Hoy es lunes 11 de noviembre de 2019 y son las 17:21 hs. ULTIMOS TITULOS: Quién es Carlos Romero, el ministro de Evo Morales refugiado en la embajada argentina / Catherine Deneuve, la diva que los franceses creyeron inmortal / Gerardo Morales cruzó a Juan Grabois por la situación en Bolivia: "Sos un pelotudo importante" / El Frente de Todos pedirá una sesión especial por la situación en Bolivia / La confesión de Kaley Cuoco sobre su matrimonio con Karl Cook / Iliana Calabró y sus sospechas sobre quién filtró las fotos de su ex Antonello con otra mujer / Hinchas de Gimnasia vandalizaron el emblemático lobo marino de Mar del Plata y el club salió a hacerse cargo / La economía de Evo. Los números que impedían anticipar la crisis / La Coalición Cívica, sobre Bolivia: "El orden democrático es la base de la paz, exhortamos a que se garantice la seguridad del presidente" / Catamarca: una docente llevó a su alumno con discapacidad en brazos para que participara de una muestra de educación física / "¿Te gusta? Ponele like": polémica porque Jimena Barón miró Tinder con su hijo Momo / La embajada argentina en Bolivia refugia a un ministro de Evo Morales / Cristina Kirchner postergó su vuelta de Cuba hasta el 17 de noviembre / Acusan al famoso youtuber Yao Cabrera de intentar drogar y abusar de una colega / Pete Doherty fue detenido en París, tras un raid de drogas, alcohol y peleas / Cristiano Ronaldo se fue al vestuario antes del final del partido: qué dijo Sarri sobre la reacción / Siguen altas las ventas de trigo argentino a Brasil, pero perdieron terreno / Miley Cyrus fue operada de las cuerdas vocales / Alejandro Lerner homenajeó a Cacho Castaña en el Luna Park / ¿Por qué los médicos creen que las personas con obesidad no quieren bajar de peso? /

23 de marzo de 2017
TODO UN PALO
A menudo solemos escuchar en la calle, en un café, en nuestros trabajos alguien que comenta su entendible miedo ante una vuelta al uso de la fuerza de seguridad para someter a la sociedad.
Por Darwin Bonaparte.

Las políticas actuales del Gobierno nacional no hacen más que ayudar a formar ese pensamiento, con la llegada para ocupar el sillón de Rivadavia de un integrante de una familia que creció notablemente en cantidad de empresas bajo su tutela durante la última dictadura militar, en principio.

Más allá de eso, la incredulidad en que existieron 30 mil desaparecidos: primero por parte del otrora Ministro de Cultura porteño, Darío Lopérfido; y luego por el Carapintada a cargo de la aduana Gómez Centurión. El intento de cambiar el feriado en la fecha del día de la memoria por verdad y justicia, el 24 de marzo. Y obviamente la provocación de la colocar un atril sobre el pañuelo pintado en el piso de la Plaza de Mayo.

En 1949, el escritor George Orwell escribió la novela “1984” en la cual advierte el peligro de ser oprimidos por algo impuesto exteriormente.

Pero a mi entender, hoy estamos más cerca de la visión de Aldous Huxley, y lo que relata en en el libro que publicó en 1932 llamado “Un mundo feliz”.

Porque ya en ese año describió que iba a llegar un momento en que la gente iba a amar su opresión, y a adorar las tecnologías que anulen su capacidad de pensar.

Huxley no temía a que se prohibieran libros, ya que no haría falta porque a nadie le importaría leer.

En esta distopía tan real que planteó, no había gran peligro en que exista censura en la información, sino que temían pudieran brindarnos tanta que pudiéramos ser reducidos a la pasividad y el egoísmo.

El avasallamiento de grupos mediáticos produce el bombardeo noticioso que hace sesgar parte de la realidad: al punto que un programa que muestra 10 noticias, 8 son con una postura y 2 con otra se hace llamar plural, neutro e independiente.

Hoy, lo irrelevante, lo frívolo, lo falto de importancia está anegando la verdad, como describió el autor en 1932 que iba a suceder.

La guerra y la pobreza, en el futuro incierto que propone el libro “Un mundo feliz” han sido erradicadas (pobreza cero diría el ex Presidente de Boca), y todos son permanentemente felices (como los dichos de Mauricio cuando dijo que si era por él hacía que todos lo sena por Ley). La ironía es que todas estas cosas se han alcanzado tras eliminar la diversidad cultural, el arte, el avance de la ciencia, la literatura, la religión y la filosofía.
Pero, ¿Cómo es el método de control? En la novela ‘1984’, la gente es controlada infligiendo dolor, mientras que en ‘Un mundo feliz’ es controlada proporcionándole placer.

Si le damos un contexto más actual, la murga uruguaya Agarrate Catalina (cuatro veces campeona en el Concurso Mayor del Carnaval de ese país) en el cuplé llamado el sueño americano dice, comerás chatarra con mis ideas, beberás batidos con mi confort, lo que nos asegura nuestra victoria, es tu maravillosa comodidad.

Cruzamos nuevamente el charco, y encontramos la respuesta al futuro planteado por el escritor Huxley en una letra de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota: el futuro ya llegó!



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet