Hoy es sabado 19 de enero de 2019 y son las 09:18 hs. ULTIMOS TITULOS: La historia de Leandro, el chico que espera un trasplante de corazón desde hace tres años / El mensaje de despedida de la novia del sueco que perdió una pierna tras ser baleado en un asalto / Las cinco obsesiones de Mauricio Macri en la carrera electoral / Las películas que no te podés perder, según Catalina Dlugi / El lateral que iba a ser de selección, perdió el rumbo y ahora llegó a San Lorenzo / Independiente empezó el año con una sonrisa: derrotó a Gimnasia en Mar del Plata / Otro horizonte para el golf: de deporte elitista a vehículo de inclusión social / Para River, se terminan los festejos y empieza la hora de jugar por los puntos / Rafael Nadal siempre está: avanza en Australia y suma 250 triunfos en los Grand Slams / Mohamed: lo que aprendió del básquet y el fútbol americano, y los técnicos que lo marcaron / Sandro Mareco eligió el camino más lento en el ajedrez, pero ya está dejando una huella / Antonio Mohamed: ?No miren mis goles en YouTube, pregunten qué clase de persona soy? / River Plate-Defensa y Justicia, por la Superliga: horario, TV y formaciones / Difunden imágenes de Carla, la mujer desaparecida en Pompeya / Allanaron la casa del hijo de una de las turistas israelíes desaparecidas en Mendoza / Vecinos de distintos barrios porteños se manifestaron contra el aumento de tarifas / Nicole Neumann: "Con Jimena Barón tuve y tengo la mejor" / Copa del Rey: Barcelona eludió la sanción y tendrá un duro cruce ante Sevilla / Boca se quedó sin coordinador de inferiores: Burdisso despidió a Claudio Vivas / Especializan a penitenciarios que trabajarán en una cárcel modelo para jóvenes adultos /
28 de agosto de 2018
NADIES ANTROPOIDES
Sobre marchas hay una biblioteca llena de libros escritos sobre sus motivos, formas y rituales. Cànticos y humores, pero por sobre todo por sus banderas. Esas que físicamente vemos, y aquellas que están en los corazones de los manifestantes y sólo emergen por sus pupilas. El nuevo fascículo que se agrega a la colección es la marcha de los nadies.

Por Wally Crock

Vivimos años viendo que se hacía visible a los invisibles, pero a ellos no va dedicado este escrito. Pienso en los que, como alguna vez describiò Eduardo Galeano “son los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos”.

 

Corriendo la liebre van, se manifiestan por quitarle los fueros a una senadora culpada de casos de corrupción anterior a que no los haya tenido.

 

Insisto, Cristina Kirchner permaneció dos años sin fueros y no fue presa. Ahora aseguran los nadies que si no los tendría iría a la cárcel.

 

Un ignoto turista me preguntarà si los hechos por los cuales se la acusa transcurrieron desde que volvió a tener fueros, y por ende se escuda en ellos para no presentarse ante la justicia.

 

Le comento, que no. Que son hechos del 2009 y que aun teniendo fueros puede presentarse ante la justicia.

 

Su expresión de sorpresa me interpela a comentarle quienes son estos nadies enonces.

 

Bronca y odio excretan por la boca. Pero no crea que surgieron ahora, son “Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada”, citando a Galeano nuevamente.

 

Antes querían té de ceylán, era un problema de Estado no tener tan magnìfica infusión. Hoy se mueren sin flan.

 

No, la carne es cada vez más cara. No, la fruta se importa. Pero ese no es el problema, lo que ocurre es que en medio del incendio los nadies quieren flan.

 

Que increible que en época de lo light el problema sea un postre con tantas calorías. Igual, sorprende. Era de esperar algo más elaborado, algo que venga del primer mundo, del único que les importa.

 

Para el Gobierno, es bueno que la gente siga a un humorista. Siempre le fue conveniente esa ecuación, cuando Lanata hacía Stand Up y ahora cuando el otrora humorista Casero dice querer flan.

 

Ah, hablando de eso. A la lista de arrepentidos se suma Casero, no lo declaró ante Bonadío pero anda llorando por los medios por las falacias que dijo de la última dictadura. La cual le provocó dar de baja espectáculos y achicar su altar. Altar en el cual adora a su único Dios, voy a ser claro: hablo del dinero.

 

Digo voy a ser claro, porque no se puede hacer eufemismos al respecto. Ya no se puede decir que le gusta juntar los “Rocas” (para referirse a los billetes de 100 pesos), y habrá que hablar de yaguaretés, ballenas, boxitracios, que se yo…

 

Para no hacerlo más extenso, por pudor de los nadies que sinceramente me dan grandísima pena. Cargar tanto odio debe ser difícil.

 

Mientras los nadies hacer marchas, los políticos se ríen. Usan el parlamento para no decir nada, aunque si ponen la televisión en mudo parece que está haciendo una elocución brillante. Es que están coacheados, y por lo tanto su coach también se ríe: cobrar plata por enseñarle a hablarle a los nadies, parece un colmo.

 

La justicia se ríe, porque no encuentra nada pero sigue en boca de todos.

 

Los empresarios se ríen mientras comen el flan y tiran lo que les sobra del azúcar quemado, en esta fatídica cultura del derrame.

 

En definitiva todos se ríen menos los nadies.

 

Hay que empezar a plantearse cosas serias, porque como dijo Galeano en el poema que cité varias veces: “Los nadies, los que cuestan menos que la bala que los mata”.

 


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

RadiosNet
C