Hoy es martes 21 de mayo de 2019 y son las 11:55 hs. ULTIMOS TITULOS: Las razones por las que la OCDE dice que la Argentina crecerá en 2020 / Escuchá a Tom Morello tocando el tema de 'Game of Thrones' / Las polémicas imágenes de Felipe y Martita Fort al volante / Río Negro: declaran culpable a un médico por no realizarle un aborto no punible a una joven violada / Cuándo debuta la Argentina en la Copa América 2019 / Expectativa y fuerte presencia de exfuncionarios kirchneristas en Comodoro Py / Río Negro: declaran culpable al ginecólogo que se negó a realizar un aborto legal / El fallido de Diego Santilli sobre el candidato a presidente de Cambiemos / Vicepresidentes que fueron más que segundos al mando en la historia argentina / NBA: Así barrió Golden State Warriors a Portland Trail Blazers para ser finalista / Choque de colectivos en Constitución: hay siete heridos / Alberto Fernández dijo que Cristina Kirchner es "inocente", pero no quiso opinar sobre De Vido, López y Baéz / El arquero que atajó penales a puro baile para que su equipo sea campeón en Australia / La lista de Scaloni: con Messi y Agüero, sin Icardi y los ocho nombres que pelean por cuatro lugares / Garavano le respondió a Cristina: ?El juicio no es un acto de persecución, es un acto de justicia? / La revolución de Tigre: un rendimiento de alto vuelo con nombres propios que renacieron / Con o sin goles: por qué el incansable Lucas Pratto es pieza clave en el River de Gallardo / Con siete juveniles y sin 12 licenciados: la apuesta de San Lorenzo para el último partido del semestre / "Rush", la película que recordó el día en que Niki Lauda se prendió fuego en plena carrera / Qué pensó Niki Lauda cuando recibió la extremaunción y otras frases famosas /
28 de agosto de 2018
NADIES ANTROPOIDES
Sobre marchas hay una biblioteca llena de libros escritos sobre sus motivos, formas y rituales. Cànticos y humores, pero por sobre todo por sus banderas. Esas que físicamente vemos, y aquellas que están en los corazones de los manifestantes y sólo emergen por sus pupilas. El nuevo fascículo que se agrega a la colección es la marcha de los nadies.

Por Wally Crock

Vivimos años viendo que se hacía visible a los invisibles, pero a ellos no va dedicado este escrito. Pienso en los que, como alguna vez describiò Eduardo Galeano “son los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos”.

 

Corriendo la liebre van, se manifiestan por quitarle los fueros a una senadora culpada de casos de corrupción anterior a que no los haya tenido.

 

Insisto, Cristina Kirchner permaneció dos años sin fueros y no fue presa. Ahora aseguran los nadies que si no los tendría iría a la cárcel.

 

Un ignoto turista me preguntarà si los hechos por los cuales se la acusa transcurrieron desde que volvió a tener fueros, y por ende se escuda en ellos para no presentarse ante la justicia.

 

Le comento, que no. Que son hechos del 2009 y que aun teniendo fueros puede presentarse ante la justicia.

 

Su expresión de sorpresa me interpela a comentarle quienes son estos nadies enonces.

 

Bronca y odio excretan por la boca. Pero no crea que surgieron ahora, son “Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada”, citando a Galeano nuevamente.

 

Antes querían té de ceylán, era un problema de Estado no tener tan magnìfica infusión. Hoy se mueren sin flan.

 

No, la carne es cada vez más cara. No, la fruta se importa. Pero ese no es el problema, lo que ocurre es que en medio del incendio los nadies quieren flan.

 

Que increible que en época de lo light el problema sea un postre con tantas calorías. Igual, sorprende. Era de esperar algo más elaborado, algo que venga del primer mundo, del único que les importa.

 

Para el Gobierno, es bueno que la gente siga a un humorista. Siempre le fue conveniente esa ecuación, cuando Lanata hacía Stand Up y ahora cuando el otrora humorista Casero dice querer flan.

 

Ah, hablando de eso. A la lista de arrepentidos se suma Casero, no lo declaró ante Bonadío pero anda llorando por los medios por las falacias que dijo de la última dictadura. La cual le provocó dar de baja espectáculos y achicar su altar. Altar en el cual adora a su único Dios, voy a ser claro: hablo del dinero.

 

Digo voy a ser claro, porque no se puede hacer eufemismos al respecto. Ya no se puede decir que le gusta juntar los “Rocas” (para referirse a los billetes de 100 pesos), y habrá que hablar de yaguaretés, ballenas, boxitracios, que se yo…

 

Para no hacerlo más extenso, por pudor de los nadies que sinceramente me dan grandísima pena. Cargar tanto odio debe ser difícil.

 

Mientras los nadies hacer marchas, los políticos se ríen. Usan el parlamento para no decir nada, aunque si ponen la televisión en mudo parece que está haciendo una elocución brillante. Es que están coacheados, y por lo tanto su coach también se ríe: cobrar plata por enseñarle a hablarle a los nadies, parece un colmo.

 

La justicia se ríe, porque no encuentra nada pero sigue en boca de todos.

 

Los empresarios se ríen mientras comen el flan y tiran lo que les sobra del azúcar quemado, en esta fatídica cultura del derrame.

 

En definitiva todos se ríen menos los nadies.

 

Hay que empezar a plantearse cosas serias, porque como dijo Galeano en el poema que cité varias veces: “Los nadies, los que cuestan menos que la bala que los mata”.

 


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet