Miércoles 21 de Abril de 2021

Hoy es Miércoles 21 de Abril de 2021 y son las 11:26 ULTIMOS TITULOS: Oficializan la designación de Cantard somo secretario de políticas universitarias / Alerta por la crecida del Río de La Plata en la costa del área metropolitana y La Plata / Turquía anunció la detención de un sospechoso del atentado en Estambul / El gobierno nacional concedió un anticipo financiero de $3.500 millones a la provincia de Buenos Aires / Indagan a los recapturados por policías baleados en Ranchos y por fuga del penal / El Gobierno designó a los nuevos titulares de la ANSV, la DNV y la CNRT / Francisco: "La lealtad y la fidelidad no están de moda" / El río Paraná descendió 7 centímetros en Victoria, tras llegar ayer a su pico máximo / Dos muertos al chocar una moto contra un paredón de contención del Puente Alsina / El papa Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado en Estambul / Macri derogó el decreto que dispuso devolver el 15% de la coparticipación / Por seguridad cambiaron de celda ocho veces en cuatro días a "El Chapo" Guzmán / Buen tiempo y una máxima de 29 grados en la Ciudad / Macri anuncia la construcción de la autovía en la RN 5 / Independiente y San Lorenzo empataron en la apertura del Torneo de Verano 2016 / "El mundo no busca un líder en Moscú o Beijing, nos mira a nosotros", dijo Obama sobre el Estado de la Unión / Buen triunfo de Ferro sobre Weber en la Liga / La AFA resolvió que el 30 de junio a las 18 se celebren las elecciones / El ministro de Trabajo bonaerense reunió a intendentes y sindicatos para conformar Comisión de Empleo Municipal / Garavano recibió a las Madres del Dolor /

CORDOBA

21 de febrero de 2013

Agrupaciones K silbaron ayer a De la Sota

Al gobernador de la Provincia mediterránea se lo vio visiblemente incómodo, como si se quisiera retirar. Aparentemente decidió no quedarse al almuerzo previsto para los mandatarios y, en cambio, volver a su provincia, apenas a dos horas de haber llegado a Salta.

José Manuel de la Sota fue blanco de abucheos, silbidos y cánticos durante el acto que reunió a varios gobernadores en la capital provincial para conmemorar el Bicentenario de la Batalla de Salta. En realidad sorprendió la reaparición del mandatario en un acto con mayoría de gobernadores K.

La silbatina ocurrió cuando el mandatario local, Juan Manuel Urtubey, entregó a su par cordobés, sentado en la primera fila de la ceremonia entre el tucumano José Alperovich y el riojano Luis Beder Herrera, un documento con el decreto que lo declaraba -como al resto de los gobernadores presentes- Huésped de Honor.

En ese momento, representantes de La Cámpora, La Güemes y Corriente Peronista -todos alineados con la Casa Rosada- cargaron contra el cordobés: hubo pitidos, insultos y fuertes gestos de reprobación.

“Che gorila, che gorila, no te lo decimos más, si la tocan a Cristina, qué quilombo se va a armar”, corearon los militantes durante unos segundos.

Al gobernador de la Provincia mediterránea se lo vio visiblemente incómodo, como si se quisiera retirar. Según pudo saber Infobae, decidió no quedarse al almuerzo previsto para los mandatarios y, en cambio, volver a su provincia, apenas a dos horas de haber llegado a Salta.

De la Sota aseguró ayer que los abucheos que recibió en Salta fueron proferidos «por unos pocos barras bravas de La Cámpora».

Tras recibir reprobaciones de la agrupación kirchnerista, debido a su enfrentamiento con el Gobierno nacional, se refirió al tema por Twitter. «Fui a Salta, invitado por el gobernador (Juan Manuel) Urtubey, a homenajear a Belgrano y me encontré con unos pocos barras

bravas de La Cámpora», publicó. No obstante, De la Sota agradeció a su par salteño la invitación. «Eso no es nada frente al afecto de la gente y la generosidad del gobernador salteño». «Gracias Juan Manuel por tu invitación!», agregó.

De la Sota había llegado tarde al acto, con lo que evitó mostrarse con el vicepresidente Amado Boudou, quien representó al Gobierno en la ceremonia y ofició de orador central.

Durante toda la mañana se especuló con la posibilidad de que Boudou pudiera ser objeto de reprobaciones por parte del público, como sucedió semanas atrás en Santa Fe.

En diciembre, la ministra de Industria de la Nación, Débora Giorgi, fue silbada en Córdoba durante un acto en una automotriz que compartía con De la Sota.

El hecho motivó un fuerte cruce entre el kirchnerismo y el gobernador, que avivó las tensiones que mantienen ambas partes a propósito de la deuda que esa provincia le reclama al Gobierno, asunto que llegó a la Corte Suprema.

En realidad la figura de De la Sota emergió como la del gobernador más enfrentado con el kirchnerismo, mientras quel a ausencia más destacada fue la del bonaerense Daniel Scioli, quien se abstuvo de concurrir con la justificación de que en la Provincia debe buscar una salida al conflicto docentes ante el inminente inicio de las clases.

COMPARTIR:

Comentarios