Hoy es lunes 11 de noviembre de 2019 y son las 17:21 hs. ULTIMOS TITULOS: Quién es Carlos Romero, el ministro de Evo Morales refugiado en la embajada argentina / Catherine Deneuve, la diva que los franceses creyeron inmortal / Gerardo Morales cruzó a Juan Grabois por la situación en Bolivia: "Sos un pelotudo importante" / El Frente de Todos pedirá una sesión especial por la situación en Bolivia / La confesión de Kaley Cuoco sobre su matrimonio con Karl Cook / Iliana Calabró y sus sospechas sobre quién filtró las fotos de su ex Antonello con otra mujer / Hinchas de Gimnasia vandalizaron el emblemático lobo marino de Mar del Plata y el club salió a hacerse cargo / La economía de Evo. Los números que impedían anticipar la crisis / La Coalición Cívica, sobre Bolivia: "El orden democrático es la base de la paz, exhortamos a que se garantice la seguridad del presidente" / Catamarca: una docente llevó a su alumno con discapacidad en brazos para que participara de una muestra de educación física / "¿Te gusta? Ponele like": polémica porque Jimena Barón miró Tinder con su hijo Momo / La embajada argentina en Bolivia refugia a un ministro de Evo Morales / Cristina Kirchner postergó su vuelta de Cuba hasta el 17 de noviembre / Acusan al famoso youtuber Yao Cabrera de intentar drogar y abusar de una colega / Pete Doherty fue detenido en París, tras un raid de drogas, alcohol y peleas / Cristiano Ronaldo se fue al vestuario antes del final del partido: qué dijo Sarri sobre la reacción / Siguen altas las ventas de trigo argentino a Brasil, pero perdieron terreno / Miley Cyrus fue operada de las cuerdas vocales / Alejandro Lerner homenajeó a Cacho Castaña en el Luna Park / ¿Por qué los médicos creen que las personas con obesidad no quieren bajar de peso? /

13 de mayo de 2017
PAÑUELOS EN EL ALMA
Una marcha multitudinaria, y el tratamiento de una Ley express fue lo que se cosechó del odio que sembró la polémica decisión de otorgarle un beneficio a genocidas por parte de la Corte Suprema.

Atrás quedaron los eruditos de las leyes que amparados en la letra chica de los reglamentos quisieron justificar, lo injustificable: darle un marco legal al 2x1 pedido por los genocidas.

El beneficio del 2x1 fue incorporado en la ley 24.390 sancionada en noviembre de 1994 establecía en su artículo 7 que transcurrido el plazo de dos años sin sentencia firme se debía computar doble cada día de prisión preventiva.

Para poner un manto de moralidad, los justificadores seriales se amparaban en que esta normativa era para solucionar los dilatados tiempos judiciales, y responder a requerimientos de compromisos internacionales en los que una persona no puede permanecer preso sin tener una condena firme.

Ese disparate fue derogado en el 2001, sin embargo tres de los cinco jueces de la Corte Suprema (Highton de Nolasco, Rosatti, Rosenkrantz) fallaron en favor de que se le aplique el 2x1 al genocida Luis Muiña, ya que este había solicitado el beneficio entre los años que regía esa Ley y se adoptó la postura de juzgarlo con el reglamento penal más benigno, es decir, concederle el 2x1.

El momento, la elección del caso, y el polémico fallo en tiempos donde cada vez se les otorga más prisiones domiciliarias a represores hizo insostenible la situación.

En un primer momento, el oficialismo que había intentado convertir en jueces de la Corte a dos de los tres que votaron a favor en este insensible fallo, mediante decreto de necesidad y urgencia (DNU), o sea, incluir en el máximo tribunal de justicia y suponer cierta libertad institucional avasallando al poder legislativo, ya que era allí donde debían ingresar los pliegos, se desligó de esta sanción.

Llegó una semana más tarde las palabras en repudio del hecho por parte del Presidente Macri, y antes que la gente se volcara mayoritariamente en contra se intentó vincular a la gestión anterior y a la virtud de la “independencia de poderes” por encima del total desatino de la Corte Suprema. Cuestión que en justa medida el pueblo le hizo notar.

No se trató de bandería política, sino que más de medio millón se hizo presente en la Plaza de Mayo, y otros tantos en distintas plazas del país para volver a decir “nunca más”. Nunca más a las decisiones benévolas y arbitrarias de Jueces ante personas que se tragaron la ilusión de una generación.

La masiva protesta exigió “la continuidad de las políticas de Memoria, Verdad y Justicia”. Una impactante fotografía que inmortalizó la movilización en Plaza de Mayo, tomada por un fotoperiodista de la agencia francesa AFP se viralizó en la redes sociales y emocionó a todos.

La foto muestra a miles de personas sosteniendo un pañuelo blanco en representación de la lucha de Madres y Abuelas y como símbolo de repudio al polémico fallo, formando un “mar de pañuelos”.

Eso sucedió tras el anuncio de Estela de Carlotto de levantar los pañuelos que previamente se había pedido llevar a la convocatoria. Previo a ello, Taty Almeida le cambió la letra a la popular canción “madres de la plaza, el pueblo las abraza” y dijo que esa noche las madres y abuelas abrazaban a todo el pueblo que pedía por memoria, verdad, y justicia.

Por otra parte, en una reacción veloz el Senado sancionó por unanimidad la Ley que limita la aplicación del polémico beneficio del 2x1 a los culpables de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar.
La iniciativa fue aprobada por 56 votos a favor y ninguno en contra, en una sesión convocada de urgencia luego de que en Diputados hayan consensuado un proyecto el martes y esa misma noche lo aprobaron, con el único voto en contra del diputado macrista de Salta, Alfredo Olmedo.

El pueblo argentino aprobó un examen de memoria en este caso, y expresó con firme convicción que hay lugares donde el conjunto de la sociedad no quiere volver.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet