Hoy es domingo 24 de marzo de 2019 y son las 14:20 hs. ULTIMOS TITULOS: El keniata Peter Tabichi ganó el "Nobel" de educación / La magistral clase de Martín Salvetti en la previa del "Nobel" de educación / Macri anunció que EE.UU. entregará más archivos desclasificados de la dictadura / Las claves profesionales que reveló Zinedine Zidane en una plataforma paga y de contenido exclusivo / Los mensajes de los clubes de la Superliga en el Día Nacional de la Memoria / Boeing corrigió el sistema de estabilización del Boeing 737 MAX / Cuál es el nuevo escenario de precios con el avance de la cosecha / Tony Blair: ?En la política se puede llegar a la máxima posición con cero cualificación? / Paul McCartney en el Campo de Polo: una realidad paralela de paz, armonía y canciones brillantes / Diego Maradona, lapidario tras la derrota de la selección: "Este equipo no merece la camiseta" / La Brujita Verón: "Si no estudiás, no podés jugar" / El taco de Benedetto a Messi, la imagen viral de la derrota: la comparación con Suárez / ¿Por qué se retira? La hazaña de David Ferrer frente a Alexander Zverev en la noche de Miami / Así será la agenda de los reyes de España en su visita oficial al país / Fake News: Grupo de Diarios América trabaja para combatir la desinformación / Zaira Nara: "Para Wanda, yo tendría que cobrar más que Susana Giménez" / Florencia Peña contó que a los 18 años fue acosada por un actor: "No me toques, no me hagas esto" / Marcha por la vida: un organizador sugirió que una nena de 10 años puede tener sexo consentido / Radiografía de la cosecha: la soja tiene picos de 5500 kilos en la zona núcleo / La selección argentina navega entre el compromiso mudo de Messi y las dudas de Scaloni /
2 de junio de 2018
INCONSCIENTE COLECTIVO
Para entender la realidad nacional es preciso en buena manera comprender ciertas verdades supranacionales. Priorizar la política internacional por sobre el cabotaje pueblerino.
Por Antonio Marco

A toda acción se contrapone una reacción. Argentina ocupa el rol de consecuente y no causante de los grandes virajes económicos mundiales, en otras palabras, no es nuestro país por más importante que nos creamos, el que va a definir nuestros propios intereses sino que nuestra vida está marcada por lo que las potencias designen.

 

Las derechas ejecutan, y los empresarios que llevan el color del billete como sus símbolos patrios Gobiernan.

 

Nuestra región en un puñado de años supo conseguir cierta soberanía que hoy paga con creces.

 

Digo con creces porque fue el gran beneficiario de las políticas inclusivas los mismos que democráticamente eligieron a sus verdugos.

 

Pero de traiciones se compone el mundo, es conocido lo dicho por Julio César en la antigua Roma “Hijo mío, tu también” cuando Brutus lo apuñaló.

 

El pueblo Bruto, perdón, brutus como el pueblo apuñaló sus esperanzas.

 

Sin embargo, una esperanza amenaza nuestro continente. Ciertos líderes que no se resignan a ser un despojo de los grupos dominantes.

 

La memoria es el mejor antídoto para ello, Venezuela nació antes de Chávez por ejemplo. El súper país petrolero, no era más que un país demasiado pobre. El mismo Chávez cuando niño visitó Caracas, y le robaron la ropa que tenía puesta ni bien había puesto un pie en esa capital caribeña. Obviamente él no era Presidente aún, y la delincuencia estaba a la orden del día. Pareciera que quienes a boca de pantalla repiten hasta el hartazgo lo mal que ese hombre le hizo a su país ignoran por completo su historia.

 

Dicen que Macri es democrático porque asumió con los votos, pero sentencian que Maduro no lleva adelante una democracia aunque gane elecciones

.

Y quienes olvidan su pasado están condenados a repetirla: los créditos basura y los UVA son primos no tan lejanos, y el FMI de los 90´y el de ahora son hermanos siameses.

 

Comenté la muerte de Julio César a manos de su hijo hace unos párrafos. La historia termina con que al día siguiente se le hizo un funeral e increíblemente fue ese hijo un orador destacado de esa jornada. Palabras más o menos como lo recreó Shakespeare, dijo que su padre había sido un gran hombre, pero que fue su suerte la que marcó su final.

 

El pueblo correrá la suerte que quienes los dirijan dispongan.

 

El candidato de mayor intención de voto en Brasil, Lula Da Silva contempló la historia y dijo al respecto que uno no es un ente singular al que le va bien o mal por meritocracia, sino que por el contrario “a quien no le interese la política vivirá bajo las órdenes de alguien al que sí le interese”.


 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
OPINIÓN
Odio al odio
Comentarios:

RadiosNet