Lunes 13 de Julio de 2020

Hoy es Lunes 13 de Julio de 2020 y son las 04:08 ULTIMOS TITULOS: Oficializan la designación de Cantard somo secretario de políticas universitarias / Alerta por la crecida del Río de La Plata en la costa del área metropolitana y La Plata / Turquía anunció la detención de un sospechoso del atentado en Estambul / El gobierno nacional concedió un anticipo financiero de $3.500 millones a la provincia de Buenos Aires / Indagan a los recapturados por policías baleados en Ranchos y por fuga del penal / El Gobierno designó a los nuevos titulares de la ANSV, la DNV y la CNRT / Francisco: "La lealtad y la fidelidad no están de moda" / El río Paraná descendió 7 centímetros en Victoria, tras llegar ayer a su pico máximo / Dos muertos al chocar una moto contra un paredón de contención del Puente Alsina / El papa Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado en Estambul / Macri derogó el decreto que dispuso devolver el 15% de la coparticipación / Por seguridad cambiaron de celda ocho veces en cuatro días a "El Chapo" Guzmán / Buen tiempo y una máxima de 29 grados en la Ciudad / Macri anuncia la construcción de la autovía en la RN 5 / Independiente y San Lorenzo empataron en la apertura del Torneo de Verano 2016 / "El mundo no busca un líder en Moscú o Beijing, nos mira a nosotros", dijo Obama sobre el Estado de la Unión / Buen triunfo de Ferro sobre Weber en la Liga / La AFA resolvió que el 30 de junio a las 18 se celebren las elecciones / El ministro de Trabajo bonaerense reunió a intendentes y sindicatos para conformar Comisión de Empleo Municipal / Garavano recibió a las Madres del Dolor /

  • 10º
  • Despejado

OPINIÓN

30 de noviembre de 2016

No está, no existe

Por Danny Wilde
El actual gobierno goza de las mieles del poder real a pesar de una caída en la imagen y en la intención de voto. La crítica para el presidente y su gabinete se hace sentir en la calle, en la sobremesa y en el café pero no en la opinión publicada. Los medios dominantes para ocultar la transferencia cotidiana de los sectores medios y bajos a la oligarquía someten al público al juicio mediático sobre la gestión K.

Las operaciones son diarias. La mentira hace pie en los diarios pero se empecina en la caja boba. Personajes famosos, pero sin contenido, no respiran con tal de insultar a todo dirigente k en especial a Cristina Fernández.

Pero el proyecto neoliberal no se detiene sólo en la crítica. El ocultamiento también es una herramienta que suele utilizar con un solo objetivo, falsear la historia.

Los periodistas que demostraron un posicionamiento nacional son gentilmente exiliados de los principales medios. Los artistas volverán a la gorra y el INCAA pasó de ser un ente de realización de proyectos fílmicos a un indígena. El principal diario opositor no tiene lugar donde trabajar. Las autoridades del más importante canal no oficialista son perseguidas fiscalmente. Los cantantes solo graban en las piedras y los actores, los actores bien gracias.

Quizás para aquellos que no peinan canas o no son habituales en los libros de historia creerán que es una novedad, que el ocultamiento, la desaparición y el exilio cultural nunca sucedió, pero no es así.

Juan Manuel de Rosas fue el político que más apoyatura otorgó al teatro popular en el siglo XIX. Ni bien cayó en Caseros, desaparecieron los actores criollos dando paso a los extranjeros. El liberalismo comenzaba su trabajo de destrucción de la nación.

Durante el siglo XX tuvieron trabajo y créditos aquellos miembros de la cultura que demostraban su simpatía con el poder de turno. Lo popular siempre fue relegado hasta que llegó Perón. Su gobierno fue el más prolífico en películas, obras de teatro y los temas tuvieron que ver con las mayorías, con la visibilización del pobre, del marginado, ese que siempre fue invisible ante el liberalismo.

Pequeñas rencillas entre actores quizás motiven discusiones que formaron parte de la anécdota y no de un programa de gobierno. Sólo han servido para desteñir un proceso cultural y popular. Actuaron todos, trabajaron todos. También existieron quienes, por conveniencias económicas o cuestiones de piel, se disfrazaban de victimas para ahondar la grieta de la época. Tal es el caso de Libertad Lamarque en su pelea histórica con Evita o Mirta Legrand y Astor Piazzola que fueron pro gobierno y luego desconocieron esa actitud por razones económicas y miserables.

Cayó Perón y el exilio visitó cada casa de aquellos actores populares. Los medios vendieron su objetivad a cambio de pauta y gravar en primera plana “el tirano prófugo”. La fuerza moralizante de la revolución copó el país para llevarlo al caos económico, social y cultural. El tiempo pasó y el peronismo, se dividió entre proscripción y mal gusto.

La justicia popular se reivindicó en el 73´ y nuevamente los cultores del arte de las mayorías tuvieron visibilización, pero fue por poco tiempo. En 1976 los años de plomo dijeron presente. Periodistas, cantantes y todo aquel de ideas no liberales se mudó a otra tierra, algunos, mientras que miles y miles ya no están entre nosotros.

Las mayorías volvieron a estar presentes con el retorno de la democracia. En algunos gobiernos más que en otros teniendo su pico de rating en la década K. Hoy el tiempo avanzó, la tecnología también pero el pensamiento retrocedió. Nuevamente el liberalismo ocupó el campo económico, social y cultural. Otra vez el peronismo es mala palabra aunque el poder pretende poner en práctica la frase emblemática del dictador Videla “no tiene entidad, no está muerto ni vivo, está desaparecido”. Esa es la idea con respecto a las mayorías. Pero ya sabemos que Rosas, Perón, Néstor y Cristina fueron maltratados por el poder real, también fueron negados más de tres veces, los ocultaron, los desaparecieron al igual que las mayorías, pero son como el sol, está, existe y sale para todos.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios