Hoy es lunes 15 de julio de 2019 y son las 21:17 hs. ULTIMOS TITULOS: Violenta discusión entre un colectivero y dos jóvenes en Ciudadela: el chofer los persiguió con un palo / La angustia del padre de una argentina que se accidentó en Cancún por no poder traerla al país / Análisis: los datos que el mercado mira tras el informe del USDA / El conmovedor mensaje de despedida del padre de uno de los andinistas muertos en Perú / Pampita ya tiene reemplazo para su ciclo de Net TV / Un colectivo se incendió y se quemaron cinco autos en Parque Chacabuco / Mueren dos montañistas argentinos al escalar una montaña en Perú / Por qué se juntaron: Macri y Pichetto lanzan su primer spot de campaña / Carlos Villagrán, el actor que interpretó a "Quico", contó por qué se peleó con Chespirito / Luis Miguel, la serie: las últimas noticias de la segunda temporada / Quién es De Lazzari. Un juez poderoso que ascendió de la mano de Eduardo Duhalde / Enfrentamiento entre los hijos adoptivos de Isaberl Sarli / El dólar rebotó y recuperó en sólo un día el terreno perdido en dos semanas / Deuda, elecciones, precios y actividad: cuáles son las debilidades locales según el FMI / Mirá a Bob Dylan y Neil Young tocando juntos por primera vez desde 1994 / Un todoterreno: Novak Djokovic cantó "La Vaca Lola" después de ganar Wimbledon / Se venden menos antigripales y anticonceptivos por las dificultades económicas / Santander invirtió US$170 millones para inaugurar su nueva sede corporativa / La saga de Sherlock Holmes continúa con Robert Downey Jr. y Jude Law / El afectuoso saludo de Alberto Fernández a su novia por el cumpleaños /

23 de marzo de 2017
TODO UN PALO
A menudo solemos escuchar en la calle, en un café, en nuestros trabajos alguien que comenta su entendible miedo ante una vuelta al uso de la fuerza de seguridad para someter a la sociedad.
Por Darwin Bonaparte.

Las políticas actuales del Gobierno nacional no hacen más que ayudar a formar ese pensamiento, con la llegada para ocupar el sillón de Rivadavia de un integrante de una familia que creció notablemente en cantidad de empresas bajo su tutela durante la última dictadura militar, en principio.

Más allá de eso, la incredulidad en que existieron 30 mil desaparecidos: primero por parte del otrora Ministro de Cultura porteño, Darío Lopérfido; y luego por el Carapintada a cargo de la aduana Gómez Centurión. El intento de cambiar el feriado en la fecha del día de la memoria por verdad y justicia, el 24 de marzo. Y obviamente la provocación de la colocar un atril sobre el pañuelo pintado en el piso de la Plaza de Mayo.

En 1949, el escritor George Orwell escribió la novela “1984” en la cual advierte el peligro de ser oprimidos por algo impuesto exteriormente.

Pero a mi entender, hoy estamos más cerca de la visión de Aldous Huxley, y lo que relata en en el libro que publicó en 1932 llamado “Un mundo feliz”.

Porque ya en ese año describió que iba a llegar un momento en que la gente iba a amar su opresión, y a adorar las tecnologías que anulen su capacidad de pensar.

Huxley no temía a que se prohibieran libros, ya que no haría falta porque a nadie le importaría leer.

En esta distopía tan real que planteó, no había gran peligro en que exista censura en la información, sino que temían pudieran brindarnos tanta que pudiéramos ser reducidos a la pasividad y el egoísmo.

El avasallamiento de grupos mediáticos produce el bombardeo noticioso que hace sesgar parte de la realidad: al punto que un programa que muestra 10 noticias, 8 son con una postura y 2 con otra se hace llamar plural, neutro e independiente.

Hoy, lo irrelevante, lo frívolo, lo falto de importancia está anegando la verdad, como describió el autor en 1932 que iba a suceder.

La guerra y la pobreza, en el futuro incierto que propone el libro “Un mundo feliz” han sido erradicadas (pobreza cero diría el ex Presidente de Boca), y todos son permanentemente felices (como los dichos de Mauricio cuando dijo que si era por él hacía que todos lo sena por Ley). La ironía es que todas estas cosas se han alcanzado tras eliminar la diversidad cultural, el arte, el avance de la ciencia, la literatura, la religión y la filosofía.
Pero, ¿Cómo es el método de control? En la novela ‘1984’, la gente es controlada infligiendo dolor, mientras que en ‘Un mundo feliz’ es controlada proporcionándole placer.

Si le damos un contexto más actual, la murga uruguaya Agarrate Catalina (cuatro veces campeona en el Concurso Mayor del Carnaval de ese país) en el cuplé llamado el sueño americano dice, comerás chatarra con mis ideas, beberás batidos con mi confort, lo que nos asegura nuestra victoria, es tu maravillosa comodidad.

Cruzamos nuevamente el charco, y encontramos la respuesta al futuro planteado por el escritor Huxley en una letra de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota: el futuro ya llegó!



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet