Hoy es miercoles 26 de febrero de 2020 y son las 22:27 hs. ULTIMOS TITULOS: Universidad Católica, de Ecuador-Lanús, Copa Sudamericana: el granate está cómodo con la ventaja de la ida / Se complica el plan oficial de refinanciamiento de la deuda en pesos / ?Dios en el Bernabéu?: Pep Guardiola volvió a amargar al Real Madrid en su estadio / Primer impacto en la Copa Argentina: Aldosivi fue eliminado por un rival que está dos categorías más abajo / ¿Por qué se llama así el coronavirus? / Juntos por el Cambio denunció "avances" del Gobierno sobre el Poder Judicial / Coronavirus en Brasil: qué se sabe del primer caso confirmado en América Latina / Virginia Gallardo anticipó que llevará adelante un ?parto respetado? / EE.UU.: tiroteo cerca de una fábrica de cerveza en Milwaukee: hay varios muertos / Para médicos sanitaristas el país no está preparado para enfrentar el coronavirus / La dura revelación de Sabrina Sabrok: "Mi esposo me golpeó e intentó estrangularme" / Un argentino en el crucero en el Caribe: "No está saliendo como esperábamos" / María Sharapova: el mundo del tenis saluda a la quíntuple campeona de Grand Slam / Coronavirus hoy: minuto a minuto, las novedades de la epidemia en la Argentina y el mundo / Retenciones. En el campo hay bajas expectativas por la reunión con Basterra / La estrafalaria camisa que usó Javier "Chicharito" Hernández para ver a los Lakers / Jonatan Viale ironizó sobre el acuerdo docente: "Antes iban con los tapones de punta" / Murió la bailarina Irina Borowska: del Teatro Colón al mundo, referente de una época dorada / China confisca 31 millones de barbijos falsos por la crisis del coronavirus / El cadáver hallado en el río Paraná es el del joven echado por patovicas de un boliche de Rosario /

21 de noviembre de 2016
Roban pero no hacen
Por Kurt Winkels

El endeudamiento externo otra vez se puso de moda. Desde el lejano préstamo de la Baring Brothers de 1 millón de libras, que terminó pagando Julio Roca, pasando por Juárez Celman, Aramburu, Videla y sus muchachos, hasta Fernando De la Rúa. Hoy volvemos a hablar de endeudamiento. Un concepto que el peronista de Perón no escuchó, como así tampoco fue tapa de los medios dominantes en la década K.

“Hoy volvemos a la seriedad, ya nos cuentan en el primer mundo, ya pedimos 40 mil millones de dólares y vamos por otro tanto igual en el 2017”, según informara el rubio y cipayo Ministro de Hacienda.

Raúl Scalabrini Ortiz dijo en su momento: “Endeudar a un país a favor de otro, hasta las cercanías de su capacidad productiva, es encadenarlo a la rueda sin fin del interés compuesto. Tarde o temprano el acreedor absorbe al deudor. Primero al débil y pequeño, luego al más poderoso y resistente. Forzosamente y muchas veces contra su propia voluntad, el capital centraliza y concentra”.

Todos los hombres del pensamiento nacional explicaron lo inconveniente de endeudarse.  Ni Perón, ni Illia, ni Isabel y menos aún Néstor y Cristina tomaron deuda. Pero inexplicablemente la opinión publicada es cómplice de una medida entreguista que siempre fue y es perjudicial para sus propios intereses.

El endeudamiento persigue un solo fin, el dominar.  Y con ello tener derecho,  por parte de los acreedores a disponer de los recursos naturales. En 1968 Perón decía: “Es preciso que nosotros comencemos a llamar las cosas por su nombre, no es un secreto que el imperialismo está empeñado allí como en todas partes, en copar  las fuentes de riqueza y los que sirven esos intereses, consciente o inconscientemente, son unos traidores a su  patria, ya actúen como fuerzas de ocupación desde las fuerzas armadas, como agentes o “quinta columna” desde el gobierno que han usurpado, por supuesto, con el concurso del propio imperialismo. Seguir con eufemismos es una forma de engañarnos a nosotros mismos. En el mundo actual, no solo en nuestro país sino en los cinco continentes, los bandos están claramente definidos, los que anhelan liberar a sus países y los que sirven  la causa imperialista del neocolonialismo”.

La libertad está en juego y la deuda atenta contra ella. Es impensado aceptar  una estrategia que nos ata y entrega de pies y manos a cambio de poder insultar libremente a un líder peronista. Solo el confundido, el ignorante, el tilingo o el cipayo pueden darle la derecha a estos agentes del imperialismo.

Responsabilidad mayúscula tienen  los medios dominantes  que influencian al militante  de clase media  para que acepte esta medida liberal que lo posterga. La opinión publicada no analiza, sólo protesta, reclama y acepta la medida que atenta contra sus intereses. Con nombre y apellido decimos que Rafael Videla provocó una deuda eterna, lo mismo hizo Menem y De La Rúa.  Las consecuencias  ya  las sufrimos. El factor común que  unían  sus gobiernos conservadores era el retroceso económico gracias al endeudamiento. En cambio los gobiernos “demagogos” pagaron la deuda que no contrajeron y determinaron crecimientos históricos.

De la Rúa era el hombre honesto  y nos llevó al corralito. Videla era un hombre serio que nunca cobró su sueldo de presidente y contrajo una deuda de 45 mil millones. En cambio, el nazi de Perón, prestó plata en lugar de pedir, la atorranta de Isabel nunca pidió un peso, el tuerto y la yegua pagaron y sólo hicieron 500 mil viviendas,  2800 escuelas, 16 universidades, 2 satélites, Atucha 1 y 2, 375 parques industriales, además de recuperar YPF, Aerolíneas, AYSA, renovar los trenes y ampliar derechos entre ellos a 3 millones de jubiladas de ama de casa.

Pero la oligarquía dijo que son ladrones, y la media clase repitió y agregó,  también son vagos y negros. Son soberbios, autoritarios, en cambio cambiemos es el cambio. Esos son  moralmente justos, transparentemente independientes, y socialmente individuales. Son la fuerza moral que el país precisaba. Si, no se hizo nada pero ahora podemos retirar más de 5 millones de dólares por día de nuestra  cuenta, ahora podemos dialogar, pagar 280 pesos un fútbol que era gratis, abonar con cifras como la gente la luz y el gas, pagar los remedios del Pami y gritarle chorra a Cristina.

Ahora podemos endeudarnos  todos los días para el beneficio de las corporaciones, podemos encerrar a Milagro Sala acusada de recibir 29 millones de pesos y ver por la tele a Majul y Niembro que recibieron 35 millones.

Hoy vivimos en libertad, con jubilados mal pagos pero que disfrutan cuando insultan a la Cámpora. Son épocas de gloria, con más desocupados y pobres pero  negros o sea, ¿Cuál es el problema? Podemos comer menos, no ir de vacaciones, ser pobres dignos pero tenemos libertad absoluta para insultar a Cristina. Esta es la nueva argentina, una colonia con colonizados pobres e ignorantes donde la grieta es tan ancha como la avenida del medio. La unión de los argentinos es otra utopía que el gobierno no podrá concretar, o  quizás sí, cuando se unan pidiendo la renuncia amarilla.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet