2020 y son las 06:39 hs. ULTIMOS TITULOS: Venezuela: Nicolás Maduro sube el precio de la nafta y autoriza importadores privados / Las emotivas palabras de Diego Ramos al presentar a su novio Mauro: "Es mi gran amor en este momento" / La crianza libre de estereotipos de género que Juana Viale aplica con sus hijos / Islas Galápagos: la fuente de inspiración de Charles Darwin / Diego Martínez, el director técnico del ascenso que llegó a Godoy Cruz con ADN de Barcelona / Julieta Prandi: "Esta semana logré que un juez me restituya mi casa" / Coronavirus: Aislaron un pueblo de Santiago del Estero por un caso sospechoso de Covid-19 / Coronavirus en Uruguay: Luis Lacalle Pou dio negativo a test de Covid-19 / Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades del 30 de mayo / Curioso festejo de gol en Siria: con hinchas reales y presentes pero... con tribunas vacías / Avellaneda: Un policía mató de 18 balazos a un joven que quiso asaltarlo / Deshielo casi total: el gobierno británico autorizó la vuelta del deporte desde junio / Coronavirus: en Santiago del Estero, lejos de los aplausos, la Policía reacciona contra los médicos / Jorge Bermúdez fue terminante respecto del futuro de Sebastián Villa en Boca y declaró un testigo clave en la causa / Coronavirus. Un chofer, un festejo ilegal y nuevos contagios: el caso que pone en alerta a Mendoza / El Pampa: entre una línea interna en Angus y un candidato opositor en la Rural / Coronavirus: América Latina supera las 50.000 muertes y roza el millón de casos / El caso Floyd: del "¿seré la próxima?" de Coco Gauff a la invitación a la rebelión de Colin Kaepernick / Coronavirus: Brasil ya es el cuarto país con más muertos en el mundo / Perú supera los 150.000 casos de coronavirus /

19 de octubre de 2016
Zonceras miserables
Por Simón Radowistky

Apenas conocido el triunfo de Macri en las últimas elecciones, el peronismo tuvo dos visiones. La primera, donde se consolaba con la idea de que se perdió por muy poco y la segunda, la que finalmente, se visibilizó, dijo muerto el rey, viva el rey y de a poco empezó el exilio partidario.

Los sándwiches de Bossio, la ética de Pichetto, la moral escondida de Randazzo, el linchamiento mediático de Aníbal Fernández, la Cámpora, Kicilloff, y la funcionalidad hacia el amarillo gobierno  por parte de los intendentes k que renegaban de su pasado daban vergüenza ajena.

La indignidad del partido justicialista se vio, se observa y se mira con más penas que olvido. Escuchar a intendentes con un extraño alzhéimer político, desbastar a su ex conductora, cuando hasta cinco minutos atrás proponían a Cristina como Miss Mundo, mostró la idea de lo que es la política chica. Trabajar por la grandeza de la nación resulta una utopía.

En estos últimos once meses jamás se han visto tantas miserias políticas. Por el lado del oficialismo, un plan entreguista donde el protagonista es la oligarquía, donde el trabajador no existe y la clase media partió al exilio. Por el lado opositor, es triste ver el miedo a  los carpetazos  que sufren los renovadores, al tiempo que los integrantes del PJ, en nombre de la gobernabilidad, han despedido sin reparo alguno  a la dignidad.

Macri no se destaca por una visión de nación para con su país, la oposición tampoco se destaca por lo generoso de su mirada nacional. Quien genera aire de patriotismo y analiza la política desde lo integral, con una sincera contención e inclusión es el Papa Francisco. En el capitulo cuatro de la encíclica Laudato si, Francisco dice: “Necesitamos una política que piense  con visión amplia, y que lleve adelante un replanteo integral, incorporando en un diálogo interdisciplinario los diversos aspectos de la crisis. Muchas veces la misma política es responsable de su propio descrédito, por la corrupción y por la falta de buenas políticas públicas. Si el estado no cumple su rol en una región, algunos grupos económicos pueden aparecer como benefactores y detentar el poder real, sintiéndose autorizados a no cumplir ciertas normas, hasta dar lugar a diversas formas de criminalidad organizada, trata de personas, narcotráfico y violencia muy difíciles de erradicar. Si la política no es capaz de romper una lógica perversa, y también queda subsumida en discursos empobrecidos, seguiremos sin afrontar los grandes problemas de la humanidad. Una estrategia de cambio real exige repensar la totalidad de los procesos, ya que no basta con incluir consideraciones ecológicas superficiales mientras no se cuestione la lógica subyacente en la cultura actual. Una sana política debería ser capaz de asumir este desafío”.

Hoy la Argentina sufre la peor crisis que se conoce desde el 2001. La diferencia con respecto a la Alianza, es que el poder real no estaba en el gobierno, hoy sí. Lo anticipó el Papa en la encíclica y se cumplió su presunción. Y este color empresarial, de a poco, se adueña del  continente en el marco de un nuevo orden mundial, un proyecto corporativo que data de la década del 70´ y el siglo XXI parece el tiempo exacto de su consolidación.

Pero toda enfermedad tiene un remedio. Y ante el avance CEO en nuestro país, la alternativa es el desarrollo y la puesta en escena de los movimientos nacionales, o sea el peronismo. El problema es que la herramienta electoral de esta ideología, el partido justicialista convive con el oficialismo dando muestras de vergüenza, indignidad aunque sus integrantes lo llaman gobernabilidad.

Vedada esta esperanza para combatir el accionar corporativo, todas las fichas se juegan por Francisco. Quizás la esperanza blanca que tiene hoy el argentino para poder superar una crisis inventada con un objetivo claro, la vuelta al pre peronismo.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet