Hoy es viernes 24 de enero de 2020 y son las 16:42 hs. ULTIMOS TITULOS: Fernando Javier Alonso: conmoción en Mar del Plata por la muerte del actor en un teatro / Impuesto del 30%. Las diferencias entre los bancos cuando se paga la tarjeta con dólares / Elizabeth Vernaci, muy dura con Luis Brandoni: ?No está bien, envejeció mal? / Jerusalén: el príncipe Carlos de Inglaterra no saludó a Mike Pence, vicepresidente de EE.UU. / Boca: así luce la Bombonera, sin los vidrios de la platea baja y con el desnivel / Victoria's Secret dilata los planes de llegada al país por las "nuevas regulaciones" / ARA San Juan: murió Oscar Vallejos, el padre de uno de los tripulantes / Quién era Fernando Javier Alonso, el actor cuya muerte conmociona a Mar del Plata / En las redes: el curioso pedido de Bolsonaro para evitar el destino de Macri / Julia Mengolini, sobre el accidente que protagonizó en la autopista: "No cometí ninguna imprudencia" / Año Nuevo chino ¿Cómo serán los festejos en Buenos Aires? / Boca: una ausencia clave y el probable equipo para medirse con Independiente / Este extraño microbio podría ser clave para entender la vida en la Tierra / Annabella Sciorra declaró en el juicio contra Harvey Weinstein: "Él me violó" / Simeone: el "petardazo copero" y la crisis de credibilidad tras la eliminación del Atlético de Madrid / Impactante: el accidente con suerte del campeón mundial de Rally a 185 km/h / El romántico cumpleaños sorpresa de Jujuy Jiménez con Juan Martín Del Potro / AMIA, Nisman, Hezbollah y el conflicto entre Israel y Palestina: las definiciones de Fernández en su primer viaje / Schwartzman íntimo: por qué la altura "no lo define" y las huellas del Holocausto / Superliga: el club que más aporta jugadores de las inferiores y el que menos /

24 de noviembre de 2016
FRANCISCO PESTANHA: La colonialidad contemporánea
El Dr. Francisco José Pestanha, abogado, ensayista y profesor Universitario de Derecho a la Información, arroja luz sobre las asimetrías que conducen a la profundización de la colonialidad contemporánea de la Argentina, en manos hoy de un gobierno neoliberal.

Por Gabriel Russo.

Cuando partís del pensamiento nacional y ves la figura e imagen de Mauricio Macri ¿Qué pensas?

De él y de parte de su equipo, si fuera una cuestión solamente de imagen quedaría reducido a una cuestión de semiótica comunicacional. Pero aquí lo que importa no es tanto la imagen, sino los contenidos, las acciones, actitudes, las políticas. En ese sentido hay cuestiones que evidentemente están afectando en primer lugar, a los sectores sociales más vulnerables. Es evidente , y se nota en la calle y sobre todo en las universidades del conurbano, una desaceleración de la economía, se nota también una disminución de los puestos de trabajo, un cambio importante en la gestión geopolítica, en las relaciones internacionales, sobre todo con la Región. Se nota también en las acciones que se realizan desde algunos ministerios que más tienen que ver con la protección de ciertos intereses privados, que los colectivos.

Es evidente que desde nuestra posición histórica-porque el pensamiento nacional sostiene posiciones históricas -pero que obviamente se van adecuando a los tiempos porque , si bien las herramientas se modifican y uno lo obliga a abordar desde otra perspectiva las estrategias de los gobiernos, las grandes bases de sustentación que dieron origen y que aún mantienen vigencia en nuestra corriente de pensamiento, se mantienen como grandes líneas de trabajo y de reflexión, y obviamente miramos con mucha preocupación muchas de las medidas que el gobierno está adoptando en distintas áreas.

Cuando uno menciona los términos colonia, entrega, imperio, quizás para algunos suene antiguo. ¿Está de moda esto?

Acá hay una cuestión que me parece es un dato de la realidad y que a pesar de que muchos intentan ocultarlo o no verlo, las relaciones políticas internacionales son siempre desiguales y desde hace siglos se caracterizan por la acción de estados más fuertes, o conglomerados de capital , sobre los débiles. Es un hecho casi de la naturaleza humana. Son relaciones asimétricas, y el colonialismo o el imperialismo como fue analizado en las décadas del ’30 o ‘70 no desapareció, es que cambia de forma, de estrategia, recurre a otras herramientas se apropia de otras , y aparece la cuestión de otra forma.

Hoy la cuestión del colonialismo en términos de comunicación es un fenómeno relativamente nuevo pero muy poderoso que quizás en la década del ’30 aunque ya se anunciaba el colonialismo cultural de los grandes Medios, hoy se ha potenciado por toda la generación de los Medios concentrados audiovisuales.

Creo que el tema de la colonialidad, de los países centrales y más débiles, asimétrica, se va a seguir manteniendo y el problema es que cuando se le hace desaparecer de la agenda o del discurso hay mucha gente que empieza a perder la perspectiva de que eso existe. Y eso es preocupante, por eso hay que hacer mucha docencia respecto a esta cuestión. Lamentablemente muchas veces esa docencia no se ejerce. Pero no hay que hacer una docencia para decir qué mal estamos, la culpa solo la tiene el otro, o los poderes internacionales que existen, sino también, qué actitud asume un Estado o comunidad respecto de esas acciones, y esto es lo que en este momento está más débil.

Antiguamente uno hacía como último responsable en el mapa argentino a la oligarquía. A mediados de los ’50 florecieron las corporaciones ¿hoy la oligarquía es responsable o es soldado de las corporaciones supranacionales?

Claro, en aquellos momentos lo que se visualizaba era una de las formas de la oligarquía terrateniente, que eran de alguna manera los beneficiarios de toda la política agroexportadora de la Argentina. La palabra oligarquía involucra mucho más.

Hoy la oligarquía también es financiera que significa básicamente una acción, un conglomerado de capitales que acciona, tracciona, y presiona sobre el sector político y los intereses de los países.

Cuando se reforma la constitución, establecía en el artículo 40 que de alguna manera colocaba en poder del Estado nacional todo lo que significan los recursos naturales, en especial aquellos que su utilización genera agotamiento, como el petróleo, minerales, etc.

Ese artículo se agrega básicamente para otorgarle a todo el Estado, la capacidad de negociar con las grandes corporaciones. En el año ’94 por presión de las grandes mineras sobre todo, se modifica la Constitución, le reconoce la propiedad de esos recursos a las provincias, hecho que constituía un reclamo antiguo, pero qué paso: no se creó ninguna entidad que pudiera establecer una condición de negociación con las corporaciones. Entonces hoy por ejemplo un gobernador de una provincia que no tiene recursos para pagar los sueldos, se tiene que sentar en la mesa de las corporaciones mineras para establecer cánones y condiciones de explotación. Entonces la negociación es asimétrica y es evidente que por ejemplo, la reforma constitucional del ‘94 por un lado desde el punto de vista de los reclamos históricos de las provincias reconocía la preexistencia de algunas provincias y las propiedades sobre los recursos, pero por otro lado no crea una instancia de negociación estatal que pueda sentarse a una mesa en una situación de condiciones más fuertes con respecto a esas mismas corporaciones con lo cual el avance hoy de la mega minería es indiscutible, con condiciones beneficiosas.

Ni siquiera paga impuestos…

Entonces ahora lo que se está haciendo es que empiezan a ganar espacio y se las exime o se les reduce las tasas, con lo cual se les otorga mayores beneficios de una renta que debería incorporarse a la renta general del país. Ese es un ejemplo de cómo de alguna manera se producen hechos de colonialidad en esta etapa contemporánea.

Pestanha mencionó figuras que denunciaron este tipo de cosas “que debilitan no solo a los gobiernos provinciales sino también al nacional-señaló-, además cuando tenés un gobierno que es permeable por historia y por pertenencia a los intereses de esas asociaciones, la colonialidad se profundiza más.

¿Por qué no hay ninguna reacción de la gente en este sentido, cuando saben que les están llevando todo, que son colonizados?

Creo que la gente en general, y la historia lo demuestra, las generaciones de colonialidad generan luego reacciones mucho más tardías, no son inmediatas. Para que la gente se dé cuenta de que este tipo de actitudes deteriora los ingresos, inclusive de los que más tienen.

Siempre hay que esperar que los pueblos reaccionen. Si hay algo que en el capitalismo funciona bien, es la reacción del capital.

Finalmente el estudioso del pensamiento nacional abundó sobre las estrategias del actual gobierno en la asociación entre el capital financiero y el estatal. “En lo mediático, subrayó- es muy burda esta asociación”.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet