Hoy es miercoles 26 de febrero de 2020 y son las 21:56 hs. ULTIMOS TITULOS: ?Dios en el Bernabéu?: Pep Guardiola volvió a amargar al Real Madrid en su estadio / Primer impacto en la Copa Argentina: Aldosivi fue eliminado por un rival que está dos categorías más abajo / ¿Por qué se llama así el coronavirus? / Juntos por el Cambio denunció "avances" del Gobierno sobre el Poder Judicial / Coronavirus en Brasil: qué se sabe del primer caso confirmado en América Latina / Virginia Gallardo anticipó que llevará adelante un ?parto respetado? / EE.UU.: tiroteo cerca de una fábrica de cerveza en Milwaukee: hay varios muertos / Para médicos sanitaristas el país no está preparado para enfrentar el coronavirus / La dura revelación de Sabrina Sabrok: "Mi esposo me golpeó e intentó estrangularme" / Un argentino en el crucero en el Caribe: "No está saliendo como esperábamos" / María Sharapova: el mundo del tenis saluda a la quíntuple campeona de Grand Slam / Coronavirus hoy: minuto a minuto, las novedades de la epidemia en la Argentina y el mundo / Retenciones. En el campo hay bajas expectativas por la reunión con Basterra / La estrafalaria camisa que usó Javier "Chicharito" Hernández para ver a los Lakers / Jonatan Viale ironizó sobre el acuerdo docente: "Antes iban con los tapones de punta" / Murió la bailarina Irina Borowska: del Teatro Colón al mundo, referente de una época dorada / China confisca 31 millones de barbijos falsos por la crisis del coronavirus / El cadáver hallado en el río Paraná es el del joven echado por patovicas de un boliche de Rosario / Paritaria nacional: el Gobierno acordó con los docentes y el salario mínimo será de $23 mil / Montaña Rusa: el emotivo reencuentro del elenco a 26 años de su estreno /

4 de noviembre de 2016
El antiproyecto
Por Kurt Winkels

Numerosos son los pensadores de corte nacional en los que uno abreva para explicar el peronismo. También el justicialismo cuenta en su historia con varios filósofos que otorgan un plus a un movimiento nacional por sobre el resto de los partidos políticos.

De más está decir que el Primer Congreso Nacional de Filosofía que se realizó en Mendoza 1949 y que contó con el cierre del presidente Perón fue el más importante. De hecho este evento dio como resultado la obra del General, “La comunidad organizada”.

El proyecto peronista de 1945 recuperó para la historia nacional las masas trabajadoras y el interior relegado. De esta manera, se mostró el rostro americano del país.

A fines del siglo XX, cuenta Armando Poratti en “Que es el peronismo”, nuevamente compartimos destino con las naciones hermanas. A partir del golpe del 76´, se instala plenamente algo que ya venía haciendo amagos y que, siguiendo a Gustavo Cirigliano, denominamos el anti-proyecto  de la sumisión incondicionada. Esta es la exacerbación de la oposición ser/nada que se convierte así en proyecto de “ser-nada”, donde no hay dos sectores enfrentados sino un proyecto de disolución de Nación”.

El anti-proyecto se basa en el caos, en la desorganización de todos los aspectos de la vida nacional. Cirigliano diría “cuando un país no tiene un proyecto, es seguro que está en el proyecto de otro país, más poderoso que él”.

El anti-proyecto se inaugura con la dictadura, hoy vive más que nunca, pero nos otorgó vacaciones entre el 2003 y el 2015. El anti-proyecto destruye todo vínculo social, cultural, político, sindical, en una palabra es el caos, la desorganización institucional.

Utiliza formas determinadas de persuasión. Poratti detalla: “En su primer etapa, el terror directo, en su segunda etapa, una forma perversa, la persuasión publicitaria o mediática, que no se impone a los sujetos sociales por la fuerza o desde afuera,  sino que actúa desde el mismo interior, impidiéndoles el ejercicio autónomo  de  su subjetividad. Solo una sociedad atomizada y, por lo tanto, convertida en “masa”, puede ser dirigida por los medios de comunicación “masivos”. El terrorismo de estado se ocultaba bajo un manto de silencio (el silencio es salud), el terrorismo económico  se oculta bajo un manto de ruido”.

En blanco sobre negro, el Presidente representa el terror en las diferentes variables. No es casual observar uniformados reprimiendo viejos, chicos, marginales. No es casual el ataque fiscal a la clase media, menos casual es la debacle de la mesa de los argentinos y parte de los derechos conseguidos. Nada es casual todo es terror.

En la segunda etapa lo antes dicho cobra visibilidad gracias a los medios de comunicación que en lugar de explicar las consecuencias de un pronto y perverso endeudamiento utiliza la pantalla para mostrar un timbreo.

No en vano decía Porreti que el terrorismo de estado ocultaba bajo un manto de silencio y el terrorismo económico bajo un manto de ruido, es decir, Majules, Lanatas, Del Moros que gritan por el pelo largo y  la minifalda  y miran para arriba cuando se debe hablar del gran saqueo nacional amarillo.

Siguiendo las ideas de Porreti el estado es la estructura de poder en disputa, este es imprescindible para cualquier proyecto posible, por lo tanto en el anti-proyecto, una vez agotada la función represiva, el objetivo a destruir pasa a ser el estado mismo, en vistas de su suplantación por el mercado.

En una palabra, la entrega. Hoy somos espectadores de la violenta aniquilación del estado, y los derechos del trabajador. Nos quedamos discutiendo el  “se robaron todo” mientras bajan presupuestos de ciencia, cultura, educación. Hablamos de Báez mientras no existen créditos para viviendas y se achica la renta para el asalariado y el jubilado. Estamos pendientes de Masa, el plan B de la embajada, mientras se vota alegremente una reforma electoral con olor a fraude y van en busca de la reforma laboral. Discutimos a Stolbizer, Carrió y Michetti mientras se llevan los minerales sin pagar impuestos y la plutocracia hace pata ancha en un país que hasta hace un año funcionaba.

La entrega total del patrimonio se está llevando a cabo y nos enganchamos con Tinelli, la AFA, el perro Balcarce y cuánta gilada ande suelta por la caja boba. El anti-proyecto  se consolida y clase media se rescata el diálogo, la blancura de la piel y los ojos claros.

La deuda es eterna y Mirta explica las bondades amarillas. Con el anti-proyecto, “El endeudamiento, cuenta Porretti, aparece como único futuro posible, que nos convierte en deudores eternos. La extranjerización de los sectores privados de la economía, la des industralización del país junto con el  proceso fundamental de destrucción de la clase obrera, conducida por la marginalización, culminan en el proceso de concentración de la riqueza y la inversión de los porcentajes de distribución heredados del proyecto del 45´, con sus consecuencias de pauperización, extendida y extremada en porcentajes inéditos”.

El anti-proyecto está más vivo que nunca. El futuro es oscuro, pero la claridad que otorga una luz esperanzadora no es difícil que aparezca. Hay salida a esta entrega fabulosa del cual somos testigos presenciales. Y ésta, parte de principios y valores que las bases comiencen a visibilizar. El camino pasa por las urnas y en ese tránsito el colectivo que nos lleve a la estación del proyecto es un interno del modelo nacional. Aquel chofer que maneje ese vehículo contará con nuestro apoyo. Nuestra tarjeta sube es la convicción de un futuro mejor acompañando a aquellos leales a una causa, no a una persona. Aquellos fieles de una idea socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
OPINIÓN
El agua
Comentarios:

RadiosNet