Jueves 26 de Noviembre de 2020

Hoy es Jueves 26 de Noviembre de 2020 y son las 20:05 ULTIMOS TITULOS: Oficializan la designación de Cantard somo secretario de políticas universitarias / Alerta por la crecida del Río de La Plata en la costa del área metropolitana y La Plata / Turquía anunció la detención de un sospechoso del atentado en Estambul / El gobierno nacional concedió un anticipo financiero de $3.500 millones a la provincia de Buenos Aires / Indagan a los recapturados por policías baleados en Ranchos y por fuga del penal / El Gobierno designó a los nuevos titulares de la ANSV, la DNV y la CNRT / Francisco: "La lealtad y la fidelidad no están de moda" / El río Paraná descendió 7 centímetros en Victoria, tras llegar ayer a su pico máximo / Dos muertos al chocar una moto contra un paredón de contención del Puente Alsina / El papa Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado en Estambul / Macri derogó el decreto que dispuso devolver el 15% de la coparticipación / Por seguridad cambiaron de celda ocho veces en cuatro días a "El Chapo" Guzmán / Buen tiempo y una máxima de 29 grados en la Ciudad / Macri anuncia la construcción de la autovía en la RN 5 / Independiente y San Lorenzo empataron en la apertura del Torneo de Verano 2016 / "El mundo no busca un líder en Moscú o Beijing, nos mira a nosotros", dijo Obama sobre el Estado de la Unión / Buen triunfo de Ferro sobre Weber en la Liga / La AFA resolvió que el 30 de junio a las 18 se celebren las elecciones / El ministro de Trabajo bonaerense reunió a intendentes y sindicatos para conformar Comisión de Empleo Municipal / Garavano recibió a las Madres del Dolor /

  • 23.9º
  • Soleado

MORON

11 de febrero de 2020

Lucas Ghi: “La deuda económica es alta pero más grave es la deuda social”

Más de 1000 millones de pesos de deuda y con una herencia de deterioro social sin precedentes, Lucas Ghi hace un diagnóstico de la situación en la que recibió el municipio luego de 4 años de gestión del macrista Tagliaferro. “En 2015, Morón no tenía comedores comunitarios, hoy existen 50”, aseguró. Las primeras medidas tomadas por la urgencia.

Luego de cuatro años de macrismo, volviste a asumir como intendente de Morón, ¿cómo fue ese reencuentro?

Sin dudas la postal fue muy diferente a la que dejamos en 2015. Morón no estuvo ajeno al deterioro general que vivió el país en los últimos cuatro años, pero la situación particular del Municipio es un poco más delicada. En lo económico, debemos afrontar una deuda muy importante, con más 1000 millones de pesos que se deben a proveedores de servicios o bienes, que comprometen gravemente el presupuesto para este año.

Y por otro lado, además de la deuda económica, debemos afrontar la deuda social. En el 2015, Morón no tenía comedores comunitarios, teníamos problemas, pero la gente comía en su casa. Hoy en Morón tenemos 50 comedores comunitarios. El Parque Industrial de nuestra ciudad tenía demanda insatisfecha para alojar nuevos emprendimientos productivos, hoy tiene naves vacantes. En estos últimos años cerraron 600 comercios. Son un promedio de 2 trabajadores y trabajadoras por comercio que perdieron su fuente laboral: 1200 empleos solo en la actividad comercial. Todo eso constituye una situación que es muy crítica, y estamos todos los días articulando los esfuerzos tanto con la Provincia como con la Nación para revertirlos.

– Mil millones de pesos de deuda es un número significativo…

Uno dice 1000 millones de pesos y le cuesta establecer una dimensión, porque es mucho o es poco en función de cuál es la unidad de medida, pero te aseguro que es mucha plata. El presupuesto para el ejercicio fiscal del 2019 fue ejecutado en alrededor de 5 mil millones de pesos, si a eso le quitamos las cuentas afectadas a Nación y Provincia, la masa salarial, y la recolección de los residuos de nuestra ciudad, estos más de 1000 millones de pesos representan casi el mismo número que nos queda para operar en un año; es decir, debemos un año entero de lo que usamos por fuera de recolección y personal.

– Qué medidas se van a tomar para afrontar esa deuda?

Hace algunas semanas, a instancias del Departamento Ejecutivo, el Concejo Deliberante declaró la emergencia en varias áreas. En ese marco, se dispuso entre otras cosas la creación de la Comisión de la Verificación de Créditos y Deuda, que tiene como primer objetivo establecer una estimación certera de cuál es el monto definitivo al que nos tenemos que enfrentar. Una vez concluido con ese número podremos establecer plazos, cronogramas y asumir compromisos.

Nosotros nos vamos a hacer cargo de eso pero queremos establecer reglas de juego trasparentes, participativas, confiables y razonables. El principal desafío es establecer el monto certero de la deuda a afrontar, que según estimaciones preliminares superan los 1000 millones de pesos.

 

– Pese a la crítica situación recibida, ¿en qué áreas se pudo avanzar?

Básicamente recibimos un Municipio que no podía dar respuestas a los vecinos y vecinas, pero en estos cuarenta días pudimos poner en marcha el Estado Municipal, con la intención de avanzar todos los días un poco. En primer lugar nos propusimos restituirle operatividad; y estamos de a poco recuperando buena parte del equipamiento que estaba abandonado, fuera de servicio, o retenidos en talleres porque no se pagaba el servicio de reparación. Hoy la Secretaría de Obras y Servicios Públicos está todos los días en la calle realizando obras de mantenimiento y mejoras sustanciales.

– En salud?

Salud es otra de las áreas sensibles sobre las que hubo que intervenir rápidamente. El Hospital Municipal volvió a funcionar, donde logramos recobrar cierta normalidad en el ingreso de insumos y el stock de la farmacia. Quirófanos que estaban inactivos volvieron a ponerse en funcionamiento y se restablecieron servicios completos que se habían desarticulado.

Además, comenzamos con las campañas de vacunación porque había muchas vacunas que estaban retenidas por dificultades administrativas, pero ya llegaron a nuestros centros de atención primaria y avanzamos en ese sentido. Sabemos que falta un montón, pero tenemos la decisión política de volver a poner a la salud entre las prioridades.

– Las cloacas siguen siendo uno de los principales reclamos en la mayoría de los distritos bonaerenses, cuál es la situación en Morón?

Sin dudas es una de las principales demandas a atender. Sabemos el impacto que tiene eso en términos de calidad de vida de las familias de Morón.

En ese sentido nos reunimos con Malena Galmarini, y nuestros equipos técnicos y los de AySA pudieron hacer un diagnóstico muy preciso de la situación en el distrito. Nos encontramos con obras paralizadas que se va a reactivar. En pocos días se comenzará a trabajar en las primeras zonas en Morón Norte para comenzar a dar respuestas. Además, hay un firme compromiso de ella y del propio presidente de la Nación, de volver a poner en marcha estos planes, así que tenemos grandes expectativas de avanzar en la expansión tanto con el servicio de agua corriente, como con el de cloacas.

-En qué otras áreas se pudo avanzar?

A pocos días de asumir, pudimos organizar el plan de colonias de vacaciones, tanto para adultos mayores como para adolescentes y niños

y niñas. Y en un gran esfuerzo conseguimos ampliar sus niveles de cobertura, pasamos a dos meses de vacaciones con más personas que pueden disfrutar de un verano con recreación, deporte, salud, cultura, micros, merienda; poniendo el Estado al servicio de vecinos y vecinas que más lo necesitan.

También estamos trabajando en el área de Seguridad, en lo que tiene que ver con la recuperación de muchas cámaras que, en el marco del sistema de video-vigilancia, estaban fuera de funcionamiento, y la recuperación de móviles que la Policía tenía fuera de circulación por falta de mantenimiento.

-También se declaró la emergencia en Educación por el deterioro de los establecimientos, ¿cuántas escuelas se deben poner en condiciones antes del comienzo de clases?

Nosotros tenemos relevadas 22 escuelas que tienen dificultades, algunas de ellas muy serias, que están siendo objeto de una fuerte intervención en materia de infraestructura. El objetivo es poder llegar a marzo sin ninguna de estas escuelas fuera del circuito, para que cada uno de estos establecimientos pueda comenzar el ciclo lectivo normalmente.

-El día que asumió, anunció que el Municipio iba a privilegiar la producción a la hora de adquirir bienes y servicios. ¿Qué es y cuál es la importancia del programa Morón le compra a Morón?

Desde el Municipio tenemos la preocupación de generar todas las políticas públicas necesarias para tratar de contribuir a la reactivación del mercado local, y en ese marco estamos ideando el programa Morón le compra a Morón.

El Estado Municipal, tiene una capacidad muy significativa de fomentar, desarrollar e incentivar el mercado local a través de lo que cotidianamente se compra. El objetivo es que de esa operatoria no salga un peso de nuestra ciudad, y que sean los propios comercios e industrias de nuestro distrito quienes le provean al Municipio los bienes y servicios que necesita para llevar adelante su plan de gobierno. Lo hacemos, por un lado, para satisfacer el plan de gobierno, pero, por otro lado, también para dinamizar la economía local.

Priorizamos la producción de nuestros comercios, pymes e industrias, y alentamos a que se anoten como proveedores. También es un desafío para este sector, que debe redoblar esfuerzos para poder cubrir todas las demandas que se generan. Estamos muy entusiasmados con este proyecto que presentaremos en breve.

-Otro de los sectores golpeados por la crisis es el de las asociaciones sin fines de lucro, también el municipio puede asistirlos?

Sin dudas. En ese sentido estamos dando continuidad a un programa que para nosotros es muy especial, el Fondo de Fortalecimiento para instituciones de nuestra ciudad, que es una iniciativa que se remonta al año 2016 y que lo sancionamos desde el Concejo Deliberante con el propósito fundamental de acompañar a las instituciones sociales, deportivas, culturales en aquellos años que se habían visto amenazadas por el incremento abusivo de las tarifas. Hoy en día, no solo que lo ratificamos, sino que lo estamos perfeccionando, inclusive dándole más dimensión, dotándolo de más recursos y capacidad de llegada. Somos conscientes del impacto que tiene esta medida en muchas de estas asociaciones no solo al mantenimiento cotidiano, sino a la posibilidad de generar nuevas obras y mejoras.

-En Morón ya se completó la entrega de la tarjeta Alimentar?

Sí, concluimos un operativo conjunto de 72 hs para la entrega de tarjetas en nuestro distrito. Fueron tres jornadas intensas que se vivieron como una reparación. Cumplimos con la palabra empeñada, ya que la lucha contra el hambre es uno de los compromisos que habíamos asumido junto con el presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof. El presidente comenzó a trabajar este proyecto desde antes de asumir y le encomendó al ministro Arroyo articular todos los esfuerzos para que en pocas semanas estuviese vigente en algunas provincias este plan. Nosotros trabajamos para incorporar a Morón en la primera experiencia en el conurbano junto con otros siete distritos.

-Cuántas tarjetas se entregaron en el distrito?

Más de 5900, y estimamos que el total de las personas alcanzadas van a ser alrededor de 11 mil vecinos y vecinas que estaban atravesando una situación muy delicada, y si bien no dejan de tener problemas, comenzamos a cumplir con una demanda que nos interpelaba a todos y a todas, que la mesa familiar volviese a ser un derecho del conjunto y no un privilegio de unos pocos.

La tarjeta no solo tiene el objetivo de garantizar la seguridad alimentaria, sino también que apunta a contribuir a través de la orientación a mejorar la alimentación de las y los beneficiarios, alentando a que puedan ir incorporando carnes, frutas y verduras a la dieta cotidiana de la familia. Y por otro lado estimula el mercado interno y la generación de empleo.

– Cómo es eso?

Se estima que estas 5900 familias de Morón que recibieron su tarjeta, aportarán mensualmente al entramado comercial local alrededor de 30 millones de pesos, lo que generará un incremento en las ventas de los comercios de la zona, y además servirá como estímulo al tejido productivo, para que algunas de las cientos de pymes relacionadas a la producción de alimentos en nuestro distrito vuelva a ponerse en marcha y generen nuevamente puestos de trabajo.

COMPARTIR:

Comentarios