Hoy es domingo 31 de mayo de 2020 y son las 07:13 hs. ULTIMOS TITULOS: Venezuela: Nicolás Maduro sube el precio de la nafta y autoriza importadores privados / Las emotivas palabras de Diego Ramos al presentar a su novio Mauro: "Es mi gran amor en este momento" / La crianza libre de estereotipos de género que Juana Viale aplica con sus hijos / Islas Galápagos: la fuente de inspiración de Charles Darwin / Diego Martínez, el director técnico del ascenso que llegó a Godoy Cruz con ADN de Barcelona / Julieta Prandi: "Esta semana logré que un juez me restituya mi casa" / Coronavirus: Aislaron un pueblo de Santiago del Estero por un caso sospechoso de Covid-19 / Coronavirus en Uruguay: Luis Lacalle Pou dio negativo a test de Covid-19 / Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades del 30 de mayo / Curioso festejo de gol en Siria: con hinchas reales y presentes pero... con tribunas vacías / Avellaneda: Un policía mató de 18 balazos a un joven que quiso asaltarlo / Deshielo casi total: el gobierno británico autorizó la vuelta del deporte desde junio / Coronavirus: en Santiago del Estero, lejos de los aplausos, la Policía reacciona contra los médicos / Jorge Bermúdez fue terminante respecto del futuro de Sebastián Villa en Boca y declaró un testigo clave en la causa / Coronavirus. Un chofer, un festejo ilegal y nuevos contagios: el caso que pone en alerta a Mendoza / El Pampa: entre una línea interna en Angus y un candidato opositor en la Rural / Coronavirus: América Latina supera las 50.000 muertes y roza el millón de casos / El caso Floyd: del "¿seré la próxima?" de Coco Gauff a la invitación a la rebelión de Colin Kaepernick / Coronavirus: Brasil ya es el cuarto país con más muertos en el mundo / Perú supera los 150.000 casos de coronavirus /

19 de octubre de 2016
19/O Negro contra la violencia de Género - M. L. Morales
Es cosa de hombres y mujeres. Hoy las mujeres decidimos convocarnos y bajo el lema del 19/O Miércoles Negro ni una menos, vivas nos queremos, contra la violencia de género paramos una hora para decir basta a los femicidios.

Por M. Laura Morales.

La convocatoria surgió tras el femicidio de Lucía Pérez, la niña de 16 años marplatense que fue brutalmente asesinada, drogada, violada por tres hombres el pasado sábado en esa ciudad balnearia. Y traspasó fronteras, fue de país en país, el reclamo masivo para decir basta a la violencia de género. A las 13 hs habrá cese de actividades durante una hora en la Argentina y en varios países de Latinoamérica donde se registra un alto índice de femicidios.

Falta mucho para erradicar la cuestión cultural de la “mujer objeto”… un paquete impuesto por la culturización de medios/empresas/multinacionales casi siempre con CEO´s hombres. Medios globales, grafica, televisión, cine… un mundo donde lo pornográfico antes era algo prohibido… o cosa de hombres y hoy está en los programas televisivos a las 11 de la noche… al alcance de niños, niñas y la familia.

La familia no vende… vende la mujer en ese rol que imponen los medios, cuanto más pornográfico sea el asunto mejor y cuanto más pequeña mejor, así de paso la pedofilia también está en los medios. La estigmatización de la mujer vende y es ése es el lugar… en la casa cocinando, lavando los platos con los quehaceres domésticos o cuidando a los niños… El lugar que tenía la mujer si, en los años ´30… ´50…

El destape (y no en las tapas de playboy) de la mujer estos últimos 50 años, es muy difícil de incorporar en la cultura a nivel mundial. Ya no es un tema argentino, ni latinoamericano. Aunque es en los lugares donde más femicidios se registran, y también no sólo porque la figura del femicidio es relativamente nueva sino que por lo general los delitos y más cuando se trata de crímenes primero hay que velar porque lleguen a juicio, luego tratar de que se condene, luego verificar los beneficios que incluyen las penas… aquí otra cuestión que tiene que ver con el sistema judicial en decadencia en el que vivimos.

En la mayoría de los países y muchos de Latinoamerica, la mujer empresarial o CEO, exitosa, la científica, se destaca pero no vende tanto como aquella modelo superstar de la TV que triunfa al igual que sus compatriotas que eligieron otro camino. “Las lolas y las curvas” venden más que los libros. Nos guste o no nos guste es una cuestión cultural que no es de hace una década sino que se remonta a la época de las colonias o de la edad media cuando las quemaban por brujas, o desde la época de Cristo quizás cuando apedrearon a María Magdalena por prostituta, (si hubiese vivido en este tiempo seguramente sería bailarina de Show Match) y desde el origen de todos los tiempos. Incluso ése no sería el problema, sino que no entendimos nada, no evolucionamos nada, y en el siglo XXI de la revolución de la ciencia y la tecnología matamos mujeres como en siglos pasados. Tampoco tenemos en cuenta que nos matan todos los días, cuando nos humillan en TV, en el cine o en la tapa de una revista mostrando el morbo de un cuerpo semidesnudo o desnudo, una imagen sexual lejos del “Nacimiento de Venus” la obra póstuma de Sando Boticelli.

Y en ese tren de culturización seguimos cuando vamos caminando a nuestros trabajos, a las facultades, las niñas al colegio, a realizar actividad física, o a llevar a nuestros hijos al colegio o al supermercado y de pronto nos gritan barbaridades de cualquier tipo, no importa que los menores escuchen. Desde el colectivo, un camión, un auto, que nos toquen bocina, nos griten en cualquier avenida y esto es las 24 horas. Y el clásico infaltable pasar por delante de una obra y que tres o cuatro trabajadores de la construcción uniformados con o sin casco realmente no interesa, nos griten “te voy a romper toda” o cosas similares… Pero luego se cuestiona incluso desde las mismas mujeres y aquí otra cuestión, la mujer machista que también es víctima de la violencia de cualquier tipo y forma pero la revindica y la avala en esa sumisión de la que es presa y no se da cuenta o no quiere darse cuenta. “Y también con la pollerita que tenía puesta…”, “pero tenía unas calzas y tacos para esa hora de la tarde”… “el escote era muy pronunciado” y así innumerables defensas hacia el agresor verbal o físico y no de la víctima… Agredir está bien, y la culpa la tiene la victima porque provocó esa situación. Muchas veces este accionar es avalado por las mismas mujeres, que a su vez son víctimas y no lo pueden reconocer. Hoy las mujeres nos convocamos a un reclamo desde el dolor más profundo, desde todas las edades, desde todas las latitudes, a parar un poco. A parar la mano, porque nos están matando. Y en cada una de las víctimas morimos todas.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet