Jueves 3 de Diciembre de 2020

Hoy es Jueves 3 de Diciembre de 2020 y son las 03:47 ULTIMOS TITULOS: Oficializan la designación de Cantard somo secretario de políticas universitarias / Alerta por la crecida del Río de La Plata en la costa del área metropolitana y La Plata / Turquía anunció la detención de un sospechoso del atentado en Estambul / El gobierno nacional concedió un anticipo financiero de $3.500 millones a la provincia de Buenos Aires / Indagan a los recapturados por policías baleados en Ranchos y por fuga del penal / El Gobierno designó a los nuevos titulares de la ANSV, la DNV y la CNRT / Francisco: "La lealtad y la fidelidad no están de moda" / El río Paraná descendió 7 centímetros en Victoria, tras llegar ayer a su pico máximo / Dos muertos al chocar una moto contra un paredón de contención del Puente Alsina / El papa Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado en Estambul / Macri derogó el decreto que dispuso devolver el 15% de la coparticipación / Por seguridad cambiaron de celda ocho veces en cuatro días a "El Chapo" Guzmán / Buen tiempo y una máxima de 29 grados en la Ciudad / Macri anuncia la construcción de la autovía en la RN 5 / Independiente y San Lorenzo empataron en la apertura del Torneo de Verano 2016 / "El mundo no busca un líder en Moscú o Beijing, nos mira a nosotros", dijo Obama sobre el Estado de la Unión / Buen triunfo de Ferro sobre Weber en la Liga / La AFA resolvió que el 30 de junio a las 18 se celebren las elecciones / El ministro de Trabajo bonaerense reunió a intendentes y sindicatos para conformar Comisión de Empleo Municipal / Garavano recibió a las Madres del Dolor /

  • 17.8º
  • Mayormente nublado

OPINIÓN

22 de noviembre de 2016

A la gilada ni cabida

Por Simón Radowistky

El nuevo presidente norteamericano a partir del 20 de enero del 2017 hará cambiar la estrategia de muchos líderes de países aliados al norte. Mauricio Macri, con sus espadas Susana Malcorra y Martín Lostau, apostó en demasía a Hillary Clinton y ésta derrota foránea tendrá un costo extra para el empresario argentino.

En principio, algunas medidas que Trump ejecute pueden llegar a gravitar en la economía argentina. De hecho, se manifestó proteccionista y eso si o si deberá trocar la política externa criolla. También es posible que aumenten las tasas de interés y ello atado a la escandalosa deuda que este gobierno supo contraer tendrá una lógica y negativa consecuencia.

Lejos en el tiempo quedó la alegría argentina de saber que la deuda externa estaba casi saldada. A aquellos protagonistas de la historia que supieron encaminar el país hoy son perseguidos por grandes miserias y enormes mezquindades. Hoy son vistos como bárbaros, corruptos y ladrones, en cambio, la opinión publicada sonríe y apoya la deuda infernal que contrajo el amarillo gobierno.

“Civilización y barbarie, esa zoncera madre que las parió a todas. Todo hecho propio por serio, era bárbaro y todo hecho ajeno, importado por serlo, era civilizado. Civilizar pues consistió en desnacionalizar”, dijo Arturo Jauretche.

La clase media se cansó de aprobar  “la inserción de la Argentina en los mercados”, latiguillo liberal, mientras sometió a la rechifla al proteccionismo k que hizo crecer el país a tasas chinas y esto permitió la ampliación de derechos. Es civilizado rendir cuentas al FMI, es civilizado rendirse al norte, bárbaro es la lucha, plantarse delante del poder y nunca arrodillarse.

El neoliberalismo imperante fracasa en forma cotidiana. La economía hace agua por los cuatro costados y su reprobación no tiene la visibilización correspondiente ya que los medios dominantes y la justicia protegen a los representantes del poder real.

El año que entra será de grandes cambios a nivel mundial y, por el momento, la Argentina se encuentra pendiente del imperio, sin autonomía ni poder con una población empobrecida y dividida. Sólo una minoría se encuentra a gusto con este formato de gobierno y son aquellos que integran la clase alta y las capas medias altas. El resto sólo sufre y espera un acto  eleccionario que otorgue esperanza para un cambio positivo.

Se vive una época similar a la pre peronista y el encargado de la miseria actual no es Báez, no es López es el neoliberalismo, un eufemismo del conservadurismo. Parafraseando a Winston Churchill: “El neoliberalismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia, su virtud inherente es la distribución igualitaria de la miseria”.

El panorama no es alentador. Una deuda que duplicará el año que viene la solicitada por Videla, el peor gobierno de la historia, nos ata de pies y manos a la decisión foránea. Hoy Estados Unidos ha cambiado de presidente, las reglas serán diferentes, es hora que Macri piense en Jauretche cuando decía: “No se trata de cambiar de collar sino de dejar de ser perro”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios